Congo presenta nuevo disco: “Revela tu verdad”

La emblemática banda de Reggae uruguaya Congo, ex Kongo Bongo, que está en escena desde 1987, con su primera presentación en vivo en la feria de Villa Biarritz como Kongo Bongo (cambia en el año 2000 su nombre a Congo), presenta este 2018 su nuevo álbum número siete, “Revela tu verdad”.

Los integrantes de esta banda de estilo jamaiquino, actualmente son: Álvaro “Apagón” Albino y Camila Sapin en la voz, Nicolás Parrillo en la batería, Pedro Alemany en guitarra, Federico “Coco” García y Martín Paladino en el teclado, Álvaro Fenocchi en el bajo, Mauricio Sosa en el saxo, y Liber Galloso en el tenor.

congo

Siguiendo siempre sus ideales y la filosofía del reggae, Congo ha realizado en su larga carrera innumerables espectáculos en el país, y en países vecinos como Argentina y Brasil.

La discografía de esta banda es la siguiente: “Kongo Bongo” en 1992, “De la noche a la manhá” en 1996, “Diez años” en 1999 “verde verdad” en 2004, “Amar y llorar” en 2007, y “Rojo” en el 2012.

El día sábado 16 de junio estuvieron presentando, entre sus clásicos, alguno de los temas del disco nuevo en la Sala del Museo en la Fiