Australian Blonde, una banda infravalorada

Este mes, en esta sección de discos raros que ofrecemos en La Carnicería Sanzot, continuamos con esta particular oferta que tan ricamente está degustando nuestra exclusiva clientela, y en esta ocasión hablamos de Australian Blonde.

australian blondeSu servicial carnicero, quien siempre filetea con gusto la mejor carnaca mensual, ha afilado celosamente sus cuchillos, ya que el género que presentamos realmente lo merece.

Sin duda alguna, a pesar de haber sido uno de los grupos más importantes y representativos del Indie español, Australian Blonde siempre ha permanecido como una formación infravalorada. Algo que haría llevarse las manos a la cabeza a cualquiera que tuviera la fortuna de descubrir a día de hoy su pasada discografía.

Quizás, tras el petardazo de salida de aquel famoso Chup-Chup o el recordado video de Pepsi, hubo quien no se interesó en mirar más alla de un grupo que siempre ofrecía lo más importante: excelentes canciones.

El disco raro de Australian Blonde: Extra (1998)

El disco que hoy nos ocupa, “Extra” (1998), estaría sin duda en mi particular Top3 de los mejores y más exquisitos discos de aquella fascinante década noventera.

Tras fichar por una multinacional, el fiasco que supuso su disco homónimo “Australian Blonde” (1996), y no pudiendo haber repetido el éxito de Chup Chup, el grupo se tomó muy en serio su vuelta al estudio. Presionados quizás por su discográfica, y heridos en su amor propio, decidieron ir a por todas y grabar un álbum en el que cada canción pudiera ser un single de éxito.

Así se engendró “Extra”, sin lugar a dudas el mejor trabajo del trío (prácticamente cuarteto con el productor Paco Loco).

Desde los primeros acordes de la preciosa y melódica Sebastopol, uno comienza a percibir que se dispone a escuchar un gran disco. Fran Fernández (hoy conocido como Francisco Nixon) recorre con su particular voz temas como Cool Dive con estribillos imposibles de no tararear, amparado además con un video clip grabado en New York, deberían haber conducido el disco hacia cifras de superventas.

Incomprensiblemente, las ventas de discos no aumentaron, y los propios miembros del grupo tuvieron que asimilar que si con un disco tan excelente y comercial no lo conseguían, ya no habría manera humana de llevarlo a cabo.

Personalmente lo definiría como un disco muy Beatles y con grandes referencias a grupos como Beach Boys, ambos grupos están presente en los coros y teclados de Here i come o la maravillosa Drew & Cheri.

Tito Valdés, el bajista, que ya viene pidiendo espacio desde el anterior disco, asume responsabilidades aportando sus propias canciones que defiende en la voz principal de manera extraordinaria, aportando un nuevo aire al sonido del grupo. Temas como No Time, de gran frescura, o Enough, en donde se acercan al Noise Pop, son el resultado de algunas de sus grandes contribuciones.

Para finalizar, pero no por ello menos importantes, la colección de canciones consecutivas que forman Suzanne, Black y Molécula Gogo con pinceladas de enorme calidad de Paco Martínez en los ritmos y compases, en los que podemos apreciar influencias de grupos como Smashing Pumpkins o Placebo.

La canción homónima de este disco de Australian Blonde, Extra, junto con This is tearing me apart, a pesar de sonar de manera más que aceptable son quizás las más flojas de un trabajo en la que la mayoría de temas brillan a gran altura.

Para terminar, una gran genialidad: Slow Down, construída con una excelente línea de bajo sobre un sampler del tema Strawberry Fields de The Beatles, creando una atmósfera inquietante para cerrar (también con corte psicodélico como la bella y extraordinaria canción original) nuestro disco raro de hoy.

Es incomprensible que un disco de semejante talla ni siquiera esté disponible por ejemplo en Spotify, y que en algunos medios ni lo mencionen al rememorar sus éxitos discográficos.

Otro disco raro, incomprendido, diferente, realmente fantástico, que nos eleva en un viaje no tan lejano en lo que había cosas más importantes que el culo de Beyoncé o los triunfitos de turno. Escúchenlo, y que el diablo me haga tragar la barba si no se convierte en su favorito de la discografía de los Gijonenses.

Aquí te dejamos más información sobre Francisco Nixon, uno de los componente de Australian Blonde:
Ver Facebook de Francisco Nixon
Ver Twitter

Encontrarás más artículos sobre otras bandas y sus discos raros en el siguiente enlace:
VER MÁS

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *