Una de las ventajas del incremento de potencia de los dispositivos móviles afecta directamente a los guitarristas: podemos utilizar nuestro iPhone o iPad como emulador de amplificador, efectos, mesa de mezclas y multipista, casi un pequeño estudio