Alice in Hell, un grito de ira hecho en Venezuela

Alice In Hell es una banda de Venezuela, que se inicia como un proyecto influenciado por las tendencias extremas de la década de los noventa.

Actualmente, la banda se encuentra en plena promoción de su tercera placa discográfica, “El Descenso: Furia, Miedo, Hostilidad”, la cual ha sido muy bien recibida por los medios nacionales y a nivel internacional con mucha receptividad, ofreciendo formidables reseñas sobre el nuevo disco de la banda.

Uno de sus fundadores, el guitarrista Bertrand Cape, responde la entrevista para LaCarne Magazine.

alice in hell

Ante todo, gracias por su tiempo y por darnos el privilegio de esta conversación. ¿Deseas decir algo antes de iniciar esta entrevista?
Bueno, primeramente un saludo a toda la peña metalera de España. Muy contento por compartir un poco de nuestra banda con ustedes y con nuestros amigos de LaCarne Magazine. Mi nombre es Bertrand Cape, guitarrista de la banda Alice In Hell.

Bien, tengo entendido que sus inicios fueron en el 2005. ¿Qué nos puedes contar de aquellos inicios de la banda?
Sí, nos formamos en el 2005 acá en Valencia (Venezuela). Ya traíamos cierta experiencia de otras bandas en las que compartimos varios de los miembros que formamos Alice In Hell. Fue un inicio como todos, fuerte, de lucha, aunque ya mucho de lo que queríamos hacer estaba bastante adelantado y planeado.

Hemos aprendido con el pasar del tiempo a reconocer lo bonito y nutritivo de aquellos días. ¡De verdad, geniales!

¿Cuál es la principal razón por la que formaron Alice in Hell?
La principal razón fue la necesidad de romper un poco con lo que se hacía acá en esa época, hacer algo bastante original, crear música sin restricciones, sin perseguir lo que estaba en boga, hacer un enlace lógico entre crear música que nos gustase y que gustara al oyente, crear un sonido que nos identificara con el pasar del tiempo a primera escucha. Y de verdad, pensamos que poco a poco lo hemos ido materializando.

En el 2006 sale su primer trabajo, el EP “Obsoleto”. ¿Cómo fue la percepción del medio hacia él? ¿Este trabajo ya mostraba el potencial de la banda o sólo fue una prueba de lo que podían hacer?
Mira, la percepción fue bastante positiva. Para esa época el sonido de grabación era buenísimo, jajaja (luego nos dimos cuenta que el desastre era algo grande), pero el material sonaba muchísimo mejor que el de muchas bandas que en esa época despuntaban en nuestra ciudad y el país.

En cuanto a los temas, resultaron bastante bien, gustaron bastante. Tanto así que cuando grabamos ese EP sólo teníamos esos 3 o 4 temas, y tocar en vivo era comiquísimo porque salieron fechas enseguida y sólo teníamos esos temas perfectamente acoplados, y el resto estaba en proceso de ensayos y ensamble.

Eso nos hizo empezar a trabajar con más precisión y constancia. Recuerdo perfectamente que éramos bastante jóvenes y algunos no teníamos empleos, y fue una locura costear los gastos. Inclusive la portada es la mano de la hermana del ex bajista y fundador, pintada con marcador rojo, jajaja.

Pero no nos importó mucho, sentíamos que la música compensaba ese detalle. Aparte, creo que nos ayudó la buena fe en nosotros mismos, era muy poco lo que podíamos costear económicamente, pero el sacrificio lo valió, la gente como que obvió ciertos detalles y se centró en escuchar y gustó, y nos ayudó mucho. Nos costó bastante sacar esas 50 copias, el resto lo hicimos por internet.

alice in hell Su siguiente trabajo fue otro EP, “Corazón, Sangre y Entrañas”. ¿Qué nos dices del mismo?
En ese EP ya teníamos un poco más de experiencia. La banda sonaba muy bien, había temas mejor elaborados que en el anterior trabajo, había un nuevo vocalista, se mostraron nuevos elementos en la banda a la hora de componer… Influyó también la parte monetaria porque invertimos lo que teníamos en mejorar nuestro equipo: guitarras, bajos, platillos, etc…

La grabación la hicimos con un amigo que en ese entonces se aventuraba en el mundo del audio, y apostamos por él porque no disponíamos de mucho dinero. Aparte, uno de esos días de grabación chocamos el carro del bajista y hubo que repararlo jajajaja. Grabábamos hasta las 12 de la noche y salíamos a loquear por la ciudad, y pasó factura.

Los temas estaban mucho más elaborados. La receptividad se incrementó al igual que la actividad en vivo, empezamos a tocar en festivales algo grandes, frente a más público… Fue una época genial. Pudimos enviar algunos ejemplares del EP a Hungría con un amigo nuestro que estaba en esas fechas por acá en ese momento (él formaba parte de una banda algo famosa de ese país).

Con estos dos EP, su música comenzó a ser rápidamente conocida en el circuito metalero de su país. ¿Cuáles crees que fueron los factores por los cuales Alice in Hell despertó el interés en los metaleros venezolanos?
Bueno, siempre he pensado particularmente que la honestidad a la hora de hacer los temas se notó, siempre. Dentro de lo que cabe, nos hemos empeñado en tener un buen sonido, aún por encima de las pocas posibilidades y accesibilidad de presupuesto que teníamos.

Siempre he pensado que la gente apreció el sacrificio que se hacía y aún se hace. Desde el inicio hemos tenido la autocrítica entre nosotros y la sinceridad para decidir cuándo hacemos algo bien y cuándo debemos aceptar que algunos temas no lo están, y así hacer la mejor elección.

Aparte, Alice in Hell siempre ha tenido buen directo, siempre nos empeñamos en ensayar religiosamente y eso da sus frutos. Aunque como todos, han pasado algunas malas noches. También hemos visto que la gente se ha identificado con nuestras líricas, pero por encima de todo creo que ha influido la sinceridad y honestidad que caracteriza a la banda.

Luego le siguieron sus dos primeros álbumes, “The Black Death” en 2008 y “Pilgrim of Hate” en 2012, los cuales le dan más prestigio y consolidación a la banda en la escena nacional. Por favor, cuéntanos con más detalles sobre estos trabajos. Es decir, concepto, creación, diseño, críticas, distribución…
Con “The Black Death”, nuestro primer disco, había bastante creatividad dentro de la banda, aunque estábamos incompletos porque nos quedamos sin bajista y sin vocalista.

El primero, por asuntos personales bastante delicados que lo forzaron a dejar la banda; y el segundo, por cuestiones de estudios partió a Canadá. Aun así, el baterista y yo decidimos tirar adelante con el plan del disco y lo grabamos él y yo solos.

En mitad de la grabación encontramos a nuestro actual vocalista, que encajó a la perfección en la banda, la voz que necesitábamos (aparte como persona es lo máximo). Los temas ya estaban hechos, sólo faltaba que él grabara porque los bajos ya los había grabado yo, y el baterista ya había finalizado sus sesiones.

Los temas conservaban el sello de Alice in Hell pero había una enorme diferencia en comparación a los dos trabajos anteriores, algo que la gente agradeció muchísimo. Grabamos en un estudio donde yo laboraba, y aunque el sonido no quedó como queríamos, los temas tenían el potencial necesario para representar el resto del disco.

De verdad, nos encanta ese trabajo, el diseño corrió de la mano de nuestro anterior vocalista, ya hacía tiempo que se había elaborado. Las críticas fueron buenísimas por parte de los medios especializados en el país, y uno de los temas fue escogido para formar parte de un compilado de bandas nacionales.

Recuerdo que hicimos muchísimas fechas como promoción del disco, la gente nos acogía muchísimo más, ganamos mucho en cuanto a sonido en vivo, las letras estaban basadas en experiencias personales, algunas un poco alteradas para darle más trama, pero en definitiva ese primer disco nos abrió muchas puertas.

Con respecto a nuestro segundo disco, “Pilgrim of Hate”, pues ese disco fue bastante complicado. Fue un disco conceptual, sobre el nihilismo, que nos cerró algunas puertas porque ciertos idiotas de radios acá en el país nos censuraron por el contenido lírico.

alice in hellLa portada del disco muestra una transición de Alice in Hell hacia terrenos más técnicos, un poco más Death Metal también. Eso hizo que el disco abriera la puerta hacia otro público que no habíamos logrado. Se diferenció mucho de lo que hicimos en el primer disco porque a nivel de sonido estuvo mucho más logrado.

Yo estuve en las mezclas, ya había culminado mis estudios de audio y decidí tomar algo de cartas en el asunto. Recuerdo que uno de los chicos de la banda me dijo: «o tomas tú algo de control en la consola de mezclas, o nos condenaremos a repetir las mismas mierdas» jajaja, y bueno, ganamos bastante con esa decisión.

Siempre lo veo como un disco raro: muy buenos temas pero algunas ideas siempre asumí que no supimos reflejarlas y plasmarlas bien para llevarlas a cabo como era debido. Aparte, había algunos problemillas internos dentro de la banda.

La promoción fue genial. Logramos sacar el disco con una disquera de acá que nos dio muchísimo apoyo publicitario, y a nivel de gestionar fechas, tocamos como invitados especiales en uno de los festivales más grandes de nuestra ciudad. Había un nuevo bajista y la banda logró refrescar un poco las tensiones. La disquera logró meter el disco en tiendas en Bélgica, Turquía, Marruecos y Colombia.

¿Cómo es el proceso de creación de la banda? ¿De qué tratan sus letras?
Bien, el proceso de composición siempre ha sido bastante sagrado para nosotros. Bastantes etapas de pre-producción y filtro de crítica interna, aparte algo viciado porque ahora gozamos con un estudio de mi propiedad.

En este estudio nos reunimos a componer de manera más cómoda, y algo vagabunda, jajaja, porque al ser nuestro trabajamos a la hora que nos da la gana, el tiempo que nos da la gana. La tienda de licores queda justo en la esquina. Entonces, por cada 3 riffs buenos que surjan o unos buenos beats de baterías que fluyan, hay que ir a celebrar rápidamente y brindar con unas 11 cervezas para cada uno y varios cigarrillos jajaja.

Y cuando caemos en cuenta es de madrugada, estamos ebrios, y se nos pasó por alto que estábamos trabajando jajaja. Pero a la larga siempre prevalece algo de responsabilidad y seriedad en el trabajo, sentarnos con mucha paciencia a buscar el sonido deseado de los amplificadores, la afinación que deseamos en la batería, las líneas vocales y texturas de la voz, etc.

Con respecto a las letras, siento que hemos ido entrando en cada trabajo en una fabulosa atmósfera de ironías, desgracias, tragedias, oscuridad, crudeza y rabia que en cada disco se ha hecho notar mucho más.

Hemos aprendido bastante acerca de cómo escribir, y eso ha ayudado a que el mensaje llegue mucho mejor. Tratamos de evitar que los temas sean muy comunes por así decirlo, y se ha hecho notar. Ha gustado bastante.

¿Cómo ven la escena de la música Metal en su país?
Ha ido decreciendo un poco, aunque hay un alto nivel en cuanto a bandas. Cada estado posee una cantidad inmensa de bandas con gran nivel, cada vez son más las bandas que salen y van logrando nuevas metas, con buena producción, poniéndole el empeño como debe ser.

Pero existe la contra parte a el esfuerzo que se hace, de parte de muchos organizadores, que van y están pendientes de que toques gratis y por 1 caja de cervezas, sin importarles cuánto cuesta el mantenimiento de equipos, ensayos etc. Les vale mierda porque sólo les importa lo que cobrarán de la entrada, la farsa y el protocolo para que toques en sus eventos, pero cuando llegas a mal negociar con ellos y llega el día del evento, el sonido es un asco, la atención a la banda muchísimo peor.

Aparte, muchos también mantienen una rosca de las mismas bandas siempre, y no se dan cuenta que aburren al público que va a ver siempre lo mismo, queman a las bandas y luego regresan chillando para que toques en sus eventos porque ya requemaron a su círculo de bandas.

No se dan cuenta que hay bandas que tenemos aguante y actitud, y que sólo se están poniendo ellos mismos el cañón en la boca. Las bandas seguimos y sus organizaciones quiebran por ellos mismos. Aunque también hay unas pocas productoras y organizadores bastante profesionales con ganas de apoyar y con la visión correcta, con los que negocias y se llega a buen pacto. Son ese tipo de personas los que necesitamos, y se les aplaude.

Ustedes han compartido tarima con reconocidas bandas de la escena internacional como Fear Factory y Testament. ¿Cómo lograron esto y qué ha representado para la banda?
Bueno, aparte del esfuerzo propio, y a fuerza de hacer las cosas lo más correcta posibles, se logró una por invitación y la otra por concurso.

La banda ha sufrido en su trayectoria diversos cambios de alineación. ¿A qué se ha debido esto? ¿Quiénes son actualmente Alice in Hell?
Como todo en la vida, Alice in Hell es una parte más de nuestra vida personal, y eso acarrea muchas veces diferencias personales, etc. Otras veces, por compromisos personales de índole mayor.

Siempre hemos tratado de respetar las decisiones de cada quien, y evitar que afecte lo mínimo a la banda directamente.

Actualmente, nuestra formación está bien sólida y compenetrada: Ricardo Jardines (vocalista), Jhonny Ramos (bajista), Jhonatan Villanueva (baterista), y mi persona, Bertrand Cape (guitarrista).

Alice in Hell y el éxito de «El Descenso: Furia, Miedo, Hostilidad”

alice in hell Su último álbum, “El Descenso: Furia, Miedo, Hostilidad”, ha sido muy bien recibido por los medios nacionales e internacionales. ¿A qué países ha llegado su música? ¿Cómo es que la banda ha logrado proyectarse tan lejos?
Sí, de verdad ha sido increíble todo con este reciente disco: la receptividad, los shows en vivo… La prensa nacional lo recibió de una manera increíble, aunque estaban algo hartos de esperarlo, jajaja, porque tardamos bastante haciendo este disco, pero valió la pena.

El disco salió pegando bastante fuerte y a la mandíbula. Aparte, también tuvo muy buenas críticas en USA, Alemania, Francia, Bélgica, Argentina, Colombia, Brasil y Rusia. No lo podíamos creer, no porque dudáramos del potencial del disco, sino porque el disco salió de manera independiente, sin ningún sello detrás.

En los ratos libres revisábamos el correo de Alice in Hell y había gente escribiendo de otro país reseñando el disco, felicitándonos o pidiendo la información de la banda y los promos. Sólo colgamos un link de la descarga en el Facebook oficial de la banda y pufff!!! empezó a suceder.

A nivel de fechas, pues muchísimas, en buenos festivales, junto con grandes bandas nacionales, algunas negociaciones al exterior tuvieron que ser pospuestas por la situación actual que vive nuestro país. Ha sido lamentable, pero sabemos que vendrán, siempre intentamos mantenernos consecuentes en las redes sociales, y atendiendo el e-mail.

Ha sido algo duro, pero no nos interesa. Lo hemos estado logrando y es lo que importa. De verdad, este disco ha sido súper importante en nuestra carrera.

¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre sus dos primeros álbumes y “El Descenso: Furia, Miedo, Hostilidad”?
Sinceramente, creo que ha sido la madurez, y la comodidad de trabajar sin apuros. Jamás intentaría comparar ninguno de nuestros trabajos. Pienso que cada uno habla y se defiende por sí solo, con sus defectos y virtudes, pero este nuevo disco se trabajó desde la raíz, desde lo más mínimo en detalles, desde la renovación del logo, el trabajo de diseño fabuloso hecho por el suizo/francés Christophe Hohler, la selección minuciosa de temas que entraron en el disco porque se crearon casi 20 temas y seleccionamos los mejores 11… En definitiva, la madurez jugó un papel definitivo.

¿Este disco ha salido bajo algún sello o ha sido de forma totalmente independiente? ¿Algún sello se ha interesado en la banda?
Sí, ha habido varios sellos interesados, pero a decir verdad, con lo que ofrecían, entendimos y ratificamos que salimos ganando eligiendo el camino independiente. Claro que Alice in Hell queríamos un sello que avalara el disco, pero no se ajustó a lo que se quería. Este trabajo se forjó muy duro como para entregarlo a cualquiera con agallas a su favor.

alice in hell He leído que este último álbum ha obtenido algunas nominaciones y premios, y que terminó el pasado 2016 en un puesto de los mejores discos de metal de Headbangers Latinoamérica. ¿Qué nos puedes decir sobre estos premios y nominaciones?
Sí, fue nominado a los premios Trascendencia Rock, acá en Venezuela, en el top 100 de los mejores discos de Metal venezolano del 2015, y alcanzamos el #2 de ese Top 100.

Muy emocionante. Había bandas increíbles de acá, con discos formidables y grandes trayectorias, y cerrar en el segundo lugar para nosotros fue una satisfacción muy bonita. Afianzó en nosotros que sí lo habíamos hecho muy bien. Renovó las ganas de seguir.

En el top de Headbangers Latinoamérica, ellos mismos hicieron la nominación del top de los mejores 300 discos del Metal del 2016, quedamos en el #261 y también nos emocionó un montón. Estaban los discos de bandas como Brujería, De la Tierra, algunas bandas de acá de Venezuela que también son duras, y bandas norteamericanas con sellos, europeas, etc.

Daba pavor ver esa lista de bandas jajaja, pero el simple hecho de estar en ese top, con ese montón de colosos, ya sentíamos que habíamos ganado. El disco logró meterse y crearse un espacio entre ellos. Fue tomado en cuenta y eso vale muchísimo.

Hablemos de planes futuros. ¿Qué le dirías a los que aún no los han escuchado para que les pongan mayor atención?
Bueno, les voy a dejar por acá nuestro SOUNDCLOUD para que conozcan un poco nuestra banda, nuestra propuesta, un grito de ira hecho en Venezuela, hecho con honestidad y actitud.

Actualmente Alice in Hell nos encontramos ya a punto de arrancar a grabar lo que será nuestro 4º disco. Los temas están increíbles. Pronto verán noticias en nuestras redes sociales. Abran las orejas a las bandas emergentes.

Muchas gracias por otorgarnos esta entrevista. Un fuerte abrazo a todo el grupo!
Pues ha sido de verdad un honor compartir con ustedes un poco de nuestra carrera, un poco de lo que representamos. Muy agradecidos con el apoyo que nos han dado y esta buena oportunidad. Esperemos hablar pronto con ustedes nuevamente y exponerles lo que será nuestro nuevo disco.

Un abrazo grande desde Venezuela. Bienvenidos a nuestra familia. #HELLFAMILY. Muy agradecidos LaCarne Magazine y nuestro amigo Omar Vega, con él les dejaremos el link de descarga de nuestro más reciente disco.  Disfrútenlo!

Más información sobre Alice in Hell en el siguiente enlace:
Ver Facebook

Encontrarás más música y grupos de metal aquí

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − doce =