Os contamos el concierto de The Waterboys en La Riviera

The WaterboysCONCIERTO THE WATERBOYS.

Sala Riviera. Madrid; 23/09/2015.

Por Juan Manuel González de la Montaña

Gran ambiente en los aledaños de la Sala Riviera. Grupos de personas charlaban mientras esperaban a otros rezagados. Una señora de unos cuarenta años vendía camisetas, y había un puesto de comida rápida. Dentro, el ambiente era ya el de una gran noche. Había ganas de ver a Mike Scott, con sus Waterboys americanos, como los denomina estos últimos días en alguna entrevista en medios españoles.

Puntuales comparecieron los miembros que formaban la banda The Waterboys: Mike, a la voz, guitarra rítmica, solista y piano:; Ralph Salmins, a la batería; Brother Paul, teclado y Hammond; David Hood, al bajo y Zach Ernst guitarra solista… ¿y?

Comenzaron con “Destinies Entwined”, el primero de los temas del último disco, que presentan en esta gira, “Modern Blues”. Por fín apareció Steve Wickham, y se llevó la primera de las varias ovaciones que se llevaría a lo largo de las casi dos horas de concierto, e interpretó la parte de violín del tema, lo que hizo las delicias del público, en su mayoría treintañero y cuarentón, pero también jóvenes de veintipocos años que se sabían la letra de muchos de los temas.

Sonaron siete temas del nuevo trabajo: además de la mencionada, “November Tale”, “I Can See Elvis” y sus referencias el Rey del Rock, en el que pudimos ver y oír un intenso duelo entre el violín eléctrico de Steve y la guitarra solista del músico de Memphis, Zach Ernst, impecablemente trajeado. “Rosalind (You Merried…)”, “Nearest Thing To Tip” “Long Strange Golden Road” con un sample de la obra “En El Camino” de Jack Kerouac leyendo su propia obra, y la muy blusera “Still A Freak”…

No faltaron los clásicos. : “Bring ‘Em It All”, de uno de sus tres discos en solitario, “Glastonbury Song”, “Medicine Bow”, “A Girl Called Johnnie”, un “Don’t Bang The Drum” interpretada con el violín acústico de Steve y el piano y la voz de Mike y “The Big Music”; “Long Way To The Light” y “Full Moon In March”, representaron el homenaje al poeta, muy admirado por Mike, W.B. Yeats del anterior álbum del grupo “An Appoinment With Mr. Yeats”. Y para acabar el set, “The Whole Of The Moon”, el segundo de los clásicos de Mike Scott que enardeció al público, que coreó el estribillo mientras Mike los animaba a ello.

The Watweboys

Paul Mac Manus

Se retiraron los músicos, se apagaron las luces, y la audiencia coreó el muy futbolero “Oe, oe, oe, oe…” durante varios minutos; y reaparecieron en el escenario para los bises. ¿Faltaba algo? Sí, el gran clásico de The Waterboys, “Fisherman’s Blues” que coreó la concurrencia y deparó un duelo magistral entre el violín eléctrico de Steve, la guitarra de Zach y los teclados de un Brother Paul que se llevó también los favores del público, por la intensidad con que literalmente aporreaba los teclados.

Y finalmente, la sorpresa de la noche. Mike Scott presentó en primicia a la joven Alba Céspedes, que se unió a ellos con su guitarra para tocar e interpretar las partes vocales del clásico de Prince “Purple Rain”, que los aguadores han convertido en un clásico en sus directos. Dio indicaciones a la joven para que fuera ella misma y se quedó escuchándola atentamente.

La joven demostró maneras, y poseer una voz extraordinaria. Recibió la ovación del público y felicitaciones de Mike, y todos se fundieron en un abrazo y saludaron al respetable antes de retirarse de escena dejando a todos los presentes con ganas de más. Pero así es, en esta gira parece ser que los conciertos son más cortos, de unos 20-22 temas. Pero… ¡qué bien tocados!

Más info The Warweboys en http://www.mikescottwaterboys.com/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *