Alexandre Lacaze publicará Directo Museo Romanticismo en DVD

Alexandre lacazeAlexandre Lacaze pone a la venta el concierto que tuvo lugar en Madrid acompañado a la batería por el exquisito Álvaro Larrory.

Cuánta belleza escondida entra las páginas de escritores, músicos y pintores malditos, ignorados por el gran público, condenados al conocimiento de unos pocos, que suelen guardar éstos descubrimientos como las fórmulas mágicas para aliviar la existencia.

Éste podría ser el caso de Alexandre Lacaze, doctor en Historia del arte, que ejerce como profesor, siendo uno de los songwriters de culto de chanson française desde hace una década. Su maravillosa obra romántica no ha pasado desapercibida ni por los círculos más exquisitos de la crítica. Alexandre Lacaze, que nació en Málaga y que conserva la doble nacionalidad, francesa por parte de madre y española, por la paterna, mostró desde edades tempranas a través de su escritura la extraordinaria sensibilidad que le llevó a ganar premios literarios, pasando por épocas donde expresó una particular canción de autor, pero sobre todo como compositor a través de su lengua materna el francés (con L´Avalanche) es cuando comienza a cosechar logros a nivel nacional e internacional en Francia, donde es fichado por la compañía Medusa y ha grabado dos discos, que han sido distribuidos en España por Green Ufos, quien conserva sus derechos editoriales.

Este concierto dvd es una oportunidad única para apreciar, ésta vez junto al exquisito batería Álvaro Larrory la personalidad dual que se transforma en escena adonde, es capaz, en solitario, de defender como una especie de juglar eléctrico del siglo XXI, a través de pedales loops, y una voz capaz de llenar por sí sola, una de las propuestas más interesantes del panorama, siendo comparado con grandes como Buckley o Dominique A. Durante éste concierto paseamos por su amor por al mar y la literatura, que le ha llevado a dedicar parte de su producción a inspirarse en le grand bleu, tales como las historias de amor basadas en relatos del XIX, como Je serai là de Schnitzler o la propia Freya de las siete islas basado en uno de Conrad y que esa noche tuvimos la oportunidad de oir: cuentos románticos de una esperanza inevitable.

La metáfora de la vida como lucha en travesía marítima y la fe del marino dispuesto a dar la propia vida por su capitán, para llegar a la Tierra Prometida quedan reflejados en la épica: Oh dites moi Capitain, (“Seguiros Capitán, seguiros mi destino aunque llegue ahogado a la Tierra prometida..”), un himno a la esperanza, que bebe de Melville y Stevenson. También hacen parada en la introspección “Coquillage (“Caracola”), una canción hecha de jirones de piel, mágica, surreal y profunda, un vals que nos retrotrae a la infancia “los niños en el parque me preguntaban, ¿muchacho es que no tienes nombre? …pero mis rodillas se doblaban y yo me salvaba tarareando dentro de mi caracola”. La historia infantil desgarradora de Ne pleure pas Jeannette , su impactante versión de The Partisan de Cohen, donde hizo acopio de historia de su abuelo en un campo de prisioneros alemán durante la Segunda Guerra Mundial, para finalizar con les “Fleurs immortelles” uno de los temas más evocados del románticismo, la búsqueda del ser amado tras la muerte, (“La línea del cielo separando los vivos de los muertos”), y la posibilidad que tendríamos de hallar en los campos celestiales a los seres amados que perdimos en el viaje (“Qué habrá detrás de toda esta eternidad / la gente que amamos / las flores inmortales”).

Cuando terminó la velada, permaneció flotando en el alma del oyente una tristeza esperanzada, una sutilidad de otra época, revisitada, y la necesidad de saber que a pesar de los siglos somos los mismos, bienvenidos a la extraordinaria belleza de las canciones del maldito y hermoso Alexandre Lacaze.

Más información:
http://www.alexandrelacaze.wordpress.com/

Facebook:
http://www.facebook.com/lavalanche1

LOS CONCIERTOS DE RADIO3
http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-conciertos-de-radio-3/conciertos-radio-3-avalanche/1543927/

Deja tu opinión!

doce + 14 =