Andy McKee, gran talento de la guitarra acústica, su éxito radica en el tapping, inusual técnica que consiste en tocar con ambas manos sobre el mástil, percutiendo las seis cuerdas casi como si de un piano se