Revolver, en las calles de Babilonia

RevolverQuiero verlo!

Revolver se ha ganado a pulso ser el Artista de este mes. Después de todos los años y kilómetros a sus espaldas, Carlos Goñi sigue más activo que nunca y nos sorprende con un espectáculo más cercano e intenso. Pudimos charlar con él, en el Gran Teatro de Cáceres, de su último trabajo (Babilonia), de todas las fechas cerradas en su gira y de las inquietudes que le surgen a un músico en estos tiempos de “guerra”.

Hacía tiempo que teníamos ganas de escuchar material nuevo de Revolver, ¿todo este tiempo se lo habéis estado dedicando a Babilonia?
La verdad es que he estado bastante entretenido durante estos años. Argán tuvo una gira de sesenta y tantos conciertos, con lo cual estos años he estado bastante ocupado con el tema de la gira. Luego, después me entretuve en rescatar los temas de Comité Cisne, mi primera banda. Quise regrabarlos otra vez, hicimos unos cuantos conciertos… Después de eso me puse de lleno con el disco de Enjoy, que la gira fue largísima, y fueron ochenta y tantos conciertos otra vez, y de hecho, acabamos de grabar, y el último concierto de esa gira fue el año pasado, que se hizo estando ya  grabando en el estudio Babilonia. Durante toda la gira fue cuando terminé de cerrar todas las canciones de Babilonia. Además, tenía muchísimo material. No recuerdo si alguna vez en mi vida he tenido tanto material para hacer un disco, yo creo que no.

“Hay épocas más duras y épocas menos duras… Lo que pasa es que al final la música no deja de ser algo que refleja cómo está un país y si el país las está pasando putas, pues nosotros también.”

Babilonia representa una nueva etapa tanto para Revolver como para Carlos Goñi. ¿Ha cambiado algo en vosotros o simplemente se trata de madurez? ¿Qué novedades podéis contarnos de esta nueva etapa?
Bueno… Revolver sabes que no es un grupo, los músicos cada vez son unos, otras veces son otros… en fin… Hace años que trabajo sólo, por decirlo de alguna manera. No por nada, si no por una cuestión muy sencilla: prefiero equivocarme yo solo. Me gusta más equivocarme yo solo, me siento mucho mejor. Hace treinta años ya que lo hago así.
Digamos que ha sido un año distinto para mí porque ha sido muy, muy convulso en mi vida particular, y al final eso hace que el trabajo tenga esa carga también de alguna manera. Jamás se me ocurriría escribir o decir cómo es la vida, nunca en mi vida. Sí que puedo decir cómo la veo yo, pero nunca cómo es. Cada uno de nosotros tenemos una verdad universal, que es tan importante como la del de al lado, y cualquier visión tiene la misma validez que la tuya, la mía, la suya… No hay una más amplia que otra, creo que todas valen igual… También es cierto que el país mismo lleva unos años realmente convulsos con lo cual al final todo eso acaban siendo los ingredientes para hacer todo el álbum, claro.

Musicalmente ¿qué diferencias hay entre tocar con una banda al completo a tocar en formato de trío? ¿en qué momento surgió esta idea?
Cuando hicimos lo de Comité Cisne, que era un grupo que básicamente eran teclados, y se me pasó por la cabeza hacerlo a trío… Eso fue un reto bastante complicado porque cambiar todos los teclados por una guitarra y que todo tenga sentido, fue difícil, pero me gustó mucho cómo salió. Entonces dije: si hemos sido capaces de hacer esto, cuando cojamos los temas de Revolver nos va a parecer mucho más fácil… Falso! Porque los temas de Revolver estaban tocados por seis o siete personas, con lo cual había muuuuuucho trabajo que hacer. Pero yo creo que sacamos una muy buena nota cuando grabamos Enjoy… ahí quedan todos esos temas… El Dorado, San Pedro… en fin… Y me gustó tanto que decidí escribir así para el álbum de Babilonia. Hace muchos años que llevo con la idea de formato trío, me parece el formato idóneo para mí, porque lo que más me satisface en el mundo es tocar yo solo en teatros con la acústica, eso es lo que más me gusta. Y esto es muy parecido, creo que las letras tienen otra importancia y todo es diferente, la verdad es que disfruto muchísimo.

Babilonia son 10 canciones llenas de mensajes que reflejan distintos sentimientos. ¿En qué te has inspirado a la hora de componer estos temas? ¿Cuánto tiempo has estado trabajando en las letras?
Bueno… sabes que pasa? Que trabajo todos los días. Todos los días es todos los días… La mayoría de ellos lo que escribo no vale para nada, pero es que para encontrar algo que merezca la pena primero tengo que escribir todo lo que no la merece, entonces es la única forma de trabajar que yo encuentro. Y me ha llevado…. Pues… no sé jajajaja, desde el último disco hasta ahora, cuatro años de trabajar todos los días. Aparte, tengo la suerte de que mi oficio, mi trabajo, es mi hobbie y es mi vida. Normalmente, estoy todos los días tocando la guitarra. Es muy raro que yo esté con una guitarra a más de un metro de mí en mi casa en una situación normal.
El disco está basado pues como te decía antes… un día estaba viendo el telediario y vi a la población despojada de cualquier derecho, de cualquier tipo de ley que no fuese la del lucro propio… y me puse de tan mal humor que dije: ”esto se parece a Babilonia” y me quedé así pensativo y dije, vale, ya está. Y a partir de ahí empecé a sacar el hilo, a trabajar con el tema de los textos, a darles forma.

¿Qué ciudades se incluyen en esta gira de Babilonia Tour? ¿Tenéis pensado visitar otros países?
Sí, sí. A finales de Septiembre, principios de Octubre, nos vamos a México y Argentina. Y bueno, aparte de eso pues más ciudades. Yo creo que va a ser más fácil decirte dónde no voy que dónde voy. No hay entradas, son 25 conciertos en 6 semanas o algo por el estilo. Acabamos ahora en la primera semana de Junio, no se… a partir de ahí creo que la gira de verano, no tengo las fechas o sea que…

En el cartel que hemos visto de Babilonia Tour, tenéis cerrados conciertos hasta Mayo. ¿Quedan algunas fechas por incluir en la gira?
Digo yo que sí, pero vamos, no sabemos. Eso es la oficina la que decide estas cosas… ya veremos.

Y con el tema de la crisis ¿Es más difícil ahora cerrar conciertos que antes? ¿notáis que haya menos afluencia de público?
Sí, mucho más, claro. La afluencia de público… sí, se nota. De todas maneras, la afluencia de público se nota bastante, pero no se puede comparar, poco o mucho, a lo que ocurría a lo mejor a principios del 2000 o así, porque la mayoría de los conciertos eran públicos. Entonces, la gente entraba gratis, cosa que está mal en realidad, en mi opinión. No creo que sea buena cosa acostumbrar a la gente, que nos acostumbren, a regalarnos las cosas, no me parece bien. No, porque luego resulta que cuando voy a comprar el periódico todos los días, mi amigo Luis me da El País, El Mundo, El Marca, El AS, El ABC y no se qué… y le digo cuánto es? Y me dice, no se cuántos euros. Y luego me dice… a ver cuándo me regalas un disco. Digo, coño! Por qué no me regalas un periódico?… Y eso pasa con todo. Entonces, yo siempre digo que regalaré mi música el día que  le de a enter en el ordenador y me baje una merluza de pincho…, maravillosa, fresquísima que acaben de coger, así, por arte de magia. Ese día yo regalo mi música también, mientras…no entiendo por qué. Porque el mecánico cobra, el carpintero cobra, todo el mundo hace su trabajo…, es que es lo normal, no? Y cobramos lo que creemos que debemos cobrar o menos, pero tiene una compensación lo que haces, vives de ello, es mi oficio.

Sabemos que Babilonia tendrá mucho éxito, como cada canción y cada disco de Revolver. Ha sido un placer poder hablar contigo, gracias por dedicarnos un rato.
Hay épocas más duras y épocas menos duras… Lo que pasa es que al final la música no deja de ser algo que refleja cómo está un país, y si el país las está pasando putas, pues nosotros también, claro que sí. Y no pasa nada, hace años tocábamos en sitios para 10.000 porque venían gratis, y ahora tocas en sitios para 600 y a veces se llenan y a veces no. Y qué? Nada. A mí me va la vida en ello, lo voy a hacer igual.

http://www.gruporevolver.es

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *