Mad Cool Festival se ha convertido, por derecho propio, en la cita de música en directo más importante de Madrid y en un contenedor cultural en el que se trenzan la música, el arte y la gastronomía.