1. Dime la respuesta Los límites del mundo están ahí: palabras, pero el sonido, la melodía y el ritmo [las rompen. Música contra palabras. Desplazarse de lo que somos a donde [existimos. Aparta el rostro