Rock Chukuta, Rock and Roll con o sin lluvia

rock chukutaQue continúe el Rock Chukuta con o sin lluvia, yaaaa!

El 23 de marzo es una fecha que conlleva recuerdos para este diverso país, memorias con relación al mar. Pero en esta misma fecha, en el Equinoccio, se llevó a cabo la presentación del ROCK CHUKUTA, yaaa! (Léase el yaaa! como la jerga paceña).

Todos los que viven en La Paz (Bolivia) conocen y hacen práctica de esta jerga ya conocida e infaltable en toda conversación. Y de igual manera infaltable en esta presentación, donde la diversión estaba a cargo de tres bandas: Rock Sin Restricciones, Chorizo Caliente, The Prestes.

Descargar ahora!Ver ahora!

Era una noche que contaba con la presencia de un clima poco esperado, pero eso no evitó la presencia del público, pues aún así estuvieron presentes para disfrutar de una noche excepcional, dejando de lado el clima. El hec

ho de entrar mojados al lugar en medio de la oscuridad, donde las velas eran parte de la ambientación, introducían a cada persona a un clima ameno, donde todos compartían y donde se olvidaba la situación húmeda que pasaba afuera.

La música sonaba a través de los envolventes ritmos que no soltaba a ninguno de los que se encontraba presente, unos bailando, disfrutando frente al escenario sin importar nada, otros se encontraban sentados, pero el ritmo y las melodías que desprendían no los dejaba, pues, aún así sentados, eran llevados por la música levantando las manos, moviendo la cabeza al son del ritmo del ska.

formacion premium

Así fue como The Prestes amenizó al público. El cambio de luces mantenía el clima del trance musical en el ambiente. La gente aglomerada frente al escenario, en espera de los temas. Una vez que inició, el baile fue imparable, un espacio donde cada uno podía expresarse de la manera que le gustara.

Mientras bailaban, cada uno generaba nuevos pasos conforme era motivado en ese momento. Fue un espacio para disfrutar. Fue Chorizo Caliente quien los percibió desde el escenario. Todos unidos a través de los diferentes géneros disfrutaban de una noche peculiar.

Después de un descanso, continuaba el baile y la diversión, pero en esta ocasión los estruendos de riffs y de una voz peculiar impulsaban al público a ser parte del Rock and Roll. Saltos en medio de luces, los riff no soltaban las cabezas del público, motivándolos a moverlas una y otra vez.

Y cómo olvidar el inesperado mosh! No fue la excepción, donde se unió todo el público, siendo un espacio sin límites, todos disfrutando del baile, el ritmo a su manera, cada uno llevado por la esencia de la música en su forma más libre de expresión.

Rock Sin Restricciones hizo que olvidaran los límites conocidos a la hora de bailar. Esa noche fue de total disfrute para todos los que estuvieron presentes. Cada situación, cada detalle musical o detalle de otro ámbito en ese momento, serán irrepetibles, pues cada presentación será totalmente diferente.

Si tan solo esto es una crónica que los impulsó a ser parte de esta presentación, solo imagine por lo que hubieran pasado si hubieran estado presentes, olvidando los aspectos negativos por los que tal vez uno pasó en el trayecto del día en esa ocasión. En ese lugar, en ese sitio, las cosas fueron diferentes. Un ROCK CHUKUTA, yaaa!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *