Improvisación Libre, un lenguaje muy personal

improvisación¿Qué es la Improvisación Libre?

Muchas veces me han preguntado qué es la Improvisación Libre. Es un concepto que despista a más de uno. Hay quién dice que es ponerse a tocar cualquier cosa y como salga, que todo vale y de cualquier manera. Esta opinión es bastante común, incluso entre músicos con mucha experiencia en otros géneros pero ninguna en la Improvisación Libre, y se lo toman a risa. Nunca he entrado al trapo en esta discusión porque no creo que merezca la pena. Si alguien tiene verdadero interés en este particular universo, pues que se decida y que lo haga. Se llevará más de una sorpresa, y creo que agradable.

Descargar ahora!Ver ahora!

¿Es ponerse a tocar cualquier cosa? Pues quizá sí, pero no de cualquier manera. Por tanto, no creo que todo valga. Pero eso no quiere decir que tengamos que estar juzgando continuamente, ni creando dogmas. Cada uno de nosotros deber tener su propio concepto de lo que es la Improvisación Libre, y yo pienso que todas esas visiones son válidas y verdaderas; y que al unirse todas pueden crear lo que “es” la realidad de la Improvisación.

Para improvisar música libremente, yo al menos, me lo planteo como si fuera una conversación. Para conversar con alguien, y construir un tema que tenga sentido y forma tienes que escuchar al interlocutor, saber cuándo tienes que hablar y sobre todo cuando tienes que callar. El silencio es un acto participativo tan importante como el estar tocando. Con escuchar no me refiero a que siempre tengas que ser cordial, también puedes llevar la contraria a tu interlocutor y discutir con él, provocarle y desafiarle.

El acto de improvisar creo que generalmente lleva mucho tiempo de reflexión interior para encontrar un lenguaje personal y desarrollar un concepto musical que nadie te lo puede enseñar, solo tú mismo. Tienes que crear tus propias herramientas y capacidades poco a poco, practicando y pensando posteriormente. Mientras tocas creo que es mejor no pensar, simplemente tienes que dejarte llevar por el momento y tocar.

Mis amigos de En Busca del Pasto dicen que improvisar es un acto lúdico, de juego, y además es terapéutico. Completamente de acuerdo. Juan Crek (de Macromassa) me dijo una vez que para ponerte a improvisar no hay que cortarse en absoluto, hay que liberarse completamente. También, completamente de acuerdo.

En resumen, para Improvisar Libremente, cada uno tiene que buscarse su camino propio, y no creo que nadie le pueda enseñar la luz ni la dirección correcta. En eso estamos solos, es lo mismo que enfrentarte a lo que “es” vivir. Te tienes que buscar las habichuelas tú solo y aprendes a base de palos. Además, creo que es preferible dejar a un lado las mochilas que hemos heredado y los prejuicios…y empezar desde prácticamente cero para crear un nuevo lenguaje.

No hay otra forma. Creo yo. No es un camino fácil, y por supuesto, no es lo que dicen los que nunca lo han probado (eso de ponerse a tocar cualquier cosa y ya está). Normalmente la ignorancia nos llena la boca de gilipolleces. “Si al hablar no has de agradar te será mejor callar”. Eso oí hace poco en una película de cine cutre de acción llamada “Conejo Violento”.

Atentamente, J.G. Entonado & Arín Dodó (www.arintonadodo.com)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *