Hoy me toca hablar de improvisación libre y del Festival Vericuetos, y de nuevo, de lo bien montado que lo tiene la gente de Gijón, dedicada a promover la improvisación libre y las músicas “intrépidas”, como dicen