Bandas Tributo, viviendo en el ayer

La polémica sobre las Bandas Tributo está servida, un fenómeno que se da a lo largo y ancho de todo el planeta.

2018, y al parecer muchos de nosotros seguimos viviendo en el pasado. Para alguien que busca vivir de la industria artística es increíble la cantidad de proyectos nuevos que se andan creando constantemente.

Todos los días hay una nueva canción, una nueva película, o un nuevo texto que podría significar tanto en nuestras vidas si tan sólo les diéramos un intento. No puedo hablar de cómo es la escena local en cada una de las ciudades del mundo, pero sí puedo hablar de la escena de mi ciudad, Monterrey.

bandas tributo

El monopolio de las Bandas Tributo, la perdición de las Bandas Locales

En teoría, para un externo, Monterrey es una ciudad ideal para el crecimiento de un artista, y la realidad es que puede serlo, pero no como debería. Hay una cantidad enorme de recintos para artistas emergentes, una gran variedad para que el nuevo talento se presente. Sin embargo, hay un problema.

No conozco en qué momento fue cuando la gente decidió cerrarse a lo nuevo. No sé si alguna generación decidió poner un “hasta aquí” en el transcurso de los años, ya que muchas de las personas que conozco ya no intentan abrirse a lo que no conocen. Ahí es donde se presenta uno de los principales problemas de nuestra escena local: la gente sólo quiere escuchar lo que ya es popular.

Es triste cómo la gran cantidad de espacios para que bandas nuevas se presenten se encuentran monopolizados por los famosos “tributos” o “bandas tributo”.

No hay fin de semana donde los escenarios principales de nuestra querida escena local sean ocupados por bandas Tributo a AC/DC, bandas Tributo a Pearl Jam, o bandas Tributo a lo mejor de la música de los 70’s por cuarta ocasión en este mes. No es porque sea música mala, al contrario.

bandas tributoYo crecí con esa música y gran parte de mis influencias musicales son de todas esas bandas a las cuales se les hacen tributos, pero ¿por qué la gente sólo presta su tiempo para estas actuaciones? Habiendo tantas bandas nuevas tan prometedoras, las personas prefieren ir a ver a un imitador de su cantante favorito de hace décadas.

Creo que mucha gente está viviendo dentro de su cabeza cuadrada, donde sólo hay espacio para lo que ya fue popular y lo que está en la lista de los 100 mejores de Billboard, y creo que no hay cosa más triste para el arte que una época donde las personas están dejando que éste muera.

Vivimos en una década donde todo está sucediendo tan rápido que nuestra capacidad de retención no nos deja prestar atención a lo que está pasando a nuestro alrededor, pero sólo a lo que Facebook o Twitter nos pone en nuestra cara.

¡Debemos conocer más! Abrirnos más a lo que se está creando enfrente de nuestros ojos. ¿Por qué cerrarnos a explorar lo que las tendencias nos dicen que es popular? El pasado siempre nos traerá bonitos recuerdos y podrá significar mucho para nosotros, y por lo mismo, el pasado siempre estará ahí, el presente no.

No es mucho pedir, sólo se trata de darle un poquito de nuestro tiempo a lo que está ocurriendo en nuestra ciudad o nuestro país. Un poco de consumo local nunca le hace daño a nadie, al fin de cuentas, tus bandas favoritas en algún momento también fueron las bandas locales.

Encontrarás más artículos de opinión AQUÍ.

One Comment
  1. María
    febrero 5, 2018 | Responder

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *