A Mi Manera. Música en Prime Time

a mi maneraEs de agradecer, en los apesadumbrados tiempos que nos ocupan para cualquier pequeño espectro salpicado con algo de Arte y Cultura, que se nos aparezcan regalos televisivos como el programa de televisión A Mi Manera, espacio que desde hace apenas un mes emite la cadena de televisión La Sexta en horario Prime Time.

Ver ahora!Descargar ahora!

Su carnicero favorito sin duda presupone que su devota clientela al menos es conocedora de la temática del programa, ya que la afición por la más grande y bella de las magias al menos ha de provocar que algo de curiosidad crezca en sus seseras cuando es la música el motivo central de un nuevo programa.

Para los que no estén familiarizados con el formato, les adelanto que es algo así como una especie de Gran Hermano sin mierdas, edredoning, ni morbo alguno, salvo todo el que despierte el interés musical. Seis artistas, de muy diferente condición, con el nexo común de arrastrar a sus espaldas una carrera larga y consolidada, conviviendo juntos, recordando momentos y épocas, anécdotas y amigos artistas en común, que arropados por una banda de lujo, entre los que figuran músicos de la talla de Marcelo Fuentes, Osvi Greccos o Ricardo Marín, se dedican a homenajearse mutuamente interpretando en vivo y en directo los unos canciones de los otros.

La elección de los artistas (a saber: Marta Sánchez, Sole Gimenez, Mikel Erentxun, Antonio Carmona, Manolo Tena, y Nacho García Vega) podrá ser del gusto o disguto de cada uno, pero sin duda es un grupo generacional, más cercano a aquella generación de finales de los 80 y mediados de los 90, que de una u otra manera, con mayor o menor fortuna, firmó una época irrepetible en el pop español, quizás con la excepción del algo más joven que el resto David DeMaría.

Como les comentaba anteriormente, quien despieza la mejor carnaca desde el mostrador de este humilde carnicería para ustedes, sabe de muchos amigos, y conocidos músicos y melómanos, que no podían dejar pasar la oportunidad de, al menos, asomarse al formato cuando es la música, tan maltratada en la pequeña pantalla, quien toma las riendas de un nuevo programa. A través de las redes sociales me disgustó enormemente la falta de respeto de algunos jóvenes y prometedores artistas extremeños soltando pestes sobre mi idolatrado Erentxun y compañía.

Quien suscribe no quiso hacer comentario alguno porque casi lo considera una batalla perdida, pero no recuerdo, a pesar del conflicto generacional, a colegas coetáneos faltando al respeto a los grupos punteros de nuestra región de antaño, porque cada época es irrepetible, y las circunstancias muy diferentes, y a la hora de la verdad, lo único que cuenta es el legado musical.

Cuando pienso en canciones tan increíbles y entrañables de Duncan Dhu o Nacha Pop, o temas maravillosos de Presuntos Implicados, me duele que existan quienes, ostentando un don para la música, se dediquen a menospreciar en lugar de aprender y valorar.

Pero lo importante es que aún existan quienes se atrevan a producir un programa como A Mi Manera, en donde no nos muestren el culo o las tetas operadas de la pedorra de moda de turno, o a Belén Esteban en chandal gritando “¿Me entiendes?”. Solo música, anécdotas musicales, entrevistas musicales, recuerdos musicales, vivencias musicales…, en definitiva, una parte de la vida de muchos, y aunque parezca una contradicción, no solo musical.

Bien es cierto que algunas versiones son más acertadas que otras, que algún comentario de alguno pueda ser más o menos acertado, o que la actitud de alguno de ellos esté lejos de ser políticamente correcta. Como siempre, para gustos los colores. Pero desde el mostrador de esta carnicería sin duda aplaudimos y damos la bienvenida a la música (no confundir con engendros como La Voz u Operación Truño) en prime time.

Sería interesante que los productores de este afortunado formato, A Mi Manera, probaran una temporada en la que los protagonistas fueran aquellos músicos indies que también protagonizaron un momento muy especial en la historia de la música española, como miembros de Los Planetas, Australian Blonde, Los Hermanos Dalton o Manta Ray. ¿Y por qué no? Incluso aquella mítica generación setentera con miembros de Asfalto, Obus, Leño, Medina Azahara y compañía. Sin duda, para los amantes de la música sería entretenido, mágico, interesante e instructivo. Yo aún diría más, mi querido Hernández, ver, oír y cantar… es nuestra divisa.

Contacta conmigo desde [email protected]

http://enriquefalco.blogspot.com.es/

 

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *