Mozart no pensaria esto – ¿Quién es Quique Cremol?

Leer esta seccion   Ver otras secciones   

Arin dodo en LaCarne MagazineA principios del año 2009 conocí en una exposición en la que me habían invitado a participar a un tipo singular: Quique Cremol, un loco de la tabla india, de las músicas orientales y de la electrónica. En cuanto nos conocimos supimos que íbamos a hacer mucho juntos porque nuestros conceptos musicales y del arte eran prácticamente iguales. Nos enfrascamos en un proyecto musical con un porcentaje alto de improvisación junto a “Donde” T. Baymiller (batería) y Marcos Álvarez (piano), dos poetas fonéticos estratosféricos que llevaban el dadaísmo metido en sus estrafalarias y jóvenes mentes. “Sí a todo”, era es su propuesta y su frase favorita. Junto a Raúl Díaz, cellista con el que había trabajado anteriormente y Diego Hernández al violín iniciamos la primera etapa de grupo arindododiano. Conseguimos hacer un montón de cosas entre la performance, danza, teatro y música. La música siempre era improvisada y se acompañaba con textos o interpretaciones más preparadas.  Pero antes de nada no puedo olvidarme de otros miembros de Arín Dodó  como el ilustrador Enrique Cordero (http://enriquecordero.ultra-book.com/ ) que hizo el logo del colectivo para sus exposiciones conjuntas (un hombre expulsando fuego por la boca) y para “El Sueño de Samsa”, una obra inspirada en La Metamorfosis de Kafka. Él ilustra libros de texto para ganarse la vida. “Tenemos un papel que cumplir diariamente”, decía. “Por la mañana vas al trabajo. Eres tú, pero no eres tú. Lo aceptas tranquilamente. Pero guardas algo para tus momentos en privado. El fuego que expulsa el hombre del cartel de Arín Dodó es lo que tenemos dentro. Sale en forma de arte, jogging, suicidio…de cualquier manera”…

Entre todos nosotros creamos conjuntamente obras bastante interesantes como la “Rítmica y tímbrica infrahumana lifasofioica”: http://fugadiscos.wordpress.com/2013/10/05/arin-dodo-4-ritmica-y-timbrica-infrahumana-lifasofioica/  o las representaciones de la obra de “El sueño de Samsa”, de la que ya he hablado, junto a la actriz Julia Pardal… o la pieza corta de poesía fonética  “Don Avito Carrascal”: http://www.arintonadodo.com/category/musica/2009/ o el tétrico vídeo “Juicio al Sr. Gregor Samsa”: http://www.youtube.com/watch?v=HMAnHwtGt5Y recitado en rumano por Karlos Feral.

Y para terminar por hoy, quiero hacerlo recordando de nuevo a mi buen amigo Quique Cremol, que ahora está en Nueva Zelanda y echo de menos a su tabla india y a sus actitudes dadás. Una de las piezas que más le gustaban, “Improperios fonéticos en una reyerta”: http://www.youtube.com/watch?v=cwXNENHTvMk, una síntesis de lo que significa la música y el arte para nosotros; no hay significado, ni armonías ni melodías premeditadas… sonidos en estado anárquico. Hay que liberarse del yugo impuesto por la razón y dejar que lo de dentro salga, sin censuras y sin normas. Esa es la mejor forma de disfrutar pensamos nosotros, los arindododianos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *