INLAVABLES – SUCIO Y QUERIDO BLUES

Leer esta seccion   Ver otras secciones  

Quién no conoce a Inlavables? Este grupo pacense lleva promocionando su rock y su blues desde hace 20 años por todo el territorio nacional. Han sabido adaptarse y transformar su rock más gamberro en pura poesía musical. De la mano del Reverendo Gene, nos adentramos en un mundo de voces desgarradas e instrumentos con alma, de bluesmen legendarios y tiempos de esperanza. Su último trabajo (River Blues) nos demuestra que una vez que escuchas a Inlavables, ya siempre echaras de menos ese sucio y querido blues.

Inlavables en LaCarne Magazine

River Blues es vuestro último trabajo. ¿Cuánto tiempo os ha llevado hacer este disco?
El disco lo grabamos en un día, y dos para mezclar. Es como más nos gusta trabajar, siempre con un trabajo previo de local, o sea composición, ejecución y todo bien estudiado para llegar al estudio y grabarlo en directo. Es una interesante propuesta que llevamos a cabo por pura curiosidad, y funciona. El único contratiempo es para el estudio en sí, cinco bandas como la nuestra y la ruina para el estudio es obvia…

Qué vamos a encontrarnos en River Blues?
A pesar de que son temas clásicos del blues, y algunos muy añejos, se nota el sello inconfundible de Inlavables. También hay una versión de los U2, y otra de los Rollings que las hemos transformado hasta quedar casi irreconocibles. A partir de la idea original hemos creado nuestra propia versión al más puro estilo blusero.

Seguíais dando conciertos o preferíais centraros al 100% en el proceso de arreglos y adaptaciones de los temas?
Sí, seguimos dando conciertos. Una cosa no implica la otra. Lo que realmente nos gusta es tocar en directo, el estudio es algo muy tedioso si grabas de forma tradicional, más aún si grabas por pistas, es un poco rollo sobre todo por el tiempo de espera.

Hay algún corte del disco que destacaríais?
Pedirle a una madre que escoja un hijo favorito es siempre muy comprometido, pero ya que me lo preguntas, yo me quedaría sin lugar a dudas con “Born and living with the blues”.

Hay adaptaciones exquisitas de bluesmen legendarios como J. B. Lenoir, Brownie Mcgee o Elmore James, entre otros. Fue difícil hacer la selección?
No demasiado porque es la música que solemos escuchar, viejos bluesmen del delta, grupos de rock and roll, y, como has podido comprobar, todo es viejo, somos unos frikis… Bromas a parte, son los grupos e intérpretes que más nos gustan, y temas que decidimos que iban bien con nuestra forma de ver el blues. Vuelvo a contestarte: no demasiado difícil.

Se quedó algún tema fuera? Pocos temas sobreviven después de la criba de la grabación. ¿Qué vais a hacer con ellos?
Los temas que se desechan caen pronto en el olvido. Ahora estamos componiendo e investigando para crear nuevos sonidos, esta vez compuestos por nosotros, para hacer algo próximamente.

Sin productor. Lo teníais claro, verdad?
Sí, muy claro, y si no es así, no podríamos haberlo hecho. Sabíamos cuál era el sonido y cómo deberíamos grabar para encontrar el punto. De todas formas, Antonio “Pelo Pincho” Palmer y el Rev. Gene organizaron un poco la historia, mezclas, etc..

También estaba claro grabar en el Casar de Cáceres?
Antonio “Pelo Pincho” Palmer, nuestro técnico de sonido, nos habló bastante bien del estudio. Raimundo Amador lo eligió para la grabación de su último trabajo. Además, la cercanía nos permitía volver todos los días a casa con nuestras familias. También nos gusta optar, siempre que las circunstancias nos lo permiten, por el producto extremeño.

El disco suena a directo crudo, sin arreglos…, suena al mejor concierto de los Inlavables. Era lo que estabais buscando cuando lo grabasteis en un día, no?
Sí, efectivamente. Fue una especie de reto, con un punto de curiosidad por el proceso y el resultado final. Queríamos conseguir un sonido concreto, aproximarnos a la frescura y la fidelidad de nuestro directo. Entre  muchas otras cosas, también intentamos hacer un acercamiento a las roots, y sobre todo entretener al público, que es realmente el que disfruta con lo que haces.

Desde luego, nadie puede negar que vuestros directos son arrolladores, y hacen que más de uno se quede con la boca abierta. Los preparáis a conciencia o es mejor disfrutar y dearse llevar?
No quiero ser pedante, ni caer en la soberbia, pero son tantos los años y tanta la experiencia acumulada a través de todo este tiempo, que con solo mirarnos la compenetración es del 99.99%, y eso se refleja en el directo…, algunos lo llaman tablas. Aunque lo hemos probado de todas las formas: estudiado de antemano, improvisados totalmente, hacíamos una lista que luego, antes de empezar, pasabas de hacerla…, pero eso ya pasó. Ahora lo estudiamos mucho en función del lugar, el tipo de publico, etc…

¿Qué tal fue la presentación del disco? ¿Seguís en la gira de promoción?
Lo presentamos en el WOMAD ’10 y quedamos muy contentos por la aceptación obtenida, reflejada en la venta de discos y de camisetas, etc (eso era también importante, pues nos autofinanciamos el trabajo, y había que pagarlo). Sobre todo, lo que más nos alegró fue la cantidad de gente joven que se interesó por la banda, eso nos hace inmensamente felices. Seguimos presentándolo, aunque hay  lugares de la región donde no hemos estado aún como Zafra, Plasencia, Valencia de Alcantara, Hornachos, Jerez de los Caballeros (la última vez que estuvimos en ese maravilloso pueblo fue en el Popagallina, hace 15 o 16 años…, perdón, es una reflexión digna del abuelo Cebolleta). Nos gustaría hacerlo, lo digo por si alguien interesado quiere ponerse en contacto con nosotros, y así satisfacer nuestro deseo (disculpe la dirección mi atrevimiento).

Habéis recorrido muchos, muchos escenarios. ¿Cómo os han tratado fuera? ¿Existen grandes diferencias o es como tocar en casa?
He de reconocer que hemos sido mimados allá donde hemos ido. Aquí, en Badajoz, a mi entender, nos quieren mucho, pero fuera de nuestras fronteras hemos cosechado grandes éxitos. Especialmente recuerdo cuando  teloneamos a la Blues Brother Band. Fue en Zaragoza durante las fiestas del Pilar. El público no dejaba de pegar botes durante toda la actuación, y el road manager de la Blues Brothers Band quería que cortásemos antes de tiempo. También recuerdo con gran cariño el detalle de Cándido Gómez (creador de la Candi2 Band). Se buscó la vida para fletar un autobús para que quien quisiera se acercara a vernos. El mismísimo Steve Crooper (productor y músico de Stax y compositor de Aretha Franklin, Otis Redding  and many others,…) nos preguntó de dónde éramos, y lo vimos disfutar entre bambalinas escuchando nuestra música. También, en otro pueblecito de Zamora, Camarzana de Tera, estuvimos en una ocasión tocando más de tres horas. El público enfervorecido no dejaba de gritar: “Otra, otra, otra”. Son miles de viajes, anécdotas, satisfacciones, decepciones, lo importante no es la meta sino el camino…, son esos pequeños momentos los que te hacen sentir super y los que hacen de esta profesión algo realmente especial.

En los inicios, vuestra música era más rockabilly. Era necesario para afianzar la base del grupo y evolucionar después, o simplemente eran años de fiestas y locura?
Eran años de fiestas, de locura colectiva y aprendizaje (antes, ir al estudio era todo un acontecimiento. Las cosas han cambiado tanto que puedes grabar tu maqueta en casa con buenos medios, toda una ventaja no?), pero nada premeditado, todo de forma espontánea. Luego nos dimos cuenta de que el  R&R que tanto nos entusiasmaba, fue sustraído a la cultura afroamericana, y que todos esos sonidos que nos flipaban venían de algo más profundo y verdadero, y nos lanzamos a investigar. Todo esto fue sin ninguna intención, todo surgió por sí solo, hasta que hemos llegado a este punto, que es realmente donde queremos estar, sin ataduras empresariales ni basura de ese tipo, hacemos lo que nos apetece, aunque la otra vertiente también está bien.

Después de 20 años echáis de menos aquel periodo, lleno de peleas con los afterpunk de Badajoz?
Guardamos gratos recuerdos de todas nuestras etapas, aunque sin añoranzas. Seguimos mirando hacia delante y pese que algunos peinamos canas, y otros serán pronto abuelos, creemos que el futuro musical todavía nos seguirá deparando siempre gratas sorpresas, pequeñas y grandes, todas igual de importantes….

Muchos grupos, después de tanto tiempo, se dan un descanso y, mientras, trabajan en otros proyectos, o colaboran con otros músicos. ¿Se ha dado el caso en Los Inlavables?
Bueno, algunos miembros pertenecen a otros proyectos también, y colaboramos con otros músicos. El Reverendo Gene trabaja mucho con Gecko Turner (fue productor del segundo disco del grupo y un colaborador excepcional de la banda), the Moochers, and many others…. Holly trabaja con Los Aviones, The Moochers… Hemos puesto música a películas como EL VIAJE DE CHRIS o 90 DIAS, de nuestro gran amigo y director extremeño Antonio Gil Aparicio… son sólo ejemplos de que siempre tenemos algo entre manos.

La voz de Gene es ya una leyenda en Extremadura, y muchos aseguran que es uno de los mejores soulman de España. Algún consejo para los cantantes que tenemos todo por aprender?
Yo soy un hombre  de dar pocos consejos. Mi religión dice que cada uno haga lo que quiera y realmente sienta, sin joder a nadie por supuesto. Eso es vivir con dignidad algo que no se puede perder jamás, pero ya que me lo pedís diría que para conseguir algo hay que currar mucho, y que las cosas no son tan bonitas como lo pintan en la tele. El único secreto es ese, currar y currar,…..ah¡ me olvidaba de algo muy importante, escuchar mucha música, aprender de los maestros…

Ha sido una pasada hablar con vosotros. Esperamos veros en los escenarios otros 20 años más. Muchas gracias por hablar con nosotros. Queréis añadir algo más?
Sí, un mensaje a las nuevas generaciones de músicos. El mercado y el mundo musical en general, está totalmente putrefacto.  Prima más el resultado económico que el artístico. Se sacrifica calidad por comercialidad. Decirles que se olviden de todas las zarandajas de la fama, de los chorizos de la SGAE, y de las grandes multinacionales a las que la música les importa un pepino. Por favor, pensad en la música y en lo que a vosotros verdaderamente os gusta. Lo otro vendrá por sí solo, si es que tiene que llegar. El verdadero triunfo es hacer lo que a uno le gusta.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =