Avenged Sevenfold, reseña de su disco “The Stage”

avenged sevenfoldAnalizamos el disco “The Stage” de los californianos Avenged Sevenfold

Otra vez Avenged Sevenfold, banda natal de California nos vuelve a sorprender con lo que es considerado su mejor disco desde el City of Evil del 2005.

Después del polémico Hail to the King, Avenged Sevenfold decidió tomarse un tiempo y pensar en el siguiente disco, el cual sería el sucesor del mismo. Muchos pensaron que el nuevo disco se demoraría bastante pues la alineación no daba noticias de ningún nuevo proyecto.

Descargar ahora!Ver ahora!

Pero cuando la banda sacó el video del tema “The Stage”, enseguida las redes sociales se inundaron de comentarios y expectativas. ¡Un mes tenían que esperar los seguidores de esta banda para conseguir el disco! A finales de noviembre, el dia 28, los californianos lanzaron su nuevo trabajo discográfico titulado The Stage, y como si de una broma se tratara, ese mismo dia lanzaron también la portada del disco, así como el track list de su séptimo álbum de estudio. ¡Todo en un mismo dia!

Definitivamente, Avenged Sevenfold decidió darle a todos sus fans una gran sorpresa. Y no es para menos, The Stage es ya considerado uno de los discos más especiales jamás lanzado en toda su carrera.

En comparación con su antecesor, Hail to the King, este nuevo disco es mucho más personal y del cual la banda requirió más tiempo del normal para crear este disco. Eso sí, esto llevó a que M. Shadows, Zack y los demás integrantes de la alineación tuvieran que exprimir todas sus ideas para elaborar cada canción.

Programa de afiliados

Musicalmente hablando, cuando uno escucha el disco no pareciera que estamos escuchando a aquellos tipos que, años atrás, hicieron reventar escenarios enteros con trabajos como “Sounding The Seventh Trumpet” y “Waking The Fallen”, y quienes nos traerían temazos como “Bat Country”, en donde hacían gala de su enérgica juventud.

Otra de las cosas a destacar es que en este disco la banda deja a un lado su manera habitual para entrar en terrenos más profundos como el Progresivo y el Heavy Metal. Eso sí, exploran estos terrenos a un nivel más extravagante del normal, y le añaden su toque de Metalcore, característico de sus anteriores discos. A todo esto se le añaden conceptos tan disímiles como son la inteligencia artificial, el desarrollo de la robótica y el consecuente futuro de la humanidad.

Esto podemos apreciarlo si escuchamos “The Stage”, el primer tema del disco. Con ocho minutos de duración y la poca velocidad sonora, estamos ante un tema más bien oscuro y muy poco común en cuanto a la musicalidad de Avenged Sevenfold a la que nos referimos.

Musicalmente es un tema en el que destacan las guitarras de Zacky Vengeance y Synyster Gates (uno de los mejores guitarristas de estos tiempos) y, guiados por la enfurecida forma del nuevo baterista Brooks Wackerman (ex Bad Religion), hacen que de esta mezcla se expandan poderosos y precisos riffs y todo esto matizado por un luciente M. Shadows, quien hace galas de su voz en un sonoro, adornado y muy bien llevado estribillo. ¡Toda una explosiva atmosfera rockera!

Pero la estelar voz de M. Shadows llega a su momento cumbre justo a la mitad del tema cuando, durante el potente solo de la guitarra, hace gala de un increíble registro acústico que nos cautiva, para luego darle paso a una lluvia de clásicas guitarras que nos deja con un sabor de boca fenomenal. Todo esto hace de este tema uno de mis favoritos.

Una de las más sublimes valías de The Stage es el ver cómo en este disco la banda californiana saca a relucir la velocidad como nunca. Nada mejor para apreciar esto que el empezar de “Paradigm”, el cual arranca de una manera bestial para después dejarnos deleitar con un muy melódico estribillo, y algún que otro registro gutural por parte de M.Shadows. Bien que este tema pudiera, muy pronto, convertirse en unos de los clásicos de la banda, al igual de temazos como “Almost Easy” o “Afterlife”.

Otro de los temas que tampoco se queda atrás en cuanto al lado más oscuro del disco es “Sunny Disposition”. Al escuchar este tema, cuando menos te lo esperes se irá transformando en una especia de Jazz maligno, alternando entre ritmos decadentes y más veloces.

avenged sevendoldPero si de dar caña se trata, nada mejor entonces que lanzarse de cabeza contra “God Damn”, con la que entre los blast beats explosivos de batería y puros guitarrazos que parecen brincar entre lo eléctrico y lo acústico, no nos permitirá descansar en ningún momento. Sin duda, estamos ante uno de los mejores temas del disco, entre otras cosas, gracias a la manera en que combinan diferentes estilos del Metal, entre ellos el Trash, que destaca de manera bastante notable.

“Creating God” es uno de estos temas que te atrapará hasta lo más profundo. Vale destacar la remolinesca melodía presente en toda la composición, y también la presencia de mucho “groovie”, justo antes del estribillo. Lo anterior dicho se asemeja mucho al Hail to the King, así como los demoledores riffs que nos recuerdan algo parecido a Nightmare. Todo esto acompañado de un enorme riff de guitarra.

Entrando ya en la mitad del álbum llega, a mi entender, lo más difícil de asimilar, pero sin ofender, los temas restantes son muy buenos llegando incluso a tener momentos sobresalientes en el disco. No obstante, esto me recuerda a lo que me pasó con Nightmar, y es que a Avenged Sevenfold le gusta usar baladas y medio tiempo siempre a la mitad del álbum y hasta el final del mismo. Esto es algo para lo que hay que poner mucho ahínco para poder disfrutar del álbum, pero al final uno se percata que ha valido la pena.

La primera de estas baladas es “Angels”, un tema bastante agreste y lleno de opacos sonidos de guitarras, así como desconsoladas sombras saliendo de la triste y agonizante voz de M. Shadows.

Seguimos con “Simulation”. A pesar de que el primer minuto y medio tiende a confundirnos, no es así. Distante de ser una balada (aunque algo enigmática en este tema) debido a la ligera persecución, es causante de la destrucción de una atmósfera pseudo-psicotrópica, para adaptar nuestra escucha hacia un tema al más característico estilo de Avenged Sevenfold, algo que seguro no defraudará a los viejos fans.

Otra de las canciones que nos confunde es “Higher”. Con un empezar que te llega a engañar de nuevo, rápidamente no demora en romper otra vez en una canción plagada de potencia y melodía, arrastrándonos hacia un estribillo bastante empalagoso, debido al fácil tapping de guitarras, lo que nos permite encarar con facilidad.

Estamos ante la madre de las baladas de este disco: “Roman Sky”, con un sabor bastante añejo que nos hace recordar aquellos sonidos de los años 70 y 80, matizado esto con sonidos orquestales que ratifican la etérea atmósfera de la música.

Ya casi cerrando el disco, nos llega “Fermi Paradox”, un tema bastante llamativo. Es asombrosamente brutal cómo se puede apreciar ese estallar thrasher, que queda mezclado por el efecto tan curioso de una batería que lanza hacia el blast beat, y el escuchar una voz ralentizada de M. Shadows, que hace del ritmo de esta canción una perfecta acentuación de los efectos del tema sobre nosotros.

La cima del disco, el momento cumbre y, sin duda, el track más atrayente del álbum. Y no es para menos, pues “Exist” constituye la canción más larga de la historia de la banda californiana. Con 15 minutos y 40 segundos, estamos en presencia de un majestuoso tema, y la vez constituye un tesoro en sí mismo.

De su extensa duración, 12 minutos son puramente instrumentales, empezando por una introducción donde podemos apreciar un sonido parecido a un órgano, y que luego nos va introduciendo a una lluvia de riffs y solos característicos del Metal Progresivo (toda una delicia para nuestros oídos), esto barajando con una hermosa parte acústica en la que el vocalista hace galas de su registro vocal, y para terminar un torrente de riffs guitarrísticos, una renovadísima técnica percusionista de Brooks Wackerman y los sonidos procedentes de los sintetizadores y teclados que, acompañado de un pequeño discurso del científico y astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson, le dan a este tema un magistral final, para no olvidar.

Por decirlo de otra manera, estamos ante uno de los temas con mejor instrumentalidad del disco, debido claro a la extensa duración del mismo.

No quepa la menor duda de que The Stage muestra un proceso de madurez realmente maravilloso (digno de los grandes). A pesar de que Avenged Sevenfold no han olvidado quiénes son y saben cómo complacer a sus más fieles seguidores, nunca han dejado de innovar y agregarle frescura a su quehacer musical al explorar nuevos terrenos desconocidos. Dando como resultado creaciones de tal magnitud entre las que encontramos “Strength of the World”, “M.I.A” o “A Little Piece of Heaven”.

Sin embargo, con The Stage los californianos han ido más allá de lo habitual, al traernos un disco bastante trabajado con un sonido mucho más serio y profesional, con un diáfano sentido, y lo más importante, sin dejar la melodiosa faceta que siempre los ha caracterizado.

Todo el que pueda escuchar este disco de principio a fin, notará que le resultará un poco difícil entender el mismo. Al principio podrá resultar algo chocante y de vez en cuando desconcertante, pero si se le presta la atención requerida, disfrutar y vivir este disco será todo un show inolvidable.

Conmovedor, apasionante, asombroso, abundante melodía, vigor, belleza, caña, baladas… The Stage es todo esto y mucho más. A esto debemos añadirle el magnífico trabajo de producción a cargo de la banda y en complicidad con Joe Barresi (Apocalyptica, Queens of the Stone Age, Coheed and Cambria) y, de destacar el excelente trabajo desempeñado por parte de los integrantes de esta alineación, de los cuales Synyster Gates y Wackerman merecen todo el reconocimiento.

En cuanto a M.Shadows, se nota cómo los años han pasado y su voz no es la misma de hace 10 años atrás, pero esto no le impide mostrar sus dotes vocalisticas a la altura que se espera de él. Y también que el bajista Johnny Christ podría haber realizado un mejor trabajo.

Resumiendo, a pesar de ser un gran seguidor de esta banda californiana, jamás pensé en ver un disco de este calibre con la estampa de los Avenged Sevenfold.

Como dije al principio, no quepa la menor duda de que estamos ante su mejor trabajo desde City of Evil del 2005, y eso sin lugar a dudas merece el reconocimiento y apoyo de los más devotos de la banda.

¡Ojalá y en futuro la alineación californiana nos traiga más sorpresas!

Alineacion Avenged sevenfold
M. Shadows / Voz
Zacky Vengeance / Guitarra, coros
Synyster Gates / Guitarra, coros
Johnny Christ / Bajo, coros
Brooks Wackerman / Batería

Track list
(con enlaces directos a Youtube para ver los videos)

1. The Stage (8:32)
2. Paradigm (4:18)
3. Sunny Disposition (6:41)
4. God Damn (3:42)
5. Creating God (5:34)
6. Angels (5:40)
7. Simulation (5:31)
8. Higher (6:28)
9. Roman Sky (5:00)
10. Fermi Paradox (6:30)
11. Exist (15:41)

Más información sobre Avenged Sevenfold en los siguientes enlaces:

Ver Web
Ver Facebook
Ver Twitter

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *