Sácale el mayor partido a tu prueba de sonido

prueba de sonido

Consejos para optimizar tu prueba de sonido

Muchas bandas acaban haciendo un concierto chapucero por culpa del mal sonido, el feedback y equipo que falla. Asegurándote de que sacas el mejor sonido posible en tu concierto y un buen entendimiento con el técnico de sonido es imperativo si quieres dejar a tu audiencia con ganas de más. Para ayudarte a optimizar tu prueba de sonido aquí te mostramos una serie de puntos que debes tener en cuenta.

¡Nunca llegues tarde!

Asegúrate de enviar con suficiente tiempo el Tech Rider a la sala, para que así tengan el equipo adecuado ya preparado y el técnico de sonido tenga una idea de lo que hará falta. Ve pronto a la sala para la prueba de sonido. No llegues tarde. Una prueba de sonido con poco tiempo es estresante y tienes muchas posibilidades de no acabar consiguiendo el sonido que te gustaría si tanto tú como el técnico vais con demasiada prisa. Recuerda que colocar los micrófonos, instrumentos y amplificadores lleva más tiempo del que piensas y siempre pueden aparecer problemas técnicos como cables o micrófonos rotos, así como ruidos e interferencias de radio en los monitores.

Conoce al técnico de sonido personalmente

Preséntate y habla con el técnico acerca del tipo de música que tocas, tu equipo y set up y cualquier requerimiento especial que pudieras tener y sobre todo asegúrate de transmitir que te tomas en serio el sacar un excelente sonido en tus directos. Durante la prueba de sonido, mientras el técnico esté ajustando los niveles para cada instrumento individualmente no toques ningún instrumento a no ser de que el técnico así lo pida. Escucha atentamente y deja que el técnico encuentre los niveles adecuados para cada instrumento uno a uno. Si no es tu micrófono o instrumento el que está siendo revisado, simplemente mantente en silencio hasta que sea tu turno.

Probando micrófonos de voz

No golpees los micrófonos con la mano para comprobar si funcionan porque son sensibles y los podrías dañar. Yo siempre llevo mi micrófono de voces a los conciertos para asegurarme de que voy a tener el sonido de voces adecuado si la sala no tiene un buen equipo de micrófonos o bien por si se les hubiera roto la noche anterior. En cualquier caso, los micrófonos de las salas siempre acaban siendo usados por multitud de cantantes y estoy seguro de que no se limpian después de cada concierto, por lo que siempre es una buena medida higiénica llevar el tuyo propio.

secretos para musicos
Qué quieres escuchar en los monitores y qué en la sala

Toca una gama amplia de tus canciones de tu set list durante la prueba de sonido. Toca desde la canción con más volumen a la más tranquila. Trata de tocar con toda la fuerza e intensidad aunque se sienta raro sin un público delante. ¡No hagas jams! Sólo toca lo que eseté en tu set list para así comprobar los niveles para esas canciones, ya que el reloj sigue avanzando, se abrirán pronto las puertas y es mejor no hacer la prueba de sonido cuando el público ya ha llegado. Pide lo que quieres oír a través de los monitores. No esperes que destaquen las frecuencias bajas, ya que probablemente lo que más oigas serán rangos medios y agudos que puedes usar para oír la articulación de tu voz y/o instrumento. Los monitores acaban teniendo feedback si se saturan de bajos, y recuerda que el sonido en la sala es distinto que en el escenario y que el bajo y la plenitud del sonido los va a escuchar el público. Cuando la gente vaya llenando la sala, el sonido será absorbido por sus cuerpos, por lo que debes intentar encontrar el pico del volumen sin que haya feedback durante la prueba de sonido.

Efectos y volumen

Si no quieres que se pierda el equilibrio durante tu concierto, asegúrate de decirle al técnico de sonido que no juegue con efectos y reverbs mientras estás tocando. A no ser de que sea parte de la actuación, se hace muy raro escuchar reverbs que cambian y efectos como un flanger o un chorus entrando y saliendo de una canción durante el concierto. No dejes que el técnico juguetee con los efectos por simple diversión durante una actuación.

Si no tuvieras éxito en conseguir un buen sonido durante la prueba, no te vuelvas loco, a veces la sala no va a sonar bien hasta que esté llena de gente. Cada escenario va a tener un sonido totalmente diferente así como problemas particulares. No tomes el riesgo de sonar mal en un concierto. Toma tiempo para solucionar los problemas que haya durante la prueba de sonido y nunca te arrepentirás.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *