Mick Jagger, el rockero reivindicativo

No ha dejado de sorprender que su “satánica majestad”, Mick Jagger haya dado un giro a su argumentario musical y, desprendido de los Rolling Stones, ofrezca nuevas canciones cantadas en solitario, en las que manifiesta una preocupación por el entorno político que en estos momentos se vive, no sólo en Inglaterra, sino a nivel europeo, e incluso en la política norteamericana.

mick jagger El fenómeno de la canción protesta se fraguó en los años 50 y los 60 con Bob Dylan, Joan Báez, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Víctor Jara, Jacques Brel, Paco Ibáñez, Sisa, Labordeta…, y muchos otros que emergieron en casi todos los continentes.

Sus voces tenían una influencia a veces decisiva, pero si bien se mira, no tanto, pues al fin y al cabo se trataba sólo de denuncias que no podían por sí mismas arreglar lo que sus voces proclamaban. Pero dejaban un poso de compromiso por encima de su nivel artístico, que en muchas ocasiones aquel estaba por encima de éste.

El fenómeno fue amainando cuando surgió el Pop, y es que como dijo Bono: “El Pop suele decirte que todo está bien mientas que el Rock te dice lo que no está bien pero que puedes cambiar. El Rock es desafiante. La mayoría de la música Pop no te moviliza, te adormece”.

Mick Jagger, el rockero reivindicativo

Pues bien, he aquí que la voz cantante de los Rolling, Sir Michael Philip «Mick» Jagger, un músico de Rock británico, a los 74 años se llena de preocupaciones, incertidumbres, y se adentra en el terreno político y, tal vez influenciado por el Brexit y el futuro de su Inglaterra natal, lanza en solitario dos temas que denotan  inquietud  por el momento en que vivimos.

Hay que hacer constar que dentro de las características de la banda no destacaba precisamente su compromiso social en las letras, y los Rolling han cumplido ya 55 años. Sí hicieron aquella “Sweet Blanck Angel”, dedicada a la activista afroamericana Angela Davis, defensora de la igualdad y los derechos humanos, pero poco más.

Ahora Mick Jagger nos pinta a ritmo de Blues England Lost, una Inglaterra perdida: “Fui a buscar a Inglaterra, no estaba ahí / Creo que estoy perdiendo mi imaginación / Estoy harto de hablar de inmigración/No puedes entrar y no puedes salir…”, y envuelto en la confusión que en él como en tantas otras personas despierta la actual situación política, otro tema: Gotta Get A Grip, que lleva el mensaje de que es necesario que cada uno siga su trayecto, su vida. Lo importante de ser uno mismo y en su caso, olvidarse de la política bajo la decepción y la desesperanza que inspira.

En definitiva, que Mick Jagger se nos ha convertido en uno de los rockeros revindicativos. En su segunda canción el cantante de los Rolling Stones denuncia casos de Estados Unidos y Donald Trump, si bien de una forma subliminal.

El músico británico no publicaba una canción en solitario desde 2011. Estos dos temas: England Lost y Gotta Get A Grip, ésta con la colaboración del rapero Skepta, están calentitos y recién estrenados.

El veterano intérprete tenía prisa por darlos a conocer, y no ha querido esperar a completar todo un álbum porque le interesaba el momento que reflejan estos dos temas, que como todo lo que es rabiosa actualidad enseguida se pasa de moda. Así evoluciona el mundo, y sobre todo la política.

El nombre de Mick Jagger, por su fama incombustible, merece que destaquemos el nuevo giro que sus temas han tomado, y que seguramente influirán en el futuro en la trayectoria artística del grupo más famoso del Rock and Roll, que recaló en Barcelona el 27 de septiembre como gran escenario de su reciente gira.

Más información sobre Mick Jagger en los siguientes sitios oficiales:
Visitar Web
Ver Twitter

Más música y grupos de Rock aquí

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *