Django Reinhardt, el genio del Jazz Manouche

En esta ocasión voy a hablaros de Django Reinhardt, un personaje tan misterioso como fascinante.

Es difícil hablar con exactitud de los hechos de su vida, puesto que en torno a su persona se han contado muchas historias que a menudo ocultan la verdad. Se ha convertido en un mito, y ya se sabe lo que pasa con los mitos… que se nos van de las manos.

Django Reinhardt, un genio analfabeto

django reinhardtPersonaje carismático, siempre con el pelo engominado, tenía la voz grave y siempre se movía pausadamente. Portaba un fino bigote y un eterno cigarrillo en la comisura de los labios, y le gustaba llamar la atención por su forma de vestir, siempre con sombreros de ala ancha de colores muy vivos, y pañuelos, también vistosos, atados al cuello.

Al ser analfabeto en palabras, buscaba siempre la altanería y la arrogancia para no sentirse inferior; sin embargo, también era un tipo muy generoso y sensible.

Cuando le hacían un contrato, al no saber ni leer ni escribir, tenía miedo de ser engañado, por lo tanto siempre pedía el doble de lo que le ofrecían, y siempre se lo concedían, porque si no, no firmaba, aunque es cierto que nunca trabajó por dinero, pues para los manouches el trabajo físico era motivo de vergüenza.

Inicios de Django Reinhardt

Django Reinhardt creció rodeado de arte. Su padre tocaba el violín y su madre era bailarina. Así pronto comenzó a interesarse por la música, siendo su primer instrumento un cimbalón, cuya influencia será decisiva en el estilo propio del artista, ya que era autodidacta.

Pues bien, este genio inició su vida en una caravana de gitanos nómadas recorriendo tierras entre Bélgica y Francia, hasta por fin instalarse en un barrio periférico del París de principios del siglo XX.

Inspirándose en violinistas manouches (gitanos franceses nómadas), guitarristas flamencos, acordeonistas del bal-musette (un estilo musical propio de París de finales del s. XIX), y del Jazz de Louis Armstrong, Django creó un estilo que él mismo denominaría Jazz Manouche (Gypsy Jazz), dixie pero con un quinteto de cuerda.

Nunca se encerró en un único estilo, y compuso, arregló y grabó una gran variedad musical, exponiéndose además a las distintas épocas del Jazz, además de explorar también la música clásica y la religiosa (era un auténtico devoto de Debussy).

El genio insoportable

django reinhardtLas relaciones que Django Reinhardt mantenía con sus músicos eran, a menudo, complicadas, pues solía tratarlos con desdén y prepotencia, haciendo estallar la tensión entre todos, pues los consideraba trabajadores a sueldo a los que no debía perdonar un único error, además les exigía movimientos musicales que solo él podía realizar (que para eso era un genio).

Se consideraba jefe, incluso tenía a su hermano Joseph (un buen músico que al final no aguantó y mandó a su hermano a freír espárragos) como criado particular, ocupado de portar su guitarra y accesorios.

En 1928, nuestro joven guitarrista sufrió un percance que cambiaría su vida para siempre…

El fuego marcó su vida

Estando en su caravana en 1928, se produjo un incendio.

Las consecuencias fueron graves quemaduras por todo el cuerpo, y los dedos medio y anular de la mano izquierda totalmente deformados e inutilizados.

¿Creéis que esto fue un problema para Django? Pues no. Después de 18 meses de cama, Django desarrolló nuevas formas de tocar la guitarra, creando un estilo completamente único que, junto a Stéphane Grappelli, su eterno compañero, se convertiría en su sello personal.

Django Reinhardt, genio hasta el final

Cuando se hizo más o menos famoso, tuvo que dejar su campamento e instalarse en hoteles. Pues bien, toda su familia le acompañaba y llenaban los lujosos hoteles parisinos, convirtiendo las suites en auténticas casas comunales, a imagen y semejanza de su roulette.

Genio y figura, Django era un personaje despótico y presuntuoso, pero también un genio generoso que supo reinventarse y crear un estilo propio.

A modo de propina, os insto a que veáis la película de Woody Allen  Sweet and Lowdown, donde el director  rinde homenaje a este artista a través un músico frustrado obsesionado con la figura y el arte de Django Reinhardt.

Encontrarás más música y grupos Jazz AQUÍ.

Otros lectores también vieron:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *