Sinestesia – Dream House

Dream House en LaCarne MagazineLeer esta seccion   Ver otras secciones   

La Dream House (casa de sueños o casa de ensueño) es una instalación artística visual y sensorial o, como lo definen sus dos creadores “un entorno de luz y sonido”. El autor de la parte sonora de esta obra de arte es La Monte Young (1935), uno de los artistas experimentales más influyentes de Estados Unidos, considerado como el primer compositor minimalista. La pintora y artista lumínica Marian Zazeela (1940), una de las primeras creadoras en emplear la luz como medio de expresión, es la autora de la parte visual de la instalación.

El 275 de Church Street, en el barrio de TriBeCa, Manhattan (Nueva York) alberga actualmente el loft en que se creó la Dream House en 1962. La experiencia auditiva de esta obra comienza justo en la puerta de la casa, a pie de calle. Tras cruzar el umbral de la puerta puede ser percibido un sonido intenso que guía al visitante hasta la segunda planta, donde aumenta su intensidad y la performance multi-sensorial es llevada a cabo. El ambiente sonoro es una composición de tonos sinusoidales generados por ordenador, producidos por un sintetizador y emitidos a través de un sistema de altavoces. La muestra de sonido se repite en loop o bucle, una y otra vez, sin cesar, creando lo que La Monte Young define como “eternal sound” (sonido eterno). La escucha de esta música depende de cómo se mueva el visitante por la sala. Con cambiar la ubicación en el espacio o tan solo girar la cabeza cambia la percepción sonora y no se escucha lo mismo, por lo que cada persona tiene la autonomía de decidir cuál será su experiencia musical.

El ambiente visual llevado a cabo por Marian Zazeela se centra en cuatro trabajos: dos ambientales y dos esculturales. Las instalaciones ambientales se titulan Magenta day, Magenta night, e Imagic light, y consisten en una proyección de luces de colores sobre un móvil que emite sombras de colores sobre una pared iluminada. Las instalaciones esculturales se titulan Dream House Variation I y Ruine Window 1992 y están construidas a base de luces de neón.

La experiencia visual y auditiva se le añade la olfativa al estar siempre presente un fuerte olor a incienso. Esta suma de elementos provoca una gran concentración de energía en la sala acompañada de cierto desconcierto ante la sensación de la suspensión del tiempo. En Dream House no existe una secuencia temporal, no hay principio ni fin. Es un ente que funciona de manera perenne, un organismo vivo que se transmite al público ya que sigue emitiéndose y expresándose independientemente del paso del tiempo o la afluencia de visitantes. La Monte Young y Marian Zazeela decidieron que no podía existir una fecha de cierre de esta creación y que debía vivir eternamente por lo que se trata de una instalación semipermanente que lleva expuesta al público desde los años noventa. Solamente fue trasladada momentáneamente al Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York en 2009 con motivo de una exposición temporal.

Dream House ha sido reabierta el 21 de Septiembre de 2013 coincidiendo con la apertura de la temporada número veintiuno de esta exposición. Puede ser visitada los jueves, viernes y sábados entre las 2.00 pm y la media noche.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *