Violet June, experimentando con el Metal

violet june

Con una propuesta bastante interesante y novedosa llega Algorritmia, el mas reciente trabajo de los madrileños Violet June. Ganadores de la segunda edición del festival GruposMadrid.com. Con 8 años de creada, Violet June ha sabido poco a poco ganarse al público. Sobre todo lo relacionado con Algorritmia, así como la trayectoria de Violet June y otros aspectos, nos comenta Juan Méndez (guitarra).

Descargar ahora!Ver ahora!

Para empezar, ¿cuándo y dónde surge la banda?
Violet June comenzamos hace unos ocho años en Madrid. Gente que veníamos de hacer Rock y Metal y queríamos seguir haciéndolo, pero desde una perspectiva más nuestra, no sujeta a etiquetas, sino a aquello que nos fuera surgiendo.

A partir de ahí hubo un periodo de acoplamiento, donde se produjeron varios cambios de integrantes hasta que encontramos una formación estable. A la vez, fuimos investigando para ir concretando lo que queríamos hacer musicalmente y cómo queríamos que sonara la banda. Mientras, publicamos varios EPs, y finalmente, en 2013, con las cosas más claras, lanzamos nuestro primer trabajo discográfico: Paisaje de Regularidades en el Tiempo.

¿Quiénes son sus miembros actuales y de dónde proceden?
Tras ese vaivén inicial, actualmente somos cuatro. Daniel Rivera (bajo) y Juan Méndez (guitarra) veníamos de tocar juntos en Bright Blade, un grupo de Metal, a la vez que hemos estudiado sobre todo música moderna y Jazz. Charo Ruíz (voz) tiene una formación clásica en el conservatorio, y había hecho sobre todo trabajos en esa dirección: zarzuela y cosas así. Alfonso (batería) es el más trotamundos, y ha tocado en grupos muy variados de Pop, Rock, Metal…

¿Cuáles han sido las principales influencias de Violet June?
Con trayectorias tan diferentes es difícil hablar de influencias comunes. Además, porque no solemos hablar de grupos o estilos entre nosotros, sino de la música que queremos hacer y lo que queremos transmitir con ella.

Si nos centramos en las devoluciones que nos hace la gente que la escucha, nos pueden comparar con grupos muy diferentes, seguramente en función de lo que escucha cada uno: Tool y A Perfect Circle salen algunas veces, pero también nos han llegado a decir cosas como Black Sabbath, Marlango, Bjork

Hace poco, en la crítica del disco en una revista, hablaban de Hawkind y de Nu metal, Free Style, Psych Rock y Space Rock. Creo que también podríamos tener ciertas conexiones con parte de la escena española de grupos en torno al Post Rock, el Rock instrumental y el Stoner, escena por cierto cada vez más grande e interesante

¿Cómo definirían su música?
Pues después del batiburrillo de la anterior pregunta, difícilmente. Solemos decir que es mejor que la gente lo escuche. De entrada, hay experimentación.

También hay una filosofía muy metalera, aunque entendida desde nuestro propio punto de vista. En cada canción tratamos, por un lado, que tenga un aire de Violet June, que sea reconocida como parte de la personalidad del grupo, y por otro, de transmitir diferentes emociones.

Solemos alternar pasajes calmos con otros más cañeros. Intentamos que sean temas densos, gordos, jugamos mucho con la dinámica y las polirritmias, con diferentes sonoridades. También tratamos que sean temas con muchas capas para quienes lo escuchan, que se puedan ir descubriendo cosas a través de sucesivas audiciones. Esto hace que sean temas muchas veces difíciles a la primera escucha, no demasiado “comerciales”. Pero creemos que con sucesivas audiciones se van haciendo más pegadizos.

violet juneConcentrémonos en su más reciente disco titulado Algorritmia. ¿Cómo fue el proceso de edición y grabación?
Estuvimos metidos en el local de ensayo alrededor de año y medio, trabajando tranquilamente a partir de la improvisación y la composición colectiva, puliendo los temas a medida que pasaba el tiempo.

Dejando aparte las tensiones creativas que alguna vez pueden surgir al hacerlo todo tan grupal, ha sido un periodo divertido y productivo, ya que las inquietudes de cada uno encajaban muy bien con las del resto. Una vez que vimos que ya estaba, nos pusimos con la grabación.

Rick Moranis se había encargado de los aspectos técnicos (grabación, edición, mezcla, master) en nuestro anterior trabajo discográfico en los Estudios Marditos Roedores de Madrid, y contactamos con él para trabajar juntos otra vez. Es un crack y nos tiene paciencia, y, como veníamos de trabajar juntos, nos fue fácil recuperar las dinámicas que ya teníamos y mejorar aquellas cosas que queríamos mejorar de la anterior grabación.

Por ejemplo, las guitarras y bajos los grabamos nosotros directamente en el local de ensayo. Una manera de rebajar el gasto de la grabación y de tener tranquilidad durante el proceso, probando diferentes tomas y arreglos a medida que grabábamos, tendiendo a primar la naturalidad, que los temas sonaran como en el local de ensayo.

Mezclamos los temas a partir de la propuesta de Rick siguiendo la misma filosofía de naturalidad, y de nuevo conjuntamente. No queríamos un disco preciso al milímetro, sino que reflejara nuestra manera de tocar y entender los temas. Tampoco un disco que sonara alto y plano, sino que contuviera en la medida de lo posible las dinámicas que habíamos trabajado en el local, aunque significara sacrificar volumen en el master final.

Al final, el periodo de grabación se alargó desde julio a noviembre del 2017. Mientras, hicimos una campaña de crowdfunding para conseguir financiación. Para grupos pequeños y autogestionados como el nuestro es una herramienta muy útil para poder conseguir sufragar parte de los gastos que implica todo esto, que en España la cosa está muy mal. Ves a grupos que tienen gran calidad y propuestas muy interesantes que tienen que autoproducirse los discos.

¿Cuántas canciones trae?
Ocho temas. No somos un grupo que hagamos canciones como churros y luego seleccionemos unas cuantas para el disco. Nuestro trabajo se centra más en escoger ciertas ideas, y a partir de ahí, irlas haciendo crecer, puliendo, rematando…, hasta que vemos que hemos terminado.

Algunos de los temas del disco han sido trabajados de este modo durante un año o más, hasta darles por terminados. Por eso, con ocho temas ya habíamos invertido suficiente trabajo para pensar en grabarlos. Además, un disco corto ayuda a reducir los gastos económicos.

¿Qué temáticas abordan en las canciones?
Generalmente Charo se encarga de las letras, aunque nos consulta sobre las temáticas y las revisiones de lo que ha escrito. Nos movemos en dos vertientes: un lado más intimista, emocional, y otro más político y reivindicativo. Aunque esto no significa que cada tema sea de una vertiente u otra. Muchas veces ambas cosas van mezcladas en el mismo tema.

En este disco, por ejemplo, hablamos de incomunicación en medio de la tecnología (Mani Padme Hum), de la destrucción del medio ambiente y la influencia del capitalismo en esto (Vacío o Korasakaybu), de la anomia social (Paseo), de la ley mordaza en España (Tormenta) o de las formas de entender el amor (Amor).

¿Videos promocionales de Violet June?
Pendientes. Para Paisaje de Regularidades en el Tiempo contamos con el excelente trabajo de una compañía de Teatro de Madrid, Teatro Cualquiera, para el Video de “Espiral”, uno de los temas. Ellas eligieron la canción en función de la temática que les interesaba, lo grabaron y lo montaron. Quedamos muy contentos, y para este nuevo disco vamos a repetir con ellas, aunque está pendiente ver cuándo podremos juntarnos para hacerlo.

¿Planes para promocionarlo?
La idea es difundir nuestra música todo lo posible dentro de las posibilidades que tenemos, que no son demasiadas. Estamos trabajando junto a Izkar Producciones en ese sentido, que están haciendo un gran trabajo. La experiencia de “Paisajes” nos demostró que muchas veces era mejor recibida nuestra propuesta fuera de España, ya fuera en Europa o en Latinoamérica, por lo que estamos enfocando parte de nuestros esfuerzos en esta dirección.

También estamos preparando la gira de presentación. En ese sentido no queremos adelantar mucho hasta no tener más fechas cerradas, pero en “Paisajes” tocamos mucho por toda España, y para este nuevo trabajo queremos hacer menos fechas, pero más interesantes. En ello estamos.

¿Cómo piensan que será recibido el disco tanto por el público como por la prensa especializada?
Por ahora, la tendencia es la que esperábamos. En la prensa especializada la respuesta es muy buena, resaltándose la creatividad, la originalidad y calidad del disco.

