Potencia tu Talento Natural para cantar – Parte 2

En el anterior capítulo de Potencia tu Talento Natural para cantar aclaramos ciertos conceptos sobre el talento natural que se habían mitificado y no eran reales. ¿Todavía no me crees? Míralo desde otra perspectiva.

cantarEl Talento Natural desmontado

Muchos de vosotros probablemente penséis ahora mismo: “Algunos cantantes simplemente no se oyen bien, su tono es horrible.

La gente nace con su instrumento vocal, no pueden cambiar cómo suena, los cantantes malos simplemente no pueden y no deberían cantar”.

Esta es una forma de pensar muy común. De hecho, es la base para decidir si alguien tiene “talento natural” para cantar o no.

HORA DE PROBAR QUE ESTÁN EQUIVOCADOS

Primero, vamos a señalar lo ridículo de esta afirmación. ¿Han nacido con esa voz? Yo no salí del útero de mi madre con la capacidad para hablar, mucho menos de cantar. He aprendido cómo hablar con el tiempo, al igual que tú.

Pregúntate a ti mismo ¿Cómo aprende a hablar un niño? Aprenden a hablar observando fuentes externas, observan a sus padres, sus hermanos mayores, primos e incluso gente por la televisión. Cualquier fuente con la que entres en contacto desde niño podría influir en el sonido de tu voz.

Desde niños, cogemos fuentes externas y las moldeamos para crear nuestra voz a la hora de hablar. Si tienes una voz nasal, es muy probable que cuando eras pequeño alguien cercano a ti influyese en tu voz nasal. Tu cerebro ha escuchado esto y ha decidido que era la manera correcta de hablar.

Como resultado has desarrollado un sonido similar. ¿Si no, cómo crees que se formaron los acentos? Tu voz está amoldada y formada por fuentes externas según creces. Lo mismo va para tu voz a la hora de cantar.

Es por eso que los padres que cantan suelen tener hijos que saben cantar. No es que la habilidad para cantar sea genética, los bebés tienden a estar cerca de sus padres la mayoría de tiempo, si sus padres hablan de una manera que les permita tener un tono decente mientras canta, lo más probable es que el niño tendrá una mejor voz para cantar. Si el padre ha estudiado canto, el niño tendrá un talento más natural para cantar.

Otra fuente común son otros cantantes. Si has intentado emular cantantes cuando eras más joven, inconscientemente habrás aprendido un montón de cosas pequeñas que te habrán ayudado a desarrollar tu “talento natural”. ¿Sabías que hacías exactamente? No, pero al aprender a emular su sonido, inconscientemente has manipulado tu voz, desarrollando tu talento mientras tanto. Yo hice esto muchas veces cuando era pequeño.

Durante los 90’s yo era un niño pequeño, por lo que he desarrollado un tono oscuro de los cantantes masculinos que en esa época sonaban: Pearl Jam, Creed, Fuel, Collective Soul, Seven Mary Three… y la lista continúa. Ya que escuché, y emulé esas voces de forma muy continuada, mi voz se ha ido transformando en el sonido con el que yo canto.

Podéis seguir leyendo la última parte de este artículo desde Potencia tu Talento Natural para cantar – Parte 3

Encontrarás más consejos AQUÍ.

facultad de música

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =