Antonio Murga y La Caja de Pandara

antonio murga

La verdad es que con Antonio Murga tengo unas cuantas cosas en común:

Descargar ahora!Ver ahora!

1) Él es de Sevilla, yo soy de Badajoz (en gran parte de mi cuerpo y alma, del Sur de Badajoz). Así que seguramente compartiremos en alguna ocasión el gazpacho y las espinacas con garbanzos, regadas con cerveza Cruzcampo. Espero que sea pronto porque no nos conocemos todavía personalmente, sólo a través de grabaciones conjuntas y de internet, y se ve que es un tipo simpático y agradable, aparte de un músico admirable.

2) Antonio Murga es autodidacta y vocacional, igual que yo.

3) Además, le gusta el Rock, y el Punk Rock (algo no muy común entre los improvisadores libres, al menos los que yo conozco). Además, el amor por el Rock viene también a partir de una armónica. A él se la regalaron a los 8 años. Cuando yo era un adolescente imberbe, vi, creo que fue el primer concierto al que asistí, al armonicista y cantante del grupo Mermelada, vestido con un traje blanco y de espaldas en el escenario, mientras sus compañeros comenzaban a tocar. Cuando vi esa imagen, mi primer pensamiento fue que yo de mayor querría ser como ese tipo. Tengo esa imagen grabada en la cabeza, y bueno, creo que sí, que en parte he conseguido mi objetivo.

4) Y la pasión por la improvisación libre.

Hace tiempo que ya había oído hablar de él. Juan Crek, de Macromasa, me dio un ejemplar de La caja de Pandara, un recopilatorio de dúos con distintos y diversos improvisadores, bastantes de ellos conocidos para mí, y con los que he compartido escenario en alguna ocasión. Y claro, pues me entraron ganas de participar en proyectos como ese.

Escucha “La Caja de Pandara”:

Hasta que hace pocos meses por fin me puse en contacto con Antonio Murga, y pude colaborar con una pequeña pieza a la que le tengo mucho cariño: Preludio en una tonalidad desconocida para mi. Y una pequeña colaboración en La apología de los insectos. Esto dio pie a otra colaboración para una nueva recopilación, La caja de Pandara vol.3.

La pieza que he hecho a medias con Antonio Murga se llama Fuckin’ Tango, una pieza que al oírla me recordaba al tono de feria del “Mr. Kite” del Sgt. Peppers, y al toque experimental del Swordfishtrombones de Tom Waits (que dicho sea de paso, fueron dos discos que me abrieron la mente y que me animaron a bucear para encontrar otros tipos de música). En este Fuckin’ Tango he aportado un poco de percusión, de piano y contrabajo, y Antonio le ha puesto unos teclados psicodélicos que te hacen ir al mundo de La Parada de los Monstruos.

Pues bien, en resumen, el conocer a Antonio Murga ha sido una de las mejores cosas que me han pasado estas últimas semanas. Espero que podamos tocar y grabar juntos en más de una ocasión. La verdad que esto de hacer música a través de internet es muy divertido. Sí, señor!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *