Improvisación Libre con John Peter Falcone

Hablamos con John Peter Falcone sobre la improvisación libre, cómo nace en él ese interés por la libre improvisación, sus experiencias, gustos musicales y mucho mucho más, en esta entrevista.

John Falcone y las mil maravillas de hacer improvisación libre

improvisación libre

John Peter Falcone

¿Cuál es tu procedencia musical?
Soy de EEUU y crecí en Long Island, New York. El único miembro de mi familia que actuaba como músico fue mi abuelo materno Peter Chiarelli. Él cantaba bajo en un cuarteto de peluqueros (Barbershop Quartet) en Brooklyn NY, y luego en el estado de Florida.

Los primeros sonidos que hice yo, según cuenta mi madre, fueron unos silbidos que yo soplaba desde la cuna cuando tenía apenas 9 meses.

A los 10 años empecé a estudiar el saxo en el colegio y un par de años después empecé con el fagot para seguir investigando ambos instrumentos. Títulos en fagot tengo de Carnegie-Mellon University (Superior) y Juilliard School (Master).

¿Cuáles fueron las influencias que te ayudaron a desarrollar tu lenguaje musical e improvisatorio?
Desde muy joven tuve la oportunidad de tocar en grupos de Jazz y orquestas de música clásica.  A la vez, tuve una afición natural por estilos progresivos desde Stravinsky hasta Emerson, Lake & Palmer.

¿Cómo y cuándo llegaste a la improvisación libre?
Nada más llegar a la universidad con 18 años, gracias a hacer amistad con otros tipos inquietos, empezaron los experimentos con la improvisación libre y la composición aleatoria.

La práctica de lanzarse en creaciones o planeadas o espontáneas continuó durante todos mis estudios y después; a menudo combinando con artistas de otros medios (danza, teatro, etc.).

Era una casualidad afortunada para mí que las universidades que asistí tuviesen departamentos de teatro, danza, arte, arquitectura, ciencias, humanidades, etc., en los cuales uno podría encontrar tipos creativos de perfiles muy distintos.

¿Qué actividades desarrollas como improvisador? ¿y como compositor o intérprete?

En los últimos años he tenido la suerte de conducir y tocar fagot con IMPROVISO, un conjunto de improvisadores (música, danza, palabra) en Asturias.

También he colaborado en grabaciones y conciertos de libre improvisación con Crumbling Palace Trio (fagot, tuba, piano), J.G. Entonado (trombón/voz) e Isabel Baigorri (cello/voz); y con Ángel Ontalva (guitarra eléctrica) y Yolanda Alba (flauta).

He compuesto una cantidad de obras, muchas de ellas editadas (Trevcomusic, USA). La mayoría de ellas incluyen fagot; muchas como protagonista. Como intérprete soy fagotista de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) desde 1991.

improvisación libre¿Cuál crees que es tu papel en la escena de la improvisación?
Me siento como uno más entre muchos que nos dedicamos al género. Aunque me encuentro en una zona donde no hay mucha actividad “free” me gusta pensar que mi labor ha ayudado a que sea un estilo conocido y respetado.

He hecho un esfuerzo organizativo para llevar a cabo las actividades de IMPROVISO con la misión de hacer llegar al público las mil maravillas de la libre improvisación. Según nuestras experiencias y las reacciones de muchos, parece ser que poco a poco la vamos cumpliendo.

Destaca mencionar que desde 2016 soy profesor de la asignatura de libre improvisación en los cursos de verano de la Escuela Internacional de la Fundación Princesa de Asturias en Oviedo.

¿Podrías explicar brevemente tu concepto musical?
Justo ayer hice una demostración de la conducción con tres compañeros de la OSPA como parte de un proyecto con jóvenes compositores aquí en Asturias. Aunque los músicos nunca habían probado la improvisación libre, la actuación provocó una reacción emocional y fuerte en los oyentes. No podían creer que fue de libre creación y nada compuesta.

Sin embargo, un músico que participó me comentó después, “Para mí, la mejor improvisación es la que esté bien estudiada.”

Tenía yo que responder que creo que el opuesto es la verdad. Claro, se puede argumentar que no existe la improvisación 100% “libre” ya que tenemos demasiados datos ya archivados en nuestras memorias. Pero veo como una meta depender de esa memoria individual en el menor grado posible e intentar hacer contacto con ese hilo común que nos une a todos los seres del universo.

Reconozco que cada individuo controla sus propias acciones y tiene una identidad única, pero a la vez creo que cada uno somos como una célula en un organismo enorme, el cosmos, por decirlo de una manera.

La música -y sobre todo la improvisación libre- representa un medio genial para demostrar esa dualidad ya que nos ayuda a unir dos acciones simultáneas, pero opuestas, en varias maneras:  reaccionar/escuchar; analizar/intuir; organizar/desordenar; acordar/discutir; etc.

Hablando de “datos archivados en nuestras memorias” me recuerda a una frase de John Cage en una charla a la que tuve la suerte que asistir. Un miembro del público le pedía improvisar al piano que estaba en el escenario y Cage respondió: “Preferiría hacerlo en un instrumento que no sé tocar”

Indícanos algunos links, webs personales, grabaciones…
In the Wabe CD de Fagot con libre improvisaciones y obras compuestas:


AlFa-On Trío con Ángel Ontalva (guitarra eléctrica) y Yolanda Alba Rodríguez (flauta):

Crumbling Palace Trio (CD pendiente de salir-2017) fagot, tuba, piano:

Improviso el ensemble intuitivo – orquesta de improvisadores de Asturias

Dúo fagot/voz y piano (grabación pendiente) con pequeña charla previa:


Encontrarás más improvisación libre aquí.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *