La fuerza de KXM en El Gramófono

kxmKXM  (EEUU)
DISCO: KXM (2014)
TEMAS: 13 (62’)
WEB: https://www.facebook.com/KXMofficial

Ver ahora!Ver secciones!

Tres de mis músicos favoritos, se han unido para formar este superbanda, algo que está proliferando mucho en los últimos tiempos, aunque por suerte con bastante buen gusto y buen hacer. El bajista y cantante de King’s X, Dug Pinnick, el guitarrista de Dokken, George Lynch y el batería de Korn en la actualidad, Ray Luzier, han unido fuerza y talento para crear KXM.

Para empezar, cualquier proyecto o colaboración en la que ande metido Dug Pinnick suele ser sinónimo de calidad, y esto no lo es menos. Su inconfundible voz profunda con matices blues impregna todo el contenido de su personalidad, por si esto fuera poco tiene a su lado al que fuera uno de los grandes guitarristas de los años 80, George Lynch, un músico que maravilló a la escena rockera desde Los ángeles, y sorprendió al asegurar que no tenía ni idea de solfeo, armonías o acordes, funcionaba enteramente de “oído”, como se dice vulgarmente, lo cual era más sorprendente si cabe, viendo el nivel excepcional de sus solos de guitarra. Por último, en la batería encontramos a uno de los nombres que más han sonado en los últimos tiempos dentro del Rock más actual, Ray Luzier, un batería completísimo, capaz de combinar los ritmos más salvajes, con la electrónica o los sonido latinos, y que fue elegido para ocupar un puesto tan complicado como es el ser el batería de la banda Korn. En definitiva, tres musicazos que han decidido sacar adelante este disco del que lo primero que llama la atención es su gran producción y cuidado de los detalles, cada canción tiene su sonido propio de batería, guitarra y bajo, elegidos para que encajen a la perfección con el aire de la composición, pero logrando no perder naturalidad en su conjunto.

En cuanto a las canciones, han ido al grano, quiero decir que no se han dedicado a realizar fuegos artificiales, si no a conseguir grandes canciones, buenas melodías, riffs y ritmos interesantes, pero sin caer en la autocomplacencia y trabajando todos juntos para hacer que los temas cobren una nueva dimensión. Es impresionante ver como tres instrumentos y unos buenos coros acompañando la voz principal dan tanto de sí.

Es un trabajo muy variado, que necesita más de una escucha para saborearlo bien, un viaje que te lleva desde los sonidos más primigenios del rock, hasta las tendencias más actuales, sin que parezcan retales, todo ello con un trasfondo en ocasiones de ritmos latinos aportados por Luzier, que lo dota de una personalidad diferente.

Les deseo que éste solo sea el primer paso y que el proyecto se afiance.

VAN SOBRAOS EN: Saber hacer.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Producción demasiado tratada.

LA SENTENCIA: Primer paso de algo que puede ser muy grande.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 13 =