La primera vez que nos visitaron Arabrot, fue justo dos meses después de que a Kjetil Nernes le diagnosticaran y operaran urgentemente de un tumor de garganta maligno. A pesar de aquella desconcertante situación, nos comunicó personalmente