Claves para escribir grandes canciones

escribir

Prácticos consejos para escribir letras de canciones geniales

por Brandon Miller

Aunque no existe una única manera o la fórmula perfecta para escribir letras geniales, hay algunos puntos clave que debes recordar para asegurarte que tus letras están bien construidas, además de ser únicas y cautivadoras. Lo más importante es captar la atención de tus oyentes desde las primeras líneas y mantenerlos enganchados al desarrollo de tu canción hasta las últimas notas.

Las palabras en realidad son música

Y las mejores canciones pueden ser memorizadas y cantadas simplemente con la melodía, la rima y el ritmo de las palabras.  Con letras bien escritas la instrumentación de una canción queda abierto a infinitas variaciones y puede ser cambiada con el fin de adaptarse a cualquier estilo musical o arreglo artístico. En otras palabras, una gran canción podría ser claramente recordada sólo por sus palabras.

Escribe lo que ves, no lo que sientes

Lo que quieres mostrar al oyente es el sentimiento de tu canción a través de descripciones, de la narrativa y del estilo del directo y no contar literalmente cómo te sientes. Si solo cantas sobre cómo te sientes es aburrido y no permites al oyente penetrar en tu canción con su propia imaginación. Usa simbolismos, personajes y acciones como vehículo de tus emociones. Igual una fotografía interesante, la letra de una canción debería poder ser interpretada subjetivamente por diferentes personas y seguir siendo capaz de recordarnos objetivamente a su creador artístico.

Utiliza el título como gancho

Por ejemplo Bruce Springsteen en su canción “The Streets of Philadelphia” usa el título como gancho, haciéndola más pegadiza y directa. Muchos cantautores usan tácticas simples para atrapar al oyente y hacerle memorizar la canción, evitando complicaciones. Lo mejor es poder decir muchas cosas con la menor cantidad de palabras posible, pero no es sencillo conseguir ser ambas cosas, pegadizo y único. Es muy útil utilizar un diccionario y theasaurus como herramientas cuando se está buscando la palabra adecuada y no es un fraude ni te hace menos artista.

formacion premium
La importancia de las primeras líneas

Las primeras estrofas de una canción son el primer contacto que tiene quien la escucha y lo que tu quieres es que continúe haciéndolo. Ésta es una parte importante, que debe llevar la canción a una dirección clara y debe preparar el terreno para el resto de la canción. Tus primeras líneas tienen que sorprender al público y hacerles preguntarse qué es lo que va a pasar a continuación.

Apuesta por la brevedad, frases simples y concretas

No debes usar palabras complicadas o palabras que te cueste pronunciar o entender. Tienes que buscar palabras que se aproximen a lo que quieres expresar de la forma más específica, corta y simple. Lo cual puede ser de una forma abstracta y a la vez atractiva.

Construye una trama en torno a los coros o el estribillo

Puedes construir una historia o varias en torno los coros o el estribillo. Mientras la canción progresa de atrás hacia delante, entre los versos y los coros se crea un impulso para tu narración. En otras palabras, debes ver los coros como una forma de concluir la trama de los versos. Por ejemplo, en el tema de Bob Dylan Desolation Row sus personajes cuentan diferentes historias dentro de la canción y ninguno de ellos va, viene o vive en la Fila de Aislamiento (Desolation Row).

Usar la técnica del monólogo interior y aprovechar lo inesperado

A veces las mejores frases llegan a los escritores cuando se dejan llevar intentando buscar las palabras adecuadas y simplemente escriben el flujo de palabras y pensamientos que pasa por sus mentes. Más tarde pueden seleccionar y escoger de esa compilación de palabras sin sentido las que les parezcan tener más interés lírico. Para tener una lírica atractiva deberías incorporar un elemento inesperado. Algo abstracto o absurdo dentro de una frase poética puede ser emocionalmente satisfactorio para el receptor, porque sirve para la canción a pesar de no tener sentido lógico.

Crea tu cuenta gratuita

Crea tus propias palabras o lenguaje

Yo escucho música en diferentes idiomas que no puedo entender y aun así la voz y las palabras siguen surtiendo efecto en mí. ¿Por qué no inventarte tu propio idioma o tus propias palabras para tu música? La banda islandesa Sigur Ros canta en un idioma propio de sonidos etéreos que ha cautivado a una numerosa base de seguidores por todo el planeta y nadie entiende sobre qué cantan.

Haz distintos borradores una y otra vez

Escribe y reescribe y vuelve a escribir de nuevo. Nunca te des por vencido intentando averiguar la mejor forma de completar las estrofas de una canción y prepárate para interminables ampliaciones y revisiones. Una canción nunca se ha terminado hasta que es grabada e incluso entonces no está acabada del todo. Hay veces que una canción requiere años para ser escrita y puedes dejarla y volver a ella más tarde, a veces con una perspectiva renovada. Lo mejor de escribir canciones es que siempre puedes volver y cambiar tus palabras, por que las palabras flotan literalmente en el aire.

Encuentra las palabras que encajen con la música

Usar palabras con una construcción natural poseen un tempo más suave y son más atractivas. Las palabras con muchos sonidos consonates pueden sonar rudo y no quieres usar palabras que se queden atascadas en tu garganta. Lo que quieres es que todo el mundo sea capaz de mover los pies a través del ritmo y cadencia de tus letras.

Haz de un tema universal algo único

Por ejemplo, el ‘Amor’ es un tema universal, pero puede ser muy aburrido escribir o escuchar sobre él, porque ya está muy usado. Entonces ¿cómo puedes hacerlo único y atractivo? Ahí está el desafío de ser escritor. Como ya está todo inventado, tienes que desarrollar tu propio estilo para escribir sobre temas desgastados.

Escribe sin un instrumento

Si normalmente escribes con un instrumento prueba a escribir sin él. En vez de eso escribe las letras sin tener en cuenta la música o pensar en la instrumentación. Lo que quieres es que tus letras funcionen como canción, incluso sin la música. Si las escribes sin música, éstas pueden redondearse y permanecer en su cadencia y rima. Las letras bien escritas deberían ser fáciles de recordar sin la música que las acompaña. El ejemplo del tema Don’t You Mind People Grinnin’ In Your Face de Son House, en el que solo canta y aplaude es inolvidable.

Puedes escribir sobre calquier cosa en el mundo, pero lo realmente satisfactorio es que la gente cante aquello que has escrito y que conecten con tu canción. Como simple regla, recuerda que las grandes letras son fáciles de recordar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *