La escena de Seattle, el Grunge y lo que nos enseñó

escena de seattleLo que la escena de Seattle nos ofrece y enseña

Imagina un pueblo donde músicos alquilan un salón y van bandas y bandas, y donde el público es exactamente esas mismas bandas y los amigos de ellas, que también tienen bandas pero no fueron a tocar en esa ocasión. Imagina agrupaciones que son refritos de bandas famosas como Ramones, y cualquier banda que deseas ver pero nunca pasan por tu zona durante las giras. Imagina ese montón de bandas tributos y estratos bajos baratos de esas bandas que quieres ver, alquilando y entre amigos, tocando por simple diversión.

Descargar ahora!Ver ahora!

Pues sí, dirás que suena a una descripción minimalista de tu pueblo o tu país, pero no, te estoy hablando de la escena de la grandiosa Seattle. Sí, ese pueblo donde un chico llamado Kurt Cobain se voló los sesos en un auge de explosión existencialista.

Así que la pregunta que se te vendrá a la mente sería, ¿cómo un conjunto de desastres pudieron generar una alta combustión y proyectarse tan rápidamente, y a su vez atraer a todos los que una vez simplemente ni les escupían porque eran totalmente inexistentes para lo que sucedía en la dimensión social de los 80s-90s? Pues toma nota y prepárate para el viaje.

Seattle era ese sitio que era conocido por ser el lugar con las cifras más altas de asesinatos en serie, un lugar frío y desolado, donde ninguna banda pensaba tocar, por ende, la escena de Seattle se caracterizaba por crear sus propios eventos y funciones, tenían todas sus copias de otras bandas de la época, apenas salías de la secundaria y ya sus garajes eran centros de operaciones, y lo simpático de este movimiento es que las bandas no se peleaban unas a otras.

De hecho, Johnny Ramone (Ramones) consideró que la escena de Seattle era digna de admirar por la falta de rivalidades y cómo las bandas se apoyaban unas a otras. Y es que estos chicos les compraban discos a las bandas de sus compañeros, y éstos a su vez la misma dinámica.

Los eventos eran desde pequeños hasta grandes, el carisma generado poco a poco se va fluctuando, y se empieza a engendrar una mezcla de toda la música del momento. Estos mismos chicos compartían a su vez bandas con otras bandas casos como el de Temple Of The Dog, banda formada para homenajear al carismático Andy Wood de la banda Mother Love Bone, donde fue conformada por los integrantes de Soundgarden y Mother Love Bone, lo que para ese entonces luego se convertiría en Pearl Jam, así sucede con The Melvins, MudHoney, y tantas bandas por mencionar, pero todas compartían una pasión, la música, y esta pasión y la falta de rivalidades generó tanto ruido, que Seattle se volvió un centro de operaciones musical, tanto al punto de volverse una marca.

Estos chicos sólo se divertían, vestían en función a como vivían, y poco a poco se fue generado estereotipos donde prendas de tan solo 10 o 15 dolares pasaban a tener valores de 300 dolares por solo tener de etiqueta Grunge y Seattle. Chicos que armaban sus propios afiches, tenían una estética de trabajo minimalista de lo que su vida representaba, hicieron generar el boom de los 90s, siendo ante sus padres de los 80s unos asteriscos, superaron las escalas y dejaron una huella ante su generación.

¿Qué nos enseña esto? Que siempre es importante el trabajo en equipo, siempre buscar divertirte, no pensar en cuánto falta para que te descubran. No hay un tiempo para que las cosas sucedan, pero sí hay un tiempo para que aprendas a apreciar todo lo que haces, y es ahora.

Forma tu propio team de bandas, esto no solo sucede en Seattle, esto sucede alrededor del mundo. Tomo como ejemplo la banda venezolana Zeta y la banda colombiana Desnudos en Coma, son de distintos países pero formaron una alianza y se dedican a trabajar juntos y a formar giras alrededor de América. Así que aprende eso porque esto genera una imagen y una manera de compartir comunidades de fanáticos con otras bandas. Esto es precisamente lo que la escena de Seattle nos ofrece y enseña. No lo dejes perder y aprende de ella.

Saludos y los mejores deseos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *