¿Estás en un No-grupo? 5 pistas para descubrirlo

no-grupoMuchos os habéis preguntado en alguna ocasión por qué el grupo en el que tocáis no tiene el reconocimiento que merecéis si haceis buena musica, o por qué un grupo de tu misma ciudad toca mucho más que tú. Es duro admitirlo pero quizás formas parte de un No-grupo. Y esto, señoras y señores, es «el pan nuestro de cada día» en el maravilloso mundo de la música: grupos fantasmas que aparecen en festivales después de 5 o 6 años sin tocar en directo, grupos que ensayan y ensayan sin ningún objetivo aparente, grupos que graban discos para guardarlos en su casa, y hasta grupos de versiones que ni siquiera han dado un concierto alguna vez… Esperamos que no sea vuestro caso, pero por si tenéis dudas sobre si pertenecéis a un No-grupo, desde LaCarne Magazine queremos ayudaros con estas 5 pistas para descubrirlo.

1.- No tenemos objetivos claros

Este es uno de los grandes problemas de los grupos noveles, y la única consecuencia es que después de 10 años seguiréis siendo noveles como al principio. Las bases del grupo tienen que estar claras desde el inicio. «Yo estoy en un grupo para dar conciertos«, eso está muy bien, pero has pensado de qué forma vas a conseguir conciertos. Lo que está claro es que quedándote en el sofá no vas a conseguir gran cosa. En el Ebook de LaCarne Magazine, Mamá, quiero ser músico (colección «Ebooks para músicos») queda patente que los objetivos a corto plazo deben cumplirse cuanto antes. De esta forma, la base sobre la que trabajar en el grupo no tendrá fisuras, y vuestra Imagen como grupo y vuestro Nombre se harán más fuertes cada día que pase. En el ejemplo anterior, veíamos que uno de los muchos motivos para estar en un grupo es para dar conciertos en directo. Hazte la pregunta «¿Qué necesito para conseguir conciertos?» y haz un recorrido a la inversa. Por ejemplo: para conseguir conciertos antes necesito ser conocido, pues uno de lo objetivos es preparar nuestra presencia en las redes y usar estrategias promocionales en todos los medios posibles. Por ejemplo: para conseguir conciertos tengo que tocar buenas canciones, pues planifica los días de ensayo para que sean constantes, y prepara de antemano lo que vayáis a ver cada día.

2.- En este grupo no trabaja nadie

Si este es tu caso, aún hay salvación para este grupo. Lo mejor sería hacer una reunión y aclarar cuál es la función de cada uno en el grupo, y asignar los trabajos pendientes. La falta de motivación es una carga demasiado pesada y, tarde o temprano, te cansas de llevarla a cuestas. El personaje épico del lider que trabaja por todos se ha convertido en mito, y ahora el pragmatismo debe reinar a vuestro alrededor. Un grupo que trabaja unido y de forma profesional llegará muy lejos. Si ni siquiera funciona esto…, amigo, estás en un No-grupo, y la pregunta sería ¿qué vas a hacer al respecto?

3.- No tocamos fuera de nuestra ciudad

Esto ocurre al principio…, siempre. Es algo que no se puede evitar mientras te haces un Nombre entre los compañeros de profesión y vuestros seguidores en las redes. Un caso diferente es si sólo tocáis en las fiestas de vuestro barrio, o en el bar de siempre, que es de un amigo… Ante esta situación habría que plantearse qué es lo queréis hacer con el grupo en un futuro. Si tenéis claro que es eso mismo, perfecto, pero sabed también que pertenecéis a un No-grupo. Desde luego, hay que remarcar que no es nada malo pertenecer a este sector de la música, pero vivir de vuestro trabajo ahora mismo queda bastante lejos. Eso es así.

4.- Le dedicamos más horas de trabajo a otros proyectos

Si este es tu caso también hay solución. La mayoría de las veces es simplemente porque el grupo no da nada para trabajar. Si no hay aportaciones para trabajar en común, el grupo se acerca peligrosamente a un estado vegetativo, y eso sería un claro síntoma de que estás en un No-grupo. ¿Realmente no hay nada que hacer? Si lo que está ocurriendo es que los ensayos son cada vez más monótonos y aburridos, ya podéis ponerle solución cuanto antes. De lo contrario, no tardarán en ponerse excusas para abandonar ese barco a la deriva.

5.- Hace 6 meses que no nos vemos

A no ser que sea por un motivo concreto y temporal, ya os digo que el hecho de que forméis un grupo o un No-grupo es indiferente. Vuestro proyecto se encuentra completamente parado, y la posibilidad de dar conciertos, y ser conocidos por vuestro trabajo, se encuentra en una galaxia muy, muy lejana. No sería la primera vez que esto ocurre después de una gira larga o la grabación de un Cd. La presión de hacerlo bien durante todo ese proceso hace que los componentes deseen un pequeño descanso una vez finalizado. Esto es incluso recomendable, pero si no echas para nada de menos a tus compañeros del grupo y vuestro trabajo en común, es hora de plantearse iniciar otro proyecto o relajarte y oxidarte en tu sofá.

A veces los grupos de rock, de música indie, de música pop…pasan por alguna crisis o dificultad. Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudaros: descargar ebook

     Ya sabéis que si tenéis alguna duda o sugerencia os podéis poner en contacto conmigo desde [email protected] o dejando un comentario un poco más abajo. Espero que tu grupo no reuna las 5 condiciones que os hemos dejado. Gracias por compartir!

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + dieciocho =