Por otro lado, llegar a un público amplio es más difícil. No es que no lo haya, sino que por las particularidades del estilo, es más difícil de encontrar que para otras propuestas musicales. Hay gente que aprecia el disco pero que no va en su onda, y otra gente que nos ha dicho que le ha encantado lo que hacemos. Esperamos poco a poco ir haciéndonos más nombre y aumentar la base de oyentes

¿Dónde se puede adquirir el mismo?
Se puede escuchar online en nuestro Bandcamp. También acabamos de ponerlo a la venta online en una distribuidora digital: Cd Baby.

Animamos a la gente que le guste que lo compre, que al final esto ayuda a la supervivencia de los grupos y a poder mejorar para futuros trabajos. Además, en formato físico está la venta en La Tortuga, en Lavapiés (Madrid) y también enviamos desde Madrid a cualquier lugar por correo.

¿Cuánto representó para Violet June el haber resultados vencedores en la segunda edición del festival GruposMadrid.com? ¿Qué oportunidades les ofreció?
Pues poca cosa más allá del placer de ver reconocida nuestra música y volver a tocar en la siguiente edición del festival.

Nos sorprendió ganar porque había propuestas muy interesantes, pero no tuvo mucha más repercusión. Hay que entender que en Madrid en particular, y en España en general, la cosa no está demasiado bien para eso que llaman grupos emergentes y para determinadas propuestas musicales.

Hay una tendencia cada vez mayor a que las salas sean meros espacios sin implicación, que se limitan a cobrar a los grupos porque actúen en su espacio. Tampoco se ha cuidado el circuito, y hay una importante saturación de grupos y de falta de curiosidad musical, lo que repercute en la afluencia de público.

Las bandas grandes llenan estadios a precios de escándalo, mientras otras apenas pueden llegar a meter veinte personas a 4 € la entrada. Tampoco hay apoyo institucional. Por ejemplo, el año pasado fuimos seleccionados dentro del programa Madrid Activa para propuestas artísticas del Ayuntamiento de Madrid, pero en todo el año no conseguimos un solo concierto dentro del programa.

Eso hace que propuestas tan interesantes como este Festival no tenga demasiada repercusión, además de dificultar el progreso de muchas bandas que se lo están currando mucho. Olvídate además de ganarte la vida con esto. Nosotros cuatro tenemos la suerte de vivir de la música, pero no con Violet June, sino como profesores de música.

Aparte de haber participado en GruposMadrid.com, ¿en que otros festivales se han presentado y con qué bandas han compartido escenario?
Pues festivales generalmente pequeñitos, aunque han sido muchos. Algunos de ellos: Eco-Fuenla, Conecta Festival, Fiestas Alternativas de Lavapiés, She Rock Festival… Quizá el más bonito fue el Coca Rock, donde tocamos con un castillo iluminado detrás.

Y los que más orgullo nos dan son aquellos que tienen que ver con aspectos militantes, como las dos ediciones del Festival Antirracista de Lavapiés, en los que hemos participado, la manifestación en contra de la Ley Mordaza, donde tocamos en la Plaza de Cibeles, la Fiesta para la Caja de Resistencia de Lavapiés…

En cuanto a grupos, algunos de ellos: In Mute, Mama Ladilla, Orxata Sound System, los italianos Nero Perverso, Siracida, Quercus, Terrestre… Hace un par de meses íbamos a actuar junto a la banda estadounidense The Maension a su paso por España, pero una lesión de Alfonso nos hizo caernos del cartel en el último momento.

¿Qué podremos esperar de Violet June para este 2017?
Seguir con la promo del nuevo disco y la gira. Y en un momento dado, a medida que transcurra el año, empezaremos a componer nuevos temas. Por ahora esos son nuestros objetivos.

¿Próximas presentaciones de Violet June?
En breve habrá noticias sobre ello, en cuanto terminemos de organizarnos. Por ahora, adelantar que sólo haremos un concierto en Madrid hasta por lo menos después del verano. Y será en La Tortuga el 6 de mayo.

Bien, antes de terminar les deseo mucha suerte y cosas buenas con su nueva producción discográfica. Les cedo espacio para que expresen lo que deseen.
Pues daros las gracias por este espacio y por vuestro trabajo, y animar a la gente a que escuchen Algorritmia. Y como decimos siempre, que lo escuchen con calma y varias veces, que verán recompensado su esfuerzo.

Más información sobre Violet June en los siguientes enlaces:

Ver Bandcamp
Ver Facebook
Ver Youtube

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *