El fenómeno Rave y su cultura

En este artículo vamos a analizar, desde nuestro punto de vista personal, lo importante que es la cultura Rave dentro del panorama musical electrónico.

Historia del Fenómeno Rave

rave Hablemos un poco de  historia. El origen de la fiesta como tal se remonta a Estados Unidos en los años sesenta, cuando el movimiento hippie se sentía atacado por Nixon y decidieron exiliarse y viajar por todo el mundo. Así, estos nómadas se asentaron en Reino Unido, y en el comienzo de los años ochenta nació como una expresión de cultura emergente, ayudada por el Acid House y el Techno.

El motivo de estas fiestas era utilizar un espacio para dar a conocer otro tipo de música dentro de un ambiente libre. Tuvieron tanta popularidad que a finales de esa década las autoridades británicas, por miedo a que esas fiestas se convirtieran en un sitio de consumo de drogas, decidieron trasladarlas a las afueras de Londres.

Hoy en día, la cultura rave vuelve a emerger debido a un auge de la música electrónica por toda Europa, donde se movilizan para que sean legales.

En Londres se organizan en vagones de metro, en Rotterdam aprovechan cuando se celebra el festival techno para organizar el “Rotterdam Rave Festival”, y en España “La fiesta del dragón”, que se organiza en la provincia de Granada. Os dejamos un vídeo de una de esas fiestas:

Este movimiento Rave en Europa tuvo su auge cuando se prohibió en Inglaterra en 1994 y se trasladaron allí. Las Raves comenzaron a proliferar, enfrentándose a la legalidad de las normas, y proponían una revuelta juvenil mediante el trance hipnótico del baile.

raveUno de esos precursores que emigró a Europa fue Tom Hunter, que junto unos cuantos amigos adquirieron un minibús y montaron “Le Crowbar”, y en otra furgoneta acondicionada iban el equipo de sonido “Soundsysytem”, los colectivos Total Resistance y Spiral Tribe.

En España, esta corriente carece de tradición. La primera “free party” que se organizó puede que fuera en Valencia por los Spiral Tribe, pero no fue hasta el año 2000, con la llegada de Desert Storm, cuando la gente se empezó a interesar por este fenómeno.

Es entonces cuando nacen colectivos como Muskaria, Zapatilla Sound System o Narkolepsia. Hoy en día,  se encuentran colectivos que llevan estas fiestas por Cataluña, Madrid o Granada, pero no hay un movimiento importante como en Alemania, República Checa, Francia o Italia.

Las Raves son fiestas que se basan en la filosofía de Hakim Bey, convirtiéndose en lugares temporalmente autónomas y libres, quedando libre de restricciones como puede pasar en una fiesta de club.

Según Eric Stein, escritor especializado en música electrónica: “Es el descubrimiento del arte de la magia natural del sonido. Ese sonido propiamente entendido es el que puede cambiar por medio de las percusiones el estado neurológico de grandes grupos de gente que se reúnen ante la presencia de esta música”.

Las redes sociales son una herramienta hoy en día importantes para promoverlas. Debido al carácter ilegal que tienen, se convocan a través de estos medios esencialmente.

Estas fiestas tienen su punto negativo por parte de toda la sociedad, pero también tiene su punto bueno, ya que es un buen escaparate para los futuros djs y productores, y es donde se puede escuchar música electrónica pura sin tanto tinte comercial.

rave Puede que las Raves se constituyan como un ocio alternativo al consumo masivo y por eso adquiere el concepto de protesta política, por lo que el concepto generalizado es que es una reunión de drogados perdidos entre la música con un volumen altísimo.

La música en un Rave es creada electrónicamente, y generalmente tiene un nivel muy alto de Bass, latiendo entre 115 beats por minuto a 300 beats por minuto, siendo el más común de 120 bpm a 140 bpm. Los ravers prefieren 120 bpm porque simula el latido del corazón.

Las drogas son tema de frecuente discusión entre los ravers. Algunos piensan que deben tomarse sin importar qué tipo de drogas sean. Otros piensan que sólo las drogas hacen incrementar las vibraciones y por eso deben usarse, llámalo marihuana, LSD o Éxtasis.

Otros piensan que la escena Rave es una decisión personal, y que determinar cuáles son las drogas buenas y cuáles son las malas e imponer valores morales personales es cosa de cada uno. El hecho es que la escena Rave es inapropiada a la sociedad común. Muy poca gente se preocupa por mantener una buena sintonía en las fiestas, y se preocupan más por drogarse.

Más allá de ese concepto que tiene la sociedad, en esas fiestas se pueden ver a malabaristas, grupos con sus diversos talleres, y por supuesto, gente que baila al compás de la música electrónica.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 5 =