El pasodoble torero de Pedro Orozco

Los carteles taurinos, desde hace unos pocos años, han experimentado un cambio en la estética – discutida en muchos casos -,  dejando aparcada la clásica estampa gráfica que firmaban reconocidos artistas como Martí-Font, Saavedra o Roberto Domingo, el mejor de todos. Artistas que marcaron toda una época.

pasodoble Este año, los actuales cartelistas se han puesto de acuerdo al dar prioridad en muchas de las plazas españolas y de las ferias taurinas para reflejar el rostro de Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”.

No es casualidad, puesto que este año es el centenario del nacimiento del “Califa cordobés”, cumplido precisamente en este mes de julio, al que se quiere honrar, y ésta es una manera, teniéndole presente de manera gráfica en lo que rodea a la Fiesta.

Si traigo a colación al diestro de Linares lo hago porque va unido a su memoria el famoso pasodoble que lleva su nombre, y que por tal motivo se pone también de  actualidad.

El pasodoble “Manolete”, reconocido desde los primeros compases por todos los aficionados taurinos, fue compuesto por un músico extremeño: Pedro Orozco González, nacido en La Granja de Torrehermosa.

pasodoble Adolescente, deja Extremadura, trasladándose a Cordoba, y allí Pedro se inclina por la música, estudia la carrera de piano y, finalizada, ejerce como profesor en el Conservatorio de la ciudad, y crea la Orquesta Orozco de música ligera, famosa en los años 40, que actuó con notable éxito durante quince años.

Es en 1939 cuando escribe el pasodoble que muy pronto se hará popular.

El pasodoble torero, tiene dentro de la variedad de pasodobles -un género que nos identifica en el mundo entero- unas características especiales que requerirían un somero estudio que aquí no voy a hacer, pero a las que este “Manolete” de Pedro Orozco se adapta como un guante, por los giros melódicos de fuerte personalidad, gran factura melódica y elocuente estilo. Prototipo del pasodoble torero.

El autor extremeño  se había casado en Córdoba con una hermana de la pianista, Carmen Flores Hermosilla,  y de este matrimonio nace uno de los grandes concertistas españoles, Rafael Orozco Flores, máxima figura en la década de los 80, uno de los grandes en el panorama pianístico español, con reconocimiento en todo el mundo.

Es por ello  que  en 1987 se le concede el título de Hijo Predilecto y la Medalla de Oro de la ciudad de Córdoba. Lástima que la muerte interrrumpió su fulgurante carrera al haber fallecido de sida, en la ciudad de Roma el 25 de abril de 1996, tras sufrir largamente la enfermedad.

Hoy, el Conservatorio Superior de Música de Córdoba lleva el nombre de “Rafael Orozco”. A su muerte, el claustro, por unanimidad, decidió cambiar el nombre al Centro. Recuerdo a Rafael Orozco en el recital que ofreció en Cáceres en el Otoño de 1982, en el Auditorio de San Francisco.

pasodobleEntonces, en lo más granado de su carrera, dejó la impronta de un arte exquisito. Arte virtuosista en el universo romántico en el que gustaba moverse. Su objetivo preferente fue sin duda la Iberia de Albeniz.

Soñó con alcanzar, al impulso de su personalidad, un nivel similar al que otro extremeño, Esteban Sánchez,  había logrado en esa obra. Era para él una referencia sin duda motivadora.

Y va de pianistas! Si Rafael Orozco fue hijo de un extremeño, el autor del pasodoble a Manolete, el apellido Orozco va unido este año a otro pianista extremeño, el joven Víctor Antonio Núñez, placentino, que esta pasada primavera ha sido el flamante ganador del Premio que lleva precisamente el nombre del ilustre músico cordobés: El Premio “Rafael Orozco”, instituido en Linares, dentro del Concurso Nacional de Piano Marisa Montiel, y que se otorga al mejor intérprete de música española.

Un éxito más para Víctor, este artista, nacido en la ciudad del Jerte, que deslumbró cuando era solo un niño. Con 8 años empezó a ganar concursos, primero regionales y luego nacionales, siendo su carrera en estos momentos muy prometedora.

Es así que al reclamo de un torero, “Manolete”, he entrelazado los nombres de tres pianistas  españoles ligados de alguna manera a la tierra extremeña: Pedro Orozco, Rafael Orozco y Víctor Antonio Núñez.

Encontrarás más artículos como éste en el siguiente enlace:
VER MÁS

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *