Nastasia Zürcher y su viaje a lo desconocido

nastasia zürcher

Nastasia Zürcher nació en Suiza, pero actualmente reside en Galicia desde el año 2000. La música ha estado siempre presente desde su infancia, y comenzó tocando el piano y la batería, aunque posteriormente descubrió que realmente lo que le llenaba era cantar. Ha complementado sus estudios de canto con la interpretación y la danza, y lleva más de 10 años dedicándose plenamente a la música.

Descargar ahora!Ver ahora!

Ha trabajado junto a grandes artistas y en multitud de proyectos, y este año Nastasia Zürcher ha sido galardonada con el Premio Martín Codax da Música (Galician Music Awards), del que se siente muy orgullosa. Imparte clases de canto y sigue trabajando en otros proyectos. Pero eso no es todo a lo que Nastasia Zürcher se dedica, ya que hace tan sólo unos meses presentaba su primer disco en solitario My Flight. Nastasia ahora vuela en solitario y con este disco comienza su viaje hacia lo desconocido.

La música ha estado siempre presente en tu vida y ahora decides emprender tu carrera en solitario como Nastasia Zürcher. ¿Lo has meditado mucho? ¿Qué es lo que ha hecho que des este gran paso en tu carrera?
Yo creo que ha sido un paso que era natural, era lo que tocaba y lo que también deseaba que tocase. He estado en varios proyectos antes de lanzar este disco con mis composiciones. Tenía ya muchas ganas de dar ese paso, de lanzarme e ir a por todas y de compartir un poquito también qué es Nastasia Zürcher al 100%

nastasia zürcherTus comienzos en la música fueron tocando el violín y la batería, pero finalmente decidiste dedicarte al canto. ¿Qué ha sido más duro, aprender a tocar o aprender a cantar? ¿Sigues tocando algún instrumento?
Hoy en día me acompaño con el piano. El violín fue el instrumento con el que quise comenzar mi formación musical cuando era pequeñita, pero realmente sólo lo toque durante un año o año y algo. Ya sabes, cuando eres pequeño lo que te gusta bien, y lo que no, pues… a otra cosa. Me gustó, aprendí muchísimo y tuve un gran profesor en Ginebra (Suiza), pero necesitaba otra motivación. Así que un poco después me pasé a la batería, justamente al extremo, y me pasó lo mismo. Me encantó, fue una introducción al mundo del ritmo, a la base. Pero ya te digo, me pasó lo mismo, aún no estaba al 100%, necesitaba algo más.

Depués, a los 11 años empecé las clases de canto, todavía en Ginebra, y fue ya cuando dije “aquí ya me quedo”. El canto fue siempre un instrumento muy intrínseco de mi persona, y fue el instrumento que más temprano captó mi atención. Siempre fui muy seguidora de todo lo que tenía que ver con lo vocal, desde cantantes, los anuncios de la tele…, todo lo que tuviera que ver con el canto era para mí como “Oh! Qué es eso! Cómo se hace!”, la imitación… Y bueno, pues hasta día de hoy el canto es el instrumento con el que estoy haciendo carrera.

Además de cantar, has estudiado interpretación y danza y eres profesora de canto. ¿Cómo te organizas? ¿Has tenido que dejar algo aunque sea de forma temporal?
Pues sí, digamos que en la docencia (soy profesora de canto desde hace varios años, y me encanta y me aporta mucho a nivel personal) he tenido que hacer un pequeño parón de unos meses cuando lancé el disco de My Flight. Es mucho trabajo porque además es un disco autogestionado. Quería pasar por esa etapa de “venga, vamos a lanzar un disco”. Quiero entender la profesión, quiero saber lo que significa una promoción, un lanzamiento. Así que me dije, pues venga, voy a hacerlo by myself, y entonces tuve que dejar la docencia unos meses, pero sólo unos meses.

Ahora ya estoy otra vez desde hace varios meses en ella de nuevo, y es un poco de organización y compaginar. Tengo un número de horas limitadas para dar las clases, entonces X horas a la semana son para eso, X horas son para doblaje (que estoy haciendo también doblaje cantado, dibujos animados, que es maravilloso y muy divertido), tiempo para la composición, tiempo para la parte de management… y bueno, pues ahí estoy, a lo pulpo, jajajajja.

Hablemos de tu opera prima, My Flight. Hemos escuchado y visto el vídeo de Ready, uno de los temas de este disco, y nos ha gustado mucho tu voz y tu música. Cuéntales a nuestros lectores cómo es tu música y qué quieres transmitir con ella.
Mi música, lo que es este primer disco My Flight, se mueve por estilos como es el neo pop soul, y también músicas del mundo. Son, digamos, las dos vertientes donde más me muevo. Tengo una manera de cantar muy negra por mis influencias, y porque es lo que he ido desarrollando. También con todo lo que tiene que ver justamente con la libertad del jazz a nivel de la improvisación, y, sobre todo, de jugar con el instrumento que es la voz. Le doy mucha vida a ello en el disco y también en los directos.

Y qué quiero transmitir con este disco? Pues, My Flight, que significa mi vuelo, es un poco recoger de todo lo que es una experiencia de vida y de crecimiento de un alma, en este caso de la mía, de todas las cosas y lecciones que vas entendiendo a lo largo de la vida. Y sobre todo de la libertad, decir “bueno, estamos aquí en este plano físico, vamos a aportar cosas positivas”. Hay muchas emociones, unas más alegres, otras más tristes, pero vamos a coger lo mejor de cada uno y, desde la alegría y desde la libertad, siempre volar a través de esta vida.

Me comentabas que este disco como Nastasia Zürcher es autogestionado y que lo has hecho todo tu sóla. ¿Qué parte de todo este proceso de autogestión te ha resultado más complicado?
Pues la verdad es que aunque tengo experiencia en el sector, hasta que no he ido avanzando no me he dado cuenta de todo el trabajo que hay que hacer. Porque sí, grabas un disco, ahora lo lanzas… Pero cuando lo haces tú todo te das cuenta de la importancia del factor tiempo, el rodaje, etc. Y aunque tú tienes un buen trabajo y aportes algo, hay como un orden de hacer las cosas.

La parte justamente de promoción, de conciertos, de los centenares de mails que envías para los festivales a los cuales te responden en un 20%, ahí te vas topando con la realidad y dices “vale, bien. Vamos a ir paso a paso, pico, pala, pico, pala”. Y esa parte es la que más te va introduciendo en cómo funciona esta profesión, con tantas propuestas musicales y artísticas de hoy en día (que es una maravilla). Hay tanto contraste, estamos llenos de artistazos.

Es un poco una lucha diaria, y esa parte es la que más tiempo te lleva, es mucho ordenador, es mucho leer, conocer los ciclos del panorama, dónde puedo encajar, dónde puedo presentar mi disco, cómo dirigirte a los medios… Todo eso es una parte tediosa, motivadora y otras muchas cosas, jajaja.

El disco contiene 14 temas compuestos por Nastasia Zürcher y cantados en inglés. ¿Tenías algunos temas ya compuestos o decides hacer estas canciones concretas para este disco?
En inglés son todos los temas excepto dos, uno que es en francés y otro en gallego. Los 14 temas fueron compuestos a lo largo de aproximadamente dos años, que fue el tiempo que estuve viviendo en Madrid, formándome y estudiando, y toda esa parte de la Universidad. Fueron saliendo de forma muy natural. Llevaba ya mucho tiempo con mucha información, con muchas cosas que quería compartir, y después fui concretando las letras y las canciones. Luego regresé a Galicia, que es donde estoy viviendo ahora, es donde le di los últimos toques y la forma final, y durante el verano me metí en el estudio a grabar.

nastasia zürcherEn el proceso compositivo, ¿has tenido algún momento de bloqueo? ¿Cómo solucionas estos contratiempos?
Es una buena pregunta. Yo creo que la clave en todos estos procesos tan intensos a todos los niveles es el fluir, el confiar en la vida y en decir “vale, paso a paso. Vamos a ir resolviéndolo, buscando soluciones”. Sí que es cierto que en este disco, lo que fue la parte compositiva fue muy fluida, muy natural, porque estás siendo tu mismo al 100%, y ahí no hay barreras ni límites. Además, quería que este disco fuera eso, libertad absoluta, sinceridad sobre todo.

Y luego lo que es la parte que va desde encontrar la persona con la que grabar, el coproductor, el estudio, hasta la carátula del disco… todo ese proceso, es muy emocionante, pero a la vez a veces da un poquito de vértigo. Dices “dios mío! Cómo es esto? Cómo lo voy a resolver?”. Pues es dejarse llevar, confiar en la vida e ir resolviendo el día a día. Seguir conectado con esa alegría y esa ilusión de estar haciendo ese disco, que yo creo que es el timón que mantengo aún a día de hoy. Ese es el objetivo en la vida, estar conectado con esa parte porque si no, te dejas llevar por el agobio y el estrés, y no sales de ahí. Hay que estar conectado con la energía positiva siempre.

My Flight salió el mes pasado y lo presentaste en Madrid. ¿Cómo fueron los preparativos del estreno? Cuéntanos cómo te sentiste ese día antes de salir al escenario.
El disco salió hace ya más tiempo, lo que pasa que en Madrid hemos estrenado un nuevo formato, Nastasia Zürcher Deat Trio. Fue la primera vez que tocamos en Madrid con este formato, que es un poquito especial porque la instrumentación es diferente, tiene beat box para la parte de percusión, etc. Somos tres, pero como cada uno está bien metido en su sitio y sabe lo que tiene que aportar, pues suena muy completo.

La verdad es que había unas ganas tremendas. Nos fuimos una semana entera los tres para hacer una promoción lo más completa posible, que la hicimos con Cultura Inquieta, con Susana Zorraquino. Fue una semana de radio, televisión, entrevistas, revistas, una semana en la que estuvimos sumergidos en todo esto, en ensayos también, porque tuvimos una colaboración especial durante el concierto… Y el día del concierto era como la guinda de toda esa semana. Teníamos unas ganas y una alegría de decir “Venga! Que sea ya!”. Fue muy bonito, la verdad, fue muy chulo.

Con la reacción del público, la verdad es que estoy muy contenta y muy agradecida. Porque la verdad es que está gustando, está gustando mucho, y también lo que es el formato de Beat Trio, que es completamente diferente, pues también la gente está como “Jo, qué chulo!”. Composiciones propias, un formato diferente y eso el público también lo agradece, que los artistas aportemos algo nuevo, que no nos quedemos en lo clásico y que nos atrevamos un poquito.

Y el disco, ya te digo, está teniendo una acogida superpositiva. De hecho, hace unos meses me llevé un pedazo de premio aquí en Galicia, el Martín Codax de los Premios de la música en Galicia. Ya te digo, una motivación diaria para decir “venga, a seguir en el camino”. Muy contenta, la verdad.

Ha sido un placer hablar contigo. Enhorabuena por este disco y mucha suerte! Te deseamos mucho éxito y una larga carrera en solitario como Nastasia Zürcher.
Muchas gracias, un placer. Un abrazo y hasta pronto!

Encontraréis más info sobre Nastasia Zürcher en los siguientes sitios oficiales:

www.nastasiazurcher.com
Ver Facebook
Ver Twitter

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *