Sala de Conciertos – Abejarock 2012 y Sonrias Baixas 2012

ABEJAROCK 2012 (Bejar)

por Crespo
Otra edición más del festival benéfico “Abeja rock”, celebrada en la localidad salmantina de Béjar. Y para esta ocasión con un cartel de lujo, que van superando año tras año. Si hace dos años le tocaba el turno a Barricada, este año teníamos a Boikot, Porretas, Reincidentes, Yeska e Impakto. A eso de las diez de la noche nos acercamos hasta la Plaza de toros de Béjar, casualmente la más antigua del estado según cuentan, y ya estaban en el escenario Yeska, descargando temas de su primer disco, que llevan presentando por todo el estado desde hace más de un año. Tras su actuación les tocaba el turno a los sevillanos Reincidentes. Arrancaron con no muy buen sonido, aunque la cosa se fue arreglando conforme iban pasando los primeros temas. Canciones de todos sus discos coreadas por los presentes, y muchos guiños a sus últimas publicaciones Tiempos de ira, Dementes, América…, en las que se notaba al público un poco más reticente. Tras una hora de actuación, y el pertinente cambio de backline, salían a escena los madrileños Porretas. Los he visto mil veces en directo, y aunque sus discos hace tiempo que me llaman menos la atención, sobre el escenario nunca fallan. Fiesta y buen rollo asegurado, con temas como “Anti militar – antisocial”, “Solo fui a mear”, dedicada a Robe, “Siempre beber y beber”, “Barriobajero”, “Jodido Futuro”…  así hasta completar más de una hora de actuación, en la que nos hicieron bailar a todos y en la que contaron con colaboraciones de algún miembro de Boikot  y Yesca. Para terminar el festival, nos faltaban Boikot, que tras un cambio de backline, y chequeo de líneas que se demoró un buen rato y empezó a impacientar al público, arrancaron su actuación con la misma intensidad y fuerza que las ultimas 30 veces que les he visto. Hay quien dice que siempre tocan el mismo repertorio, los hay que dicen que son aburridos…, para gustos, colores, como se suele decir. A mí me parecen una apisonadora en directo. Si tu intención es la de ir a un concierto a pasártelo bien, cantar estribillos pegadizos, bailar con temas rápidos o dejarte la voz, no te van a defraudar, seguro. Temas de la mayoría de sus discos y algún que otro tema de su inminente nuevo cd Lagrimas de rabia es lo que pudimos oir esa noche en Béjar.

     El año que viene no sabremos que nos deparará, pero si tenemos un cartel con Grupazos como este año, allí estaremos.


SONRIAS BAIXAS 2012
(Pontevedra)
por Porras
Este pequeño festival  sigue creciendo año tras año gracias al esfuerzo de la asociación Troula Na Banda encargada de desarrollar todas las tareas del festival así como al trabajo desinteresado de sus colaboradores, vecinos, patrocinadores y el pequeño comercio e industria de la localidad del Morrazo, ofreciéndonos un fin de semana de música y convivencia en esta pequeña localidad costera rodeada de playa y vegetación. Todo un lujo.
Ya el jueves nos acercamos al recinto multiusos Da Estacada para ver la zona de acampada ubicada dentro de un espacio arbolado de 10.000 metros cuadrados con gran parte de sombra. Al ver la zona y las primeras tiendas decidimos acampar y asegurar una buena zona en lo que iba a ser nuestra casa durante el fin de semana.  El  recinto de los conciertos estaba emplazado en el campo de fútbol donde en el fondo sur ya asomaban las torretas de sonido y los carteles del festival, y los trabajadores daban los últimos retoques al escenario. En los alrededores había varios espacios de hierba para permitir el descanso de los festivaleros. Una única barra en el medio del campo de futbol y los servicios parecían escasos para albergar tanta fiesta. También había lugar para los puestos de merchandising y comidas que eran más bien pocos. Por lo demás ya podéis haceros una pequeña idea. Por cierto, todo esto a 100 metros de la playa y en el centro del pueblo, rodeado de comercios, bares, hoteles y tiendas.
Decir que en esta edición se ha seguido apostando por las múltiples disciplinas combinando música, deporte y actividades plásticas, a saber: La IV Troula Cup de fútbol playa, la charla coloquio “Biodiversidad y patrimonio natural en la Comarca del Morrazo” y la fiesta de apertura del festival con una sesión a cargo de Chema Rey en el Bar Magic la noche del jueves.
El viernes 3 se abrían las puertas del recinto a las 20:30 donde más tarde donde se producía en las mismas una gran aglomeración. Los encargados de  abrir el festival fueron Pedrito Diablo y los Cadaveras, una de las bandas emergentes con más talento en Galicia. Estos señores ataviados de chaqueta y corbata practican un rock n roll sesentero y surfero de gran personalidad y con un sonido garaje muy cuidado, perfecto para ambientar una peli del gran maestro Tarantino. El repertorio duró algo más de 40 minutos donde nos presentaron su primer trabajo “El cuerno del Chivo”. Desenfunda Forastero,  El baile del Justiciero, El duelo, Mogambo, Bulldog o La Cárcel de Tijuana fueron algunos de los temas escogidos para la ocasión. ¡Bravo vaqueros!
Tras una larga espera subían al escenario La Pegatina que momentos antes la liaban gorda en medio del mar a bordo de un barco donde improvisaron una Rumba a Bueu. Los catalanes nos traen  fiesta,  bailoteo  y desparrame a raudales. El recinto se llenaba  y no paraba de bailar al son de Chocolate, Mari Carmen, Sorranchera, Muérdeme, Los niños de la Renfe, Tomasín o Gaiteiros que contó con la colaboración de Xurxo Souro y Lidia Botana. El show es un espectáculo en el que tienen cabida rumba, ritmos latinos, rancheras, algo de Ska y de reagge, algún guiño a la polca y mucha, mucha fiesta. Sueños de sirena, este servidor no paró de bailar ( Ver para creer ). Agradeciendo al público de Bueu ofrecieron  A morriña. Algo más de hora y media de fiesta culminaba con una mezcla de temas discotequeros archiconocidos y mezclados al estilo  Pegatina poniendo patas arriba el recinto.
Con el recinto a rebosar y un público totalmente entragado hacían acto de presencia Heredeiros de Crus,  lo que suponía su regreso a los escenarios y su 20 aniversario. La expectación era máxima, los Gallegos, referencia absoluta del rock de los 90 junto a Suaves y Siniestro, celebraron su puesta en escena con una actuación digna de una gran banda de rock. Ataviados  de cuero y brillantes para la ocasión, su puesta en escena fue espectacular. Dos horas de rock que hicieron las delicias de un personal mayoritariamente gallego que no paró de bailar y cantar sus temas, ya todo un clásico en Galicia. Jastas Pista, Alabaré, Non quero nada de ti, Quero Josar…los que no conocemos el repertorio parecíamos perplejos aunque también disfrutamos de estos dinosaurios del rock que no pararon de moverse por todo el escenario volviendo loco un personal que cantaba al unísono todos los temas. Enormes.
Después de cargar las pilas volvimos al recinto donde No Reply descargaban una buena ración de música negra, pretendiendo convertir el campo de fútbol en una pista de baile donde el swing, el ska, el  reagge y el jazz se fundían a la perfección. La respuesta del público fue bastante tímida para estos nueve jóvenes músicos de gran talento. El show se compuso de piezas originales y versiones de otros artistas con una sección de vientos más que inspirada y una base rítmica de gran precisión. El estilo que procesan no es de mi devoción pero en cualquier caso el sonido resultó impecable.
Bien pasadas las tres de la madrugada ponían el fin a la jornada del viernes A Tarantela Rabuda banda procedente de la comarca del Morrazo.  Con la ventaja de jugar en casa enseguida se ganaron a un público que gozó de su gran actuación en la que ofrecieron un show de lo más animado. Con apenas un disco en el mercado “ titiritando” esta banda goza de buena crítica y gran proyección.  Apenas conocemos la discografía del grupo y mucho menos las canciones pero decir que esta banda se fusiona a la perfección la rumba y el rock, con letras ácidas y ritmos frescos haciendo bailar al personal al son de la percusión. También hubo tiempo para versionar a Bersuit con “La bolsa”. Buen trabajo. Aquí terminaba la primera jornada dejándonos un buen sabor de boca
Lo que iba a ser un precioso día de playa se tornó en un gran chaparrón, haciendo que muchos festivaleros, entre ellos nosotros, abandonasen el recinto de acampada para instalarse en alguno de los alojamientos del pueblo de Bueu.  La gran mayoría de la juventud decidió continuar la fiesta ofreciendo una resistencia numantina al temporal. Daba gusto ver al personal disfrutar en medio de la lluvia y los charcos. Añadir que la lluvia nos dio tregua durante toda la noche.
Ya con la caída del sol saltaban al escenario los vitorianos Soziedad Alkoholika sobrados de energía pese a descargar la noche anterior en el Resurrection Fest de Vigo. Una lona con un gran logo y las sombras de los músicos bajo los focos rojos fue su impresionante puesta en escena. Esta gente no se anda con ostias descargando una mezcla brutal de thrash metal y hardcore punk, tampoco se cortan un gramo  criticando abiertamente temas como el militarismo, el fascismo, el racismo, la religión y la política, así como la sociedad y la crisis actual.. La banda repasó su trayectoria musical incluyendo varios temas de su nuevo largo “cadenas de odio” en un set clavadito al del Corrosiva. Destacar Ratas, Polvo en los ojos, Piedra contra tijera, En el tejado, S.h.a.k.t.a.l.e, Stop criminalización, Cuando nada vale nada, Pauso Bat, Ciencia Asesina,  Motxalo, Contra las cuerdas, Buenos momentos, el beneficio de la duda, Cadenas de Odio y Nos vimos en Berlín tema este que ponía fin a un gran show donde el sonido fue enorme como suele acostumbrar y el grupo conectó a la perfección con un público que practico handbanging durante toda la actuación. Aún tengo la piel de gallina.
Una mala tarde la tiene cualquiera debieron pensar Def Con Dos y es que su show no se pareció en nada al que dieron hace pocos meses antes en Miajadas, ni que decir tiene que fue cojonudo. La banda goza de gran aceptación en tierras gallegas ya que se fundó entre Vigo y Madrid por allá por los 90, fruto de influencias del rap y del metal. Casi una hora tardaron en subir a un escenario en el que el sonido falló de forma estrepitosa pese al gran trabajo de los técnicos durante todo el festival. La guitarra y el bajo no sonaban gordas como nos tienen acostumbrados y en los estribillos todo se lo comía el doble bombo de Kiki para desesperación de J AL Andalus . Veraneo en Puerto Urraco, Mundo Chungo, El coche no, Trabajando para dios, Hipotécate tú, Acción mutante, La Cacería, Odio a los mártires del rock, Tuno bueno tuno muerto, Sigo siendo heterosexual, Agrupación de mujeres violentas, Demasiado Humano, etc.  Las voces tampoco estaban finas y no se entendía nada de lo que lanzaban Marco Masacre, Strawberry y Peon Kurtz. A pesar de ello los músicos no paraban de moverse para locura del personal que estaba totalmente entregado. Armas pal Pueblo daba el broche final a una actuación bastante mediocre.
En apenas quince minutos comenzaban a sonar los primeros acordes de “pa enredarte” que nos pillaron fuera de un recinto a rebosar. Los navarros Barricada se subieron al escenario como si de una banda novel se tratara. La energía que irradiaron durante toda la noche no es normal en una banda con más de 30 años en sus espaladas. … Esta es una noche de rock&roll. La ausencia de Enrique Villareal  no supone ningún lastre para la banda, todo lo contrario, desde su primera canción engancharon a un público en el que se podían ver varias generaciones. “una calle que no conozco por la zona de San Juan…”. Los más veteranos nos sabíamos todas las letras, poco a poco iban cayendo todos sus clásicos: Por salir corriendo, Písale, Lentejuelas, Haz lo que quieras (tu cuerpo),Todos mirando, Pasión por el ruido, Juegos ocultos, Ocupación…Los incombustibles Alfredo y Boni se alternaban al micrófono, mientras tanto Ibi marcaba el ritmo a la batería  y Ander Izeta ( ex de Estigi, Eraso!)  le daba a las cuerdas de su bajo transparente. Animal caliente, rojo, Contra la pared, Bajo control, Tentando a la suerte… También hubo tiempo para presentar su nuevo trabajo Flechas Cardinales, y de qué manera: Punto de mira, Aguardiente, Como el invierno, El mueble, Remiendos. La locura llegó con No hay Tregua y Blanco y Negro. Cuando todos dábamos por terminado el show van y salen otra vez bajo la ovación del recinto.  Rugir y morder y flechas cardinales daban fin al concierto. Es todo un placer ver como unos veteranos músicos disfrutan como chavales dándolo todo sobre el escenario. Ya estoy viendo su web para volver a verlos.
Con las piernas temblando debieron subir al escenario Skarnivals después del bolo de Barricada, que aglutinó a varias generaciones cantando sus temas. Aún con esto los jovencísimos músicos cerraban el cartel del Sonrías Baixas con un dignísimo directo. Un desangelado panorama recibía a los chavales a ritmo de ska, punk y folk. Pronto, los que no se fueron a casa lo pasaban genial bailando. Vienen a robar, Historias do mar, La guasa civil, Y gritaré, y Ni chicha ni limoná fueron algunos de los temas que tocaron poniendo todo de su parte para que siguiera la fiesta. Imposible quedarse quieto.

Tras una horita de concierto se ponía fin a un festival en el que hemos disfrutado a tope y donde ha reinado el buen rollo con la gente. No me gustaría terminar este articulo sin felicitar a la asociación Troula do Banda, a La Comarca del Morrazo y a la localidad de Bueu por su enorme trabajo y por recibirnos con los brazos abiertos durante todo el fin de semana. Nos vemos el año que viene.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *