Música de tradición oral en la comarca de Trujillo

TrujilloLa Tradición oral, promoción folklórica y cultural

Continuando con nuestro paseo por diferentes comarcas extremeñas, nos detenemos en la comarca de Miajadas – Trujillo, compuesta por veinte municipios situados entre dos cuencas, la del Tajo y el Guadiana. En ella confluyen llanos, campos de cereal, dehesas de encinas, además de un preciado patrimonio histórico – monumental y paisajístico-. Este entorno ha propiciado, desde siempre, una vasta tradición oral que se preserva generación tras generación gracias a la labor de investigación que realizan los colectivos dedicados a la promoción folklórica y cultural, como asociaciones de coros y danzas, grupos folklóricos, coros, etc.

Ver ahora!Descargar ahora!

De los veinte municipios que componen la comarca, Miajadas es el más poblado con algo más de 10.000 habitantes, seguido de Trujillo, con 9.500. A pesar de que sólo seis de los municipios cuentan con agrupaciones folklóricas, en todos ellos se llevan a cabo manifestaciones de este tipo en varios momentos del año, sobre todo, en fiestas patronales y romerías.

La importancia de la conservación y el mantenimiento de esta tradición es tal, que todas las agrupaciones cuentan con escuelas infantiles que garantizan una cantera bien nutrida y la durabilidad del propio colectivo.

MÚSICA TRADICIONAL DE LA ZONA

Destacan en la zona, las jotas, las canciones de corro, las canciones de quintos y los romances.

La manifestación festiva que aglutina gran variedad de coplas y canciones de corro es el ‘Chíviri’, fiesta de Interés Turístico Regional que cada año congrega miles de personas con el objetivo de compartir la jornada del Domingo de Resurrección en la Plaza Mayor de Trujillo, cantando canciones populares, ataviadas las mujeres con la pollera o el refajo, y los hombres con la chambra y un pañuelo rojo al cuello.

trujillo

Durante todo el día, trujillanos y forasteros corean letras como ‘Rafael de mi vida’, ‘Déjala sola’, ‘Río verde’, ‘El aldeano’, ‘El juego chirimbolo’, ‘Jardinera, tú que entraste’ y por supuesto ‘El Chíviri’, o ‘Trujillo de mi corazón’, canciónes de Gregorio Rubio (Goro), autor de varias letras que se fueron popularizando en diferentes fiestas, como el Carnaval, y que ensalzan la hospitalidad de la ciudad, el amor por sus tradiciones o la belleza de sus mujeres.

Trujillo es el pueblo más bello de España,
y aquel que lo dude que pase por él,
que venga y compruebe que a nadie se engaña,
que aquí se derrama la sal a granel.

Son las trujillanas unas mujercitas,
con garbo y con gracia yo afirmo que son
las más campechanas y las más bonitas
que Dios ha creado con satisfacción.

Trujillo, Trujillo, Trujillo de mi corazón.
Te quiero, te adoro,
porque eres tesoro sin comparación
y son tus mujeres una bendición.

El Grupo Folk Altamirano, formado en Trujillo en 1985, recopiló todas estas canciones en un trabajo discográfico al que titularon Trujillo por las Pascuas.

Las canciones de quintos componen otro de los archivos más densos de la comarca. En este caso, Goyi Delgado, presidenta de la Asociación de Coros y Danzas Virgen del Rosario, de Huertas de Ánimas, realizó un trabajo de investigación con el fin de rescatar todas las coplas de quintos que se cantaban cuando los ‘mozos’ eran llamados para comenzar el servicio militar. El objetivo era poner en valor estas canciones y estas letras en boca de las diferentes agrupaciones musicales.

En la zona de Trujillo se encuentran textos como:

Y hasta el reloj de la torre
tiene contienda conmigo,
que me cuenta los minutos
serrana que estoy contigo.

Los temas más recurrentes en estas canciones eran la ‘suerte’ que tenía el quinto dependiendo del destino que le tocara para hacer el servicio, la tristeza por la separación de su novia y de sus padres, la añoranza de su pueblo o el recuerdo de los momentos del ‘talleo’, el reconocimiento y el sorteo.

“Del reconocimiento resulta útil, nada alega, se le declara soldado”

La calle García arriba
los quintos vienen y van,
se oyen las panderetas
a tallarse vienen ya.

Porque soy quinto,
por eso canto,
porque me llevan a comer rancho,
porque soy quinto,
por eso canto.

Porque me ha tocao Melilla
me llaman el pobrecito,
como si Melilla fuera
sepultura p’a los quintos.

trujillo Cuenta Antonio Bravo, quinto de 1955, a Goyi Delgado en un documento manuscrito: “Los quintos de Huertas de Ánimas, bien por las callejas, o por el regajo, y por el praillo, entraban en la calle García de Paredes, hacia la Plaza Mayor y el ayuntamiento. Los de Belén aparecían en la Cruz de los Ángeles, hasta la calle García. La gente que se encontraba en la Plaza, al oír los panderos con sus cintas de colores colgando les acompañaban como si fueran su séquito, eran los más bulliciosos y bien admirados”.

Las jotas son otro punto de merecida atención dentro del repertorio musical tradicional. Cabe destacar, especialmente, las jotas autóctonas que cada agrupación incluye en sus repertorios. Encontramos en Torrecillas de la Tiesa jotas como ‘El Gacho’, ‘Estampa Labriega’ o ‘Miráilas y reparáilas’:

Que de Torrecillas son,
miráilas y reparáilas,
que de Torrecillas son,
delgaditas de cintura
y alegres de corazón.

Llegados a este punto, es de obligado cumplimiento mencionar la labor de investigación que ha realizado la agrupación ‘Virgen de los Remedios’ para la elaboración del Cancionero Popular de Torrecillas de la Tiesa, una recopilación encabezada por Gregoria Mariscal, que repasa las diferentes canciones de la localidad, además de las letras de otros puntos de la geografía extremeña y española: canciones de nochebuena, canciones de San Antón, canciones de romería, canciones religiosas, infantiles, de boda, de quintos, o de trabajo, entre otras.

En Huertas de Ánimas, encontramos la jota de ‘La Zarzuela’.

Ay, la zarzuela, madre,
cómo la revolea el aire,
ay, cómo la revolea,
cómo la revolea el aire.

Si piensas que por verte,
vida mía, salgo a la calle,
tengo calor y quiero,
vida mía, que me dé el aire.

Luego están los romances. El romancero en esta comarca es muy rico, tremendamente rico. Si bien se trata de un repertorio que prácticamente queda en la memoria de nuestros mayores y, por lo tanto, está en trance de desaparición. En este sentido conviene realizar un trabajo de recogida de estos cantos antes de que estos desaparezcan irremediablemente.

trujillo En todos los pueblos de la comarca se conoce el romance de Gerineldo, o del Crimen de Don Benito y muchos otros, tantos viejos, vulgares como pliegos de cordel. Ahora bien, si tenemos que quedarnos con uno muy de esta zona, tenemos que hacerlo con el conocido como Romance de Alicia, tanto en su versión corta, que recoge en una de sus grabaciones el grupo folk Altamirano, o la más larga que comienza con una sorprendente y completa descripción del entorno trujillano –paisaje, fauna, flora…-. La copla de la versión corta comienza:

En tiempos de Alfonso XI
Rey de Castilla y León
en la villa de Truxiello
este suceso ocurrió.
Joven y bella era Alicia
negro azabache su pelo
sus grandes ojos rasgados
como un junco era su cuerpo.

INSTRUMENTOS TRADICIONALES

Los principales instrumentos que se utilizan en la comarca son:

Instrumentos de cuerda: Laúdes, bandurrias y guitarras. Aunque actualmente no es habitual encontrarlos también se usaban violines hace algunos años.
Instrumentos de viento: en algunas agrupaciones se incluye la flauta dulce y la flauta travesera para la ejecución de temas de otras localidades, como Badajoz o Portugal.
Instrumentos de percusión: Panderos, pandereta, arrabé de cañas, almirez, tambor, botella de anís, o triángulo (utilizado, sobre todo en grupos infantiles).

GRUPOS Y TRABAJOS DISCOGRÁFICOS

Dentro de los 20 municipios que componen la comarca, existen seis agrupaciones folklóricas. Estos son sus nombres y los títulos de algunos de sus trabajos discográficos.

•    Grupo de Coros y Danzas ‘La Dehesilla’ (Miajadas).
•    Grupo de Coros y Danzas Sopetrán (Almoharín). Almojarin.
•    Grupo de Coros y Danzas Virgen de los Remedios (Torrecillas de la Tiesa). Al Resolano.
•    Grupo de Coros y Danzas Virgen del Rosario (Huertas de Ánimas). Trujillo y su folklore, Lo Nuestro, Aires de zambomba y pandereta, Batiburrillo.
•    Grupo Folk Altamirano (Trujillo). Cantares, Cantares volumen II, Trujillo por las Pascuas.
•    La Fuentona (Madroñera).

Nota: Agradecemos especialmente, a Goyi Delgado, presidenta de la Asociación de Coros y Danzas Virgen del Rosario, de Huertas de Ánimas, su interés en la elaboración de este artículo y la aportación documental con la que ha contribuido.

http://www.corosydanzasvirgendelrosario.es/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *