Figaro – Versus [email protected][email protected]

Alonso Torres en LaCarne MagazineLeer esta seccion   Ver otras secciones  

(Ella, al bailar conmigo la polka, siempre levantaba un poquito de más sus bellas rodillas, y yo se lo agradecía con cálidos abrazos al finalizar la danza). Siempre he odiado, mucho, a los místicos, ya ni te digo a las místicas (con su rebequina de color azul cielo abrochada solo con el botón de arriba, y esas braguinas blancas de algodón… eeehhh, ¡que me pierdo!), y sé que es porque [email protected] “pueden” y yo no, o sea, que [email protected] tiene contacto con entes o esferas superiores (seguro), y yo me tengo que conformar con la fe del carbonero, que es la mía.

En fin, Ainoha Arteta Ibarrolaburu, esa cantante, esa soprano taaan mística en su forma de hablar, de reír, de sentir e interpretar las partituras operísticas, se ha metido a presentadora de tele (podría dejar ese tipo de trabajo para los que no somos tan místicos y queremos presentar un espacio televisivo, de música, con un vaso de whisky en la mano), y el mismo programa, en el fondo, que no en la forma (ella es muy purista), y mucho menos en el presupuesto (ella dispara con pólvora real, esto es, trabaja para La 2 –aunque la “pólvora real” en estos tiempos no tenga buen predicamento), que hemos estado haciendo Patricia Hernández Canossa y un humilde servidor durante más de cuatro años en una televisión privada (extremeña) que ha sido recientemente cerrada (no voy a decir que vetada) porqueeeeee a otras televisiones se les concedió permiso para emitir sin cumplir con los requisitos, y porque poderoso caballero es el cargo político de los empresarios-políticos de esta tierra nuestra; pero hemos vuelto a la carga, y mientras escribo esto estoy esperando a mi productora, a mi cámarawoman, a mi montajista, a mi compañera para empezar de nuevo a grabar y emitir “Clásicos Sin Complejos” en una plataforma digital (Dailymotion.com).

Lo primero que vamos a “subir” será a un magnífico tenor llamado Anthony Gregoty al que escuché un “Rossini” espectacular, sobresalientemente colocada la voz, con un timbre y una coloratura impresionantes, y con un gusto excepcional en el fraseo (así es como hablan y se expresan [email protected][email protected]), dicho lo anterior en románpaladino, “el colega cantaba de putísima madre, y tiene todo lo que se tiene que tener para hacer alucinar al público; la voz le salía sobresalientemente, su sonoridad era personal, hermosa, y cantaba con convencimiento”, otra cosa serán los contactos, los representante y los programadores, pero como dijo Felipe II, “yo no mandé mis barcos a luchar contra los elementos” (menudos elementos los programadores, los representantes y los contactos).
Más, en Canal Extremadura Radio, este que lo es (Alonso Torres Ventosa), durante seis años, casi casi desde los inicios de la emisora, tuvo un programa (Sinfonía en el Aire Edición Fin de Semana, Sinfonía en el Aire en Directo, El diapasón… esos fueron los diferentes nombres para un mismo tema: la música clásica sin misticismos y gilipolleces, “te gusta, es buena”), y con eso de los recortes, el espacio dedicado a la música clásica, ahora lo hacen, gratis (lo que se ahorran en mí es lo que cuesta tener siempre “enchufao” el climatizador del coche de la directora general de la emisora), los profesores (¿místicos?) del Conservatorio “Hermanos Berzosa”.

Final, en el Gran Teatro de Cáceres, “esta bombonera”, como la describió el nada místico Sergio de Salas, han programado para Octubre la ópera verdiana, La Traviata… hay que ir, una bella historia de amor donde al final, como pasa en casi todas las óperas, muere la protagonista, je, je, je.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *