El animal que invento el Si – Diseccion de Helter Skelter

The beatles en LaCarne MagazineLeer esta seccion   Ver otras secciones  

1. Dime la respuesta

Los límites del mundo están ahí: palabras,

pero el sonido, la melodía y el ritmo

[las rompen.

Música contra palabras. Desplazarse de lo que somos a donde

[existimos.

Aparta el rostro para ser otras identidades,               dicen que todo es uno.

Si hay alguna obra artística                que signifique la palabra ALEGRÍA es

The White Album.
                                                Y esta canción es la punta de la A.

Pero vayamos hacia atrás y hacia afuera,             hacia el blanco                 de todas esas

[letras.

Corren los turbios 68, los ejércitos, la distancia de casa, las utopías,

[Manson y su tropa…

Corre un título antes del título: “Heather Leather”. Corren el LSD y la protesta

[y follar         pública

y salvajemente

(como debe ser).

Más adelante el punk rock, el heavy metal

y en paralelo: ese grupo MC5

y su “Kick out the jam”

y un origen: The Who,      gritos, ecos,

[el des-con-trol

¡¡¡¡el descontrol!!! ¡¡¡el descontroollsooslllllsooososll!!!!!

2. Tengo ampollas en los dedos

Ahhhhhhhh!!!      El tobogán y la risa:                      lo que envuelve la alegría.

[Como los fans de “Glass Onion”

intento llegar al centro de la canción,

a este caracol de canciones

a este sonido blanco de domingo,                                        [de casa caliente,

de cama deshecha, de…                    Amarse: las baladas acústicas (“Julia”),

las lenguas, el pop (“Back in the U.S.S.R.”),

el movimiento de caderas,

[llorar los blues,                   llorar  “Yer Blues”,

el roce las pieles, el rock en donde siempre se es joven (“While my guitar

[gently weeps”)

el sexo en donde siempre se es joven,

una de las las antesalas del punk (nuestra “Helter Skelter”)

¿el amor sigue siendo un neologismo?                      y esta música siempre suena nueva:

“Bajo rápido pero no dejes de romperte”:

nuestra “Helter Skelter”, la pesada sencillez de su letra,

su pequeña simbología infantil,

(la decadencia siempre

lleva una leve simbología infantil);

pocos acordes en espiral, poderosos, altos.

Esa distorsión controlada,

ese bucear en la guitarra hasta

que las mariposas se hacen de hierro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *