Convierte tu móvil o tablet en amplificador de guitarra

Tu móvil o tablet como amplificador: los mejores accesorios para conectar tu guitarra

amplificadorUna de las ventajas del incremento de potencia de los dispositivos móviles afecta directamente a los guitarristas: podemos utilizar nuestro iPhone o iPad como emulador de amplificador, efectos, mesa de mezclas y multipista, casi un pequeño estudio completo que, además, cabe en un bolsillo y que, casi siempre, tenemos encima.

El primer paso para aprovecharnos de todas estas ventajas pasa por encontrar la forma de conectar nuestra guitarra que más se adecúe a nuestras necesidades y presupuestos, y para ello existe una amplia variedad de adaptadores disponibles.

Hemos elegido tres que, por su tamaño, son perfectos si te pasas la vida en la carretera y no quieres renunciar a tu amiga de las seis cuerdas; cargar con una equipación pesada no es una opción, sobre todo, como nos recuerda la trotamundos, jugadora profesional y shredder amateur Liv Boeree, cuando los vuelos forman parte indisoluble del plan de viaje.

Si has reunido valor para dejarte acompañar por tu instrumento, o convencido a alguien para que te preste el suyo y así ahorrarte un bulto más a facturar, una aplicación de emulación y un pequeño adaptador pueden ser la solución que estabas buscando. Sin más dilación, estos son los tres accesorios que podrás llevar sin dificultad en el equipaje de mano. Todos ellos, como no, son totalmente compatibles con Garage Band.

El IK Multimedia iRig HD 2 es la segunda versión del adaptador digital por excelencia de IK, uno de los más populares, si no el más popular. Presenta una entrada de ¼” de alta impedancia, un sistema de preamp en el que podremos ajustar la ganancia, convertidores A/D-D/A de 32 bits y 96 KHz y una salida adicional de ¼” por si queremos enchufarlo a un amplificador, por ejemplo. Todo esto en unas contenidas dimensiones de 39 x 99 x 21 mm.

Se alimenta por USB, para lo que incluye un cable Lightning a micro-USB. Además de con iPhone y iPad, también es compatible con Mac y PC, para lo que incluye un cable USB a micro-USB.

El iRig HD 2 cuenta con un extra muy atractivo: incluye la versión completa del software de emulación AmpliTube 4 para ordenadores de escritorio y la aplicación para iOS es completamente gratuita, aunque algunos de los modelos de amplificadores, efectos, micrófonos, etc. sí son de pago. Todo esto por un precio de 100-110 €.

Otro de los pesos pesados del mercado es el Apogee Jam 96k. Cuenta con un conversor analógico/digital-digital/analógico de 96 KHz y 24 bits y presume de una entrada específicamente diseñada para bajo y guitarra, con una tecnología de supresión de ruído de la señal que responde al nombre de PureDIGITAL. Su previo ofrece una calidad profesional y proporciona una ganancia regulable de hasta 40 dB.

Apogee afirma haber diseñado este accesorio pensando en Garage Band y Logic Pro. Se alimenta a través del propio cable de conexión y en el paquete se incluye un cable USB para conectarlo a un Mac y el Lightning para dispositivos iOS.

En este caso, la conexión al Apogee Jam 96k es específica para el dispositivo, así que si necesitamos un repuesto de este, tendremos que pasar obligatoriamente por un producto de la marca, lo que conlleva un mayor desembolso. Las medidas, eso sí, son aptas para todos los bolsillos: 30 x 22 x 96 mm. El precio de venta del Jam es de 145 euros.

Y para el final hemos dejado el más asequible de todos los adaptadores, que supone la evolución del conector analógico más popular de cuantos han pisado el mercado: el IK Multimedia iRig 2.Es perfecto para todos aquellos modelos que todavía disfruten del, por muchos añorado, conector TRS de 3,5 mm  (promete funcionar también con un adaptador para Lightning) y que no quieran complicarse en exceso (o todo lo contrario).

Cuenta con una entrada de ¼” (6,3 mm) para guitarra, bajo o lo que se nos ocurra; una salida para amplificador externo, también de ¼”; otra salida para auriculares; y el ya mencionado cable con conector de 3,5 mm para enchufarlo al iPhone, iPad o Mac (incluso a móviles Android que cumplan con el estándar de conexión CTIA/AHJ, casi todos los recientes) que queramos.

Es el más ligero y compacto de todos, 72 x 39 x 21 mm y 43 míseros gramos, pero también el más susceptible a presentar interferencias y ruidos de contacto.

Aunque esto resulta poco práctico si necesitamos grabar una entrada limpia y sin ningún artefacto, la calidad ofrecida es más que suficiente para guardar ideas o preparar pequeñas maquetas. Y para ensayar o tocar delante de nuestros amigos claro. Su precio ronda los 30-35 euros.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *