Annie Woodward, un solo sentimiento con la música

El país natal de Annie Woodward es Suecia, pero a partir de los dos años estuvo en Oslo, Noruega, y luego recorriendo el mundo. Hablamos con una artista que expresa libertad, coraje, y la búsqueda de un encuentro consigo misma en cada una de sus letras.

A su corta edad tiene historias con el amor, las drogas, la música, y el sentimiento de sentirse estancada en un mismo sitio, que es lo que le permite crear desde un lugar tan profundo desde donde se nota que salen sus melodías, su arte, y su música.

Tiene dos discos: Two faces on a clown (2015) y A Soul Stripped Naked (2016). Dejemos que esta caminante del mundo nos cuente sobre su vida espiritual y artística. Hablamos entonces con Annie Woodward.

annie woodward

Annie Woodward un solo sentimiento con la música

Annie Woodward, ¿cómo estás? Un placer hablar con vos. Me gustaría que me cuentes cómo y cuándo te diste cuenta que tu destino era la música.
Vicky, ¿bien, y tú? Bueno, mi música es mi alma, mi corazón y mi cabeza. Soy más genuina en música que en el resto de mi vida.

Me di cuenta de esto cuando era una niña, pero al menos por 10 años no pude cantar en público. Tenía miedo, pensaba que no tenía una buena voz. Tal vez en parte por eso escribo sobre los miedos. Me animé a creer en mí musicalmente a los 20 años.

¿Cuáles son tus influencias musicales?
Mira, mi música tiene muchas influencias diferentes. Escucho mucho rock psicodélico, también leo mucha poesía de los 70s, y tengo algunos escritores que me encantan y que influyen en mi música, como Charles Bukowsi, o Kurt Vonnegut.

También me gustan mucho las letras de Alex Turner en 2009 (los últimos 5 años no me gustan, pero los primeros discos me gustan mucho). También hay un cantante y escritor de Inglaterra llamado Daniel Blunberg. Lo escuchaba muchísimo cuando era más chica.

Tengo tres mujeres que son grandes influencias, y ellas son como “mis mujeres” (Annie Woodward ríe): Amy Winehouse, Janis Joplin y Edith Piaf.

annie woodward¿De qué hablan tus canciones?
En mis letras hablo mucho sobre nuestros sueños, sobre los miedos, sobre problemas en la sociedad, el feminismo, el racismo, el fascismo, y las personas en contra al sistema. También trabajo mucho el activismo. De hecho, así empecé a escribir mis primeras canciones.

Además, estuve unos años en una organización activista llamada Greenpeace, y comencé con mi arte en ese lugar.

Entonces escribía música sobre eso, pero en este momento escribo más sobre cosas espirituales, sobre sueños, miedos…, ya que soy una persona que quiere vencer sus miedos y también quiero eso para los demás. Entonces escribo mucha música sobre los miedos.

¿Cómo compones? Es decir, ¡eres increíble! Sólo son vos y tu guitarra. ¿Cómo logras llegar al alma de las personas de esa manera?
No sé cómo escribo canciones porque todos los temas son diferentes. Algunas veces tengo una canción o algunas letras, y después toco mi guitarra y escucho algunas frases, pero otras veces escucho música en mi guitarra nada más.

Otras veces tomo LSD u hongos… De vez en cuando las drogas me ayudan mucho, de cualquier forma. Cada uno de mis temas son diferentes.

Pero siempre pasa lo mismo, hay un patrón que se repite y es el siguiente: nunca escribo cuando quiero, no puedo sentarme y decir “ahora voy a escribir”, no puedo. Mis canciones siempre son capítulos de mi vida.

Entonces, cuando paso un capitulo en mi vida escribo algo, ni antes ni después. Siempre es eso, es parte de mi libro.

Annie Woodward, siempre son colores los que te acompañan, tanto en tu vestimenta, pelo, maquillaje como hasta en tu propia guitarra. ¿Encuentras energía ahí? ¿Fuerza tal vez?
Sí, siempre tengo maquillaje y muchos colores en el escenario porque soy un personaje, y no sé, en mi vida normal también uso muchos colores porque la vida y el mundo es re gris, y yo no quiero estar en un mundo que es gris siempre. Por eso siempre uso un montón de colores.

¿Cuántos países has recorrido y cuál te ha gustado más?
He tocado en 22 países y conozco 36. Mi país preferido es Argentina, pero Uruguay me gustó mucho también. Lo que pasa es que no fui tantas veces ni por tanto tiempo.

De todas formas, me parece que Uruguay y Argentina son muy parecidos. Otro país que me encanta es Rumanía, y ahí estuve dos semanas en 2016, y quiero regresar, pero no sé cuándo.

¿Cómo se dio el hecho de comenzar a viajar de manera independiente? ¿Fue difícil?
Sí, claro, la vida para una viajera mujer siempre es difícil, pero no tanto como muchas personas piensan.

Algunos lugares son más peligrosos que otros, pero cosas en la calle, y violencia siempre hay, no hay un lugar seguro en el mundo. Así que no es muy diferente estar viajando porque todos los lugares tienen sus cosas buenas y sus cosas malas.

¿Cómo ha sido tu relación con tu familia desde entonces? ¿Qué piensan de todo esto?
Mis padres son viajeros también. Mi papá fue en su primer viaje cuando tenía 18 o 19 años, al igual que mi mamá, que se fue a estudiar en EE.UU. Ellos vivieron en muchos lugares también.

Yo nací en Suecia, pero fui a noruega con mi padre cuando tenía 2 años, y fui a un montón de viajes con mi familia. Entonces, para ellos es normal. Igual algunas veces ellos tienen un poco de miedo porque yo soy una mujer, pero no es su decisión.

annie woodward¿Cómo conseguís fechas en lugares que vas sin conocer?
No siempre, pero la mayoría de las veces tengo amigos que tienen amigos en un lugar, y ellos me contactan, y voy formando contactos, y bueno, otras veces escribo para algún lugar, pero no es tan común. La mayoría de las veces tengo conocidos con conocidos en un lugar.

¿Dónde estás ahora? ¿Estás trabajando en tu nuevo disco? ¿Cómo va eso?
Ahora estoy en Los Ángeles, EEUU. Trabajo en mi nuevo disco, tengo un estudio donde practico mucho y trabajo con varias personas de acá.

Tengo personas en Europa y EEUU que van a trabajar con mi disco, porque no es un disco como el primero, tengo otras cosas y otras influencias. Estoy acá, es mi nuevo capítulo. Extraño Latinoamérica.

Tenía un festival en Montevideo y quería ir, pero bueno, al final estoy acá, y no puedo ir…

¿Cuáles son tus planes para el futuro?
En el futuro quiero tocar mi música en todo el mundo. No sé cómo pero ése es el plan, y no me voy a apartar de él.

¿Qué te pareció Uruguay?
Me encanta Uruguay, solo fui a Montevideo y a Maldonado, pero no me pareció muy divertido, me pareció un poco careta Punta del este (ríe). Pero Montevideo si me gusta mucho.

Tuve un muy buen tiempo en el festival de música emergente, conocí muchas personas y fui a muchos bares, lugares, cultura, música. Quiero regresar por tu país y conocer más, porque sólo fui a la capital y a Punta del este, pero a Punta solo por un día, y en 2016.

Me gusta mucho, las personas son muy cálidas, calmas y locos al mismo tiempo, pero sobre todo muy cálidos, y eso me gusta mucho.

Para terminar, podés decirme qué es la música para vos.
Mi música para mí es mi alma, mi corazón, mi cabeza, mi todo. No es una decisión para mí, tengo que cantar. No tengo otra solución tampoco. Es el idioma del Universo, el idioma sin palabras, el idioma que pudimos compartir sin palabras, sin idiomas.

Fue un placer tener esta charla, muchas gracias por ella. ¡Un abrazo a distancia!
Ojalá que estés bien y que nos veamos pronto. Si tengo plata en enero o febrero viajo para ahí. Nos vemos, te mando un abrazo y un beso grande. ¡Muchas gracias!

Más información sobre Annie Woodward en los siguientes enlaces:
Ver Facebook

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 18 =