Jazz! – Volver al pasado – El Inicio del Funky

Jazz 29 LaCarne MagazineVer ahora!Ver secciones!

Después de los últimos artículos sobre el Free Jazz, con sus tensiones musicales y sociales, es hora de relajarnos un poquito, no creéis?!

Para avanzar hacia el futuro en nuestra breve historia del Jazz debemos, esta vez, dar un paso atrás. Más concretamente a los fructíferos años `50 (ver LCM N° 21). Aquí es dónde encontraremos un ingrediente importante para lo que vendrá en el futuro cercano. No le hice referencia en su momento para no desbordar la sección con la multitud de estilos surgidos en esta década.

Recordemos que en los `50 surgen dos grandes corrientes: el Cool Jazz y el Hard Bop, con sonoridades bastante opuestas. Mientras que con el Cool Jazz se asocia una cierta ‘finura’ por su orientación hacia la música europea con su complejidad y sus matices dinámicos, el Hard Bop intenta llevar al viejo Bebop a nuevos niveles expresivos con solos aún más virtuosos y energéticos. El Hard Bop es tocado mayoritariamente por músicos afroamericanos. Su vinculo al Blues es fácilmente audible. El estilo o matiz que quiero presentar hoy se sitúa en esta segunda corriente de los `50, y en parte ha influenciado al propio Hard Bop. Se trata del estilo Funky.

El término ‘funky’ “[…] comenzó a ser aplicado por primera vez en relación con el estilo pianístico de Horace Silver”1. Su forma de tocar reúne elementos del Jazz con el Blues antiguo y el Gospel. A su vez, de la fusión entre el Jazz y el Gospel, surge la música Soul, representada por ejemplo por el pianista y cantante Ray Charles. Resumiendo: el Funky es una mezcla entre Jazz, Blues y Soul, reemplazando en parte el sentido swing por una manera más recta de tocar (inglés: straight).

Prueba a escuchar dos de los temas más representativos del estilo de Horace Silver, grabados en 1955 y 1956: The Preacher y Señor Blues. Ambos temas se caracterizan por un tiempo medio/lento con mucho sentimiento de Blues. The Preacher aún tiene swing, mientras Señor Blues es binario, es decir no tiene swing y por lo tanto se consideraría más funky. A finales de los `70, el Funky se convertirá en el estilo Funk que rítmicamente no se toca con swing para nada. Para entender mejor esta forma de tocar nos puede ayudar saber que el término “funky” es una expresión del slang afroamericano de los `50, sinónimo para “terroso”, “sucio” o “excitado”2.

Otros músicos de la misma onda son por ejemplo los trompetistas Donald Byrd y Kenny Dorham, el saxofonista Hank Mobley y el batería Art Blakey. Poco después, una segunda generación de músicos emplea el Funky tocando Hard Bop, reuniéndolo nuevamente con el sentido swing y el Bebop: Clifford Brown (tp), Sonny Rollins (ts), Max Roach (dr). Importantísimo músico del estilo Funky, curiosamente también pianista, es Herbie Hancock, que con temas como “Cantaloupe Island” o “Watermelon Man” consiguió auténticos hits de Jazz en los `60, que perduran hasta hoy.

Es interesante anotar que en las corrientes del Cool Jazz y el Funky, por novedosas que parezcan, en el fondo se mezclan elementos antiguos con el Jazz del momento. Por un lado, los elementos clásico-europeos como fugas y contrapuntos y el Blues en el Cool Jazz, y por el otro, el Blues y el Gospel en el Funky. También en el Free Jazz de los `60, corriente aún más novedosa y atrevida, se encuentran ejemplos para una orientación hacia el pasado, a pesar del empeño progresista característico del Jazz en general. El músico Albert Ayler “transplanta música de circo, de aldea y de marchas, sencillos aires de entretenimiento y bailables de principios de siglo […] a sus improvisaciones libres, atonales y extáticas”3. En general, se detecta un vivo interés en los músicos de jazz de la época por emplear elementos del Funky y del Gospel en su música. Para J.E. Berendt este hecho parece representar razones extramusicales como “el anhelo de algo que en este mundo de frío realismo pueda ofrecer la impresión de seguridad”4. En el caso del Funky y Soul, el escritor norteamericano Jack Kerouac “[…] supone incluso fenómenos religiosos detrás de todo esto”5. Cosa que parece tener cierto sentido si conocemos el significado del título del tema arriba mencionado de Horace Silver: “The Preacher” – el predicador.

Independientemente de si la mezcla del Jazz, el Blues, el Soul, el Funky y el Free tenga algún significado religioso o emocional/social, lo que aquí en definitiva se practicaba era una fusión a gran escala. Y esto nos lleva a la tendencia principal de los años `70: el Jazz-Fusión, tema para mi próximo artículo.

Para finalizar este artículo de investigación, una pequeña recomendación para los que quieren seguir investigando sobre el Jazz, y como complemento ideal para esta sección: recomiendo el blog jazzero extremeño

http://olivenjazz.blogspot.com.es/

1 Frank Tirro, Historia del Jazz Moderno 2007, p. 69.

2 Según wikipeda: http://de.wikipedia.org/wiki/Funk_(Musik)#Herkunft_des_Wortes.

3 J.E. Berendt, El Jazz – De Nueva Orleáns al Jazz Rock 1994, p. 50.

4 [3] p. 50

5 [3] p. 49

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *