Arte Postal, Intercambio de CDs y cintas

A final de verano, la última semana de agosto, estuve en Torrevieja grabando en el estudio de José María Pastor Sánchez junto a él y Mariana Piñeiro  (improvisadores de los que ya he hablado en esta sección y además son protagonistas de sendas entrevistas a Improvisadores Libres – otra de las secciones de esta revista).

Fueron dos días intensos de música y charlas. Y en una de esas conversaciones empezamos a hablar del Arte Postal.

arte postalEl Arte Postal, en inglés Mail Art, es un movimiento planetario de intercambio y comunicación a través del medio postal.

Su historia viene de antiguo, tanto como el servicio postal, ya que es ese su medio de difusión, aunque puede rastrearse hasta sus primeras manifestaciones en el grupo Fluxus (este colectivo decía que el arte debe ser simple, entretenido y sin pretensiones; tratar temas triviales, sin necesidad de dominar técnicas especiales ni realizar innumerables ensayos y sin aspirar a tener ningún tipo de valor comercial o institucional) o los neo-dadaístas.

El Arte Postal es algo más que un simple intercambio de arte a través del correo, es también comunicación] y pensamos en intentar hacer una red de intercambio de CDs, cintas magnetofónicas, etc… y crear un circuito de gente interesada principalmente en la improvisación libre o en géneros musicales no mayoritarios.

Nos pareció una idea “romántica” y una forma de incentivar la escucha de los muchos discos grabados en este circuito y que generalmente no tienen mucha difusión. Sólo pusimos dos condiciones: 1) el compromiso a poner en circulación dos o tres CDs (o cintas) en un máximo de dos meses y 2) que esa música grabada siempre esté en uno de esos dos formatos físicos especificados.

Con esta iniciativa intentamos hacer un llamamiento a los que estén interesados en este tipo de música. Hemos creado un grupo de Facebook  llamado Intercambio de CDs y cintas. Arte Postal”. La idea es que tengamos en nuestro poder dos o tres discos durante un tiempo, en calidad de préstamo (pongamos unos dos meses) y nos comprometamos a enviárselos al cabo de ese tiempo a otra persona interesada en escucharlos.

Es una forma de consumir música ajena a lo institucional y al mercado convencional, y a la vez se ayuda a promover obras que disfrutan de poca difusión y a considerarlas no como mero objetos de mercancía, sino como obras de arte en sí mismas.

Bien, a ver si el capítulo de hoy surge algo de efecto.

Atentamente, J.G. Entonado & Arín Dodó

Más información en los siguientes enlaces:
Visitar Web Arín Dodó
Ver Bandcamp Arín Dodó

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *