Figaro – De contratos, contratantes y contratados

Alonso Torres

Leer esta seccion   Ver otras secciones  

Sí, sí, se lo aseguro yo a ustedes, el mismísimo ministro Wert (he terminado hace bien poquito un libro titulado “Rusia en guerra. De Stalingrado a Berlín”, y el colega que lo escribió se apellidaba igual que este señor que según he oído, además de toooooodas las tropelías ya cometidas, se quiere cargar, también, la obligatoriedad de la música en la escuela y en el instituto… pero claro, a lo peor para él, haga lo que haga, tendrá la culpa, seguro, para la gente dedicada a esto del artisteo, hasta de la muerte de Manolete), digo, que el mismísimo ministro Wert, el de “curtura” (¿quiénes eran los que gritaban, “¡cultura por abajo!”?), me ha contratado muy recientemente (el mismo día que termino este “artículo” tengo el concierto) para una historia musical vinculada a la poesía.

Je, je, je, pero no piensen ustedes que el contrato emanado de dicho evento (curturá) ha sido millonario, no, no, apenaaassssas, da vergüenza hasta decirlo, y no por aquello del reventamiento de precios (que también, afortunadamente no estamos en una economía dirigida y el caché, más o menos, lo marcas tú, tururú), sino porqueeeeeee como aparece en ciertos foros: facebú, tuiter, y demás mandangas vinculadas de las NN.TT`s, no nos pagan, a los que nos dedicamos a esta cosa de los escenarios y a entretener (que una cosa es el ocio y otro la cultura pura y dura, y según mi tórpido entender, mis estudios y mi idiosincrasia, “yo soy yo y mis circunstancias”, todo aquello que se salga de la letra impresa, incluso el llevar a escena una obra teatral, es, para mí, espectáculo y no cultura), y vuelvo a decir, que no nos pagan, a los que nos dedicamos a los escenarios y a entretener a la gente, todo lo que deberían pagarnos, pues solo se ve la punta del iceberg, la cosa terminada: alguien actuando, tocando, cantando… pero hasta llegar ahí, a las tablas, o a la calle, hay unos estudios (quien los tenga), una preparación (me conozco yo algunos ensayos, sí), una inversión (uuummmhhh, te lo debo, colega, hasta que me paguen), un romperse la cabeza para encontrar “bolos” (esto es lo peor, y más, en esta tierra tan desértica, y me refiero al tejido empresarial privado, inexistente), hay disputas con los managers (“aléjate del manager”, cantaba Loquillo), etc, etc, etc (¿cuándo se cobra aquí?).

Ya lo he dicho con anterioridad, y creo que utilicé la misma expresión: sé que es tirar piedras contra mi propio tejado, perooooo haberte dedicado a otra cosa, colega (me lo estoy diciendo a mí mismo).

Y ahora, a lo que quería llegar: He tenido unos problemas con ciertos contratantes, me han hecho una inspección de trabajo, los de la Seguridad Social, y me han dicho, “oyes, majo, que tú a lo peor deberías haberte dado de alta y baja”, más un subinspector ha dicho y decretado, “no, no, él es autónomo y está bajo el régimen de ´artista`, los que deben dar de alta y baja son los contratantes, otra cosa es que la práctica, porque así lo dicten ellos, sea la contraria y se acepte”, y la multa, por ahora, les ha caído a los otros, a quien contrata mayoritariamente en Extremadura, a las instituciones públicas; y yo, un poco compungido, un poco asustado, un poco contrariado (sabía que esto iba a tener consecuencias) he ido a verlas, a las autoridades competentes, yyyyyy, y se han ofendido por haber hecho ellos las cosas mal, y una técnica venida a más que antes fueeeeeee, lo que fuera, ha tenido suerte la doña, va y me dice, “pues como ha pasado esto, y vamos a tener que pagar la multa, ya no te vamos a contratar”. Yo he abierto mucho los ojos y he preguntado, “¿pero se me veta?”. A lo que me ha contestado, “no, no, es que si lo hacemos nosotros, lo de dar de alta y baja, nos saldría muy oneroso contrataros a vosotros, los artistas”. Y ya, le he dicho, “¿a ti, maja, no te sale oneroso, a ti, maja, y a tu jefe, que pasará y otro vendrá, no os sale ná de ná, que quien paga mis actuaciones es el conjunto de los ciudadanos; que no dais nada de nada, que lo que hacéis es gestionar, que el chiringuito no es vuestro, ¡¡¡¡jooooooè!!!!!”.

Portada músicos

Ahora, ya, sí que me he quedado sin ná, y estoy pensando en reciclarme, a ver si me dan un puestino de gestor, “cultural”, naturalmente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *