La Ciudad de la Música y Pedro Bote

Pedro Bote Torres, nacido en 1868,  fue uno de esos hombres que dejan su impronta al entregarse a los demás tratando de enriquecer el nivel cultural de un pueblo. Llega en su juventud a Villafranca de los Barros, y encuentra el caldo de cultivo favorable para compartir sus inquietudes musicales, influir y convencer.

Descargar ahora!Ver ahora!

pedro botePedro Bote no era un profesional de la música, pues trabajaba como contable en una fábrica de harinas, pero sus conocimientos del noble arte y su enorme pasión, le llevan a contactar con quienes tenían esa misma afición. Músicos de toda índole y condición, instrumentistas de viento, de pulso y púa responden a la llamada, y tras quedarse tempranamente viudo, compagina su trabajo con  su enorme pasión, y crea una agrupación que al poco tiempo el Ayuntamiento de la localidad adopta como Banda Municipal de Música.

De su iniciativa parte no solo el nacimiento de la Banda, que consigue hasta 28 instrumentistas, sino también una estudiantina, una Coral y, en fin, diversas orquestinas que amenizan fiestas y acontecimientos en Villafranca, quedando en el reconocimiento de todo el vecindario la gratitud a Pedro Bote hasta su fallecimiento, ocurrido en 1930.

Es así que Pedro Bote pone el germen para que transcurridos los años, y multiplicadas las agrupaciones e instituciones de carácter musical, sea la villa pacense de Villafranca de los Barros, reconocida por la Junta de Extremadura, en octubre de 2.002, como “Ciudad de la Música”, título honorífico que orgullosamente ostenta.

No tiene por qué extrañar que sesenta y tanto años después de su fallecimiento, el recuerdo de Pedro Bote Torres se mantuviera en la memoria del pueblo. A veces es más importante el luchar por despertar una conciencia hacia la cultura, en este caso musical, que el ser un artista excelente si solo se trabaja para uno mismo.

Y en esa memoria siempre viva, el Ayuntamiento de Villafranca de los Barros crea en 1998 el Certamen de Jóvenes Intérpretes “Pedro Bote”. Certamen que trata de premiar la excelencia en jóvenes músicos, menores de 31 años, de todas las especialidades instrumentales estudiadas en los conservatorios, pudiendo participar tanto solistas como agrupaciones de cámara.

pedro botePrimero, como concurso regional y, pasadas las ediciones, se convierte en Certamen Internacional. Certamen que acaba de celebrarse el pasado noviembre en su XIX edición, y que ha concluido con el triunfo de la violinista lituana Rolanda Ginkute, que ganó el primer premio (8.000 euros y gira de 5 conciertos), la soprano malagueña Alba Moreno (4.000 euros y gira de tres conciertos), y tercer premio para el Trío Mozart (violin, violoncello y piano), que se llevan 2.000 euros y también gira de conciertos. Idéntico premio para la violinista gaditana Regina Laza-Pérez Blanco.

Premios obtenidos por estos jóvenes intérpretes elegidos entre los 24 participantes de esta XIX edición. Edición, como todas, muy competida, difícil para valorar a los concursantes  cuando se mezclan intérpretes de diversas especialidades que pueden ser todos buenos, pero que el gusto y preferencias del jurado tiene mucho que decir. Es así una gran labor para promocionar a jóvenes y talentosos intérpretes, y el Certamen de música más importante de Extremadura, que, como no podía ser menos, asume la bien llamada “Ciudad de la Música”.

Siguiendo el tema de promoción musical. No quiero dejar de reseñar el nombre de Julio García Casas, músico frexnense reconocido por la Unesco en diciembre de 1997 con la Medalla Mozart, por su ejemplar labor en Juventudes Musicales de Sevilla y Andalucía, su contribución al desarrollo jurídico de la Federación Internacional de Juventudes Musicales, y en agradecimiento al apoyo prestado a la Presidencia Española del Consejo Internacional de la Música.

El concertista, persona excelente, sencilla y trabajadora con muchos reconocimientos en su haber, falleció el pasado mes a los 82 años. Quienes le conocimos de cerca estimamos su labor en pro de la música, su cercanía y valores humanos. Descanse en paz.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *