La música y la sustancias psicoactivas (II)

La música y su relación con las drogas – Rap, Trap, Reggaetón, Dancehall, Reggae: Música Urbana.

músicaPara ponernos en situación: la música urbana engloba a los ritmos negros contemporáneos, recientemente se ha creado la categoría de música urbana latina que incluye; Reggaeton, Mohbanton, Cumbiatón y demás subgéneros de nueva creación influenciados por el Hip-Hop y la música Afrocaribeña.

En un ambiente urbano de minorías, inmigrantes, de diferentes etnias y clase trabajadora, que normalmente se encontraba en guettos y oprimida por el sistema, el uso de drogas junto con la música siempre ha sido una buena vía de escape para los problemas del mundo real, hablamos de barrios de Estados Unidos, donde surgieron la mayoría de estos géneros, que luego fueron exportados y versionados por el mundo entero, tanto su sonido como sus estéticas y hábitos.

Los géneros con más solera de esta categoría son el soul y el reggae, una fuente de inspiración de donde surgieron el Dancehall, Reggaeton y Rap.

En el ámbito artístico, las relaciones que grandes exponentes del soul han tenido con las drogas han sido numerosas, el mismísimo James Brown (The Godfather of Soul) pasó de ser un serio defensor de la vida libre de drogas, incluso expulsando a miembros de su banda por beber alcohol o tomar drogas, a engancharse al PCP (Phencyclidina) “Polvo de Angel” una droga que estuvo de moda entre los 70´s y los 80´s, la consumía mezclada junto con cocaína en un cigarro, además de ser aficionado al cannabis.

Un gran exponente del soul y la drogadicción fue Amy Winehouse, una gran voz que tuvo mucho éxito y muchas adicciones, sufrió sobredosis de Alcohol, Crack, Cocaina, Heroína y Ketamina. Un auténtico cocktel de drogas, en su canción “Rehab” cuenta la historia de cómo trataron hacerle ir a un centro de desintoxicación y ella dijo; “No, No, No”. Su muerte fue provocada por una sobredosis de alcohol a los 27 años, justo cuando se encontraba en proceso de desintoxicación.

Otro gran icono del soul, Etta James, era muy aficionada a la heroína, llevaba tomando drogas duras desde 1961, entró en el salón de la fama el Rock and Roll en 1993.

En la música reggae, existen unas características culturales que la hacen diferente, mientras los sectores más radicales demonizan al tabaco, alcohol y otras drogas, el uso de Marihuana (llamada Ganja en patois jamaiquino) es un medio de conexión espiritual con dios (Jah), para la meditación y relajación, convirtiéndose en una herramienta sagrada.

Como es algo intrínseco dentro de la cultura y la música reggae, casi todos los artistas y seguidores de este género fuman o consumen de alguna forma marihuana y sus derivados, con grandes diferencias según las creencias o el país donde se habite, consumiéndola de forma pura, sin mezclarla con tabaco en una pipa (Chalice), hasta honey, extracciones de tricomas con gas (HBO).

Son innumerables las referencias en sus canciones a la planta santa, un clásico como “Legalize it” de Peter Tosh (1971), “Ganja farmer” de Marlon Asher (2006), “Couple chalices a day” de Jah Mason (2006) o en albums como “Chalice” de Bob Marley.

Por el contrario, en el Dancehall y Reggaeton, a los que podríamos definir como hijos pequeños del reggae, la tendencia con respecto a las drogas es muy diferente; no existe ese respeto y uso espiritual de la droga, con un uso más amplio influenciado por Estados Unidos.

El conocido Buju Banton, sinjay de dancehall, se encuentra encarcelado en Florida, acusado de conspiración para la venta de cocaína. Incluso son apadrinados y promovidos por narcos, que organizan conciertos y utilizan discográficas para lavar dinero procedente de acciones ilícitas, como la organización de conciertos de Vybz Kartel por C.”Dudus” Coke, un señor de la droga jamaicano, o el del capo Mario Montañez “EME el Mago” Ex CEO del sello musical EME Music.

Un buen ejemplo es la película puertoriqueña “Kabo y Platón”, donde contratan a dos jóvenes cantantes con la excusa de lanzarlos al estrellato, teniendo de fondo el blanqueo de dinero del narcotráfico a costa de su ilusión. Incluso en España, Joaquín “El Prestamista” organizó un concierto de Don Omar para blanqueo de capitales.

En el caso concreto del reggaetón, la influencia norteamericana y que su público es joven, hace que sean más sugestionables en esos aspectos, si el mensaje que algunos cantantes promueven con el uso de drogas (sobre todo si el que le maneja es un narco), ya no sólo en las habituales drogas al uso como Cocaina o Cannabis, si no en “Pepas” (Pastillas de opiáceos) como “Perco” (Percocet) de Oxycodona o Vicodin (hidrocodona), también de “Tusi” o “Tusibi”; un polvo rosa que que es un potente estimulante y alucinógeno, empezó siendo usado como afrodisiaco en Alemania (2CB Nexus) y que está sustituyendo al uso de la cocaína en Colombia a un precio mucho mayor.

En cuanto a canciones con esta temática hay un gran número como; “Rey del Narcotrafico” de Ñengo Flow, “Pastillas y Lokera” del dominicano N-Fasis o “Narcohampon” de Tempo. El propio Tempo estuvo encarcelado 11 años en Estados Unidos, cuando se encontraba en el punto más alto de su carrera, después de haberle sido decomisados 30 kilos de heroína.

Uno de los géneros de más reciente creación es el Trap, creado en los primeros años de la década de los 90´s, proviene del género electrónico (No del Rap), y el mismo nombre indica su origen, un lugar donde se realiza un trapicheo de droga o el echo en sí mismo de realizarlo.

Es uno de los estilos musicales que más está creciendo en el mundo, muchos artistas de rap, reggaetón e incluso pop se han reconvertido a este género o se han introducido en él.

La trama principal en sus canciones es relatar su forma de vida, la media de edad de los creadores y consumidores de trap es muy joven, la mayoría son adolescente y siendo influenciados por lo que en los vídeos de los americanos hacen del conocido como; Lean / Purple / Sizzurp (Codeina o Toseina en España) su droga bandera, una mezcla de Jarabe para la tos con Sprite o Fanta y en ocasiones junto a pseudoefedrina y/o prometazina que fue heredado de la costumbre de los músicos de blues de los años 60, que bebían cerveza con robitussin (Jarabe Expectorante con codeína). Un ejemplo del amor por esta bebida la podemos encontrar en; “Me & my drank” de Lil Wayne.

Mi opinión personal es que hay una mano negra que promueve el uso de fármacos como droga recreativa, ya sea la industria farmacéutica o los iluminatis, que financian la carrera y la promoción de artistas de trap para expandir sus productos. Incluso Obama ha hecho una campaña junto al rapero Macklemore para advertir a la juventud de los riesgos de los medicamentos.

Junto con el cannabis, anfetaminas, cocaína, pastillas y otras drogas, hacen que muchos seguidores de este estilo musical sean politoxicómanos, además de mucho dealer, qué para autofinanciarse, ya sea su carrera musical o su vida, aunque no les sea necesario lo hacen para poder hablar en sus canciones de ello. Aquí nombramos el famoso tema de O.T Genasis “Coco” con más de 172 millones de visitas en Youtube, donde muestra su amor a la cocaína a ritmo de trap, mientras la prepara y empaqueta. Ahora mismo creo que los chicos jóvenes seguidores del trap son como los antiguos bakalaeros de los 90´s, una moda con excesos y sin visión de futuro. Ligado a la droga, el materialismo, la violencia y la decadencia.

El mundo del rap es más similar al del Dancehall y Reggaeton en ese sentido, podemos ver la portada de uno de los grandes clásicos de todos los tiempos; Chronic 2001 de Dr. Dre, con un diseño minimalista en negro, donde el elemento principal es una hoja de marihuana. Aunque en el 2009 salió a la luz su último álbum titulado “Detox” (desintoxicarse), por algo será. Otras estrellas del mundo del rap como Eminem han tenido numerosos escarceos con las drogas de todo tipo, como; con las setas alucinógenas, algo que relata en la canción “Mushooms (My Fault)” donde adentra a una ex adicta a la heroína a su mundo (Los hongos). El propio Eminem fue adicto a la heroína durante mucho tiempo.

Son numerosas las referencias a drogas en sus canciones incluso muchos de ellos han muerto por sobredosis o años continuados de abuso como; Big Pun con el que la cocaína y el sobrepeso acabaron con su vida, o Mac Daddy del duo Kriss Kross, quien murió de sobredosis de Speedball (Mezcla de Heroína y Cocaína).

Cualquier opinión que tengas acerca del tema puedes dejarla en un comentario:

Próximos artículos:

Musica & Drogas (III) Rock, Pop, Psicodelia, Punk
Musica & Drogas (IV) Dance, House, D&B, Rave. Música Electrónica

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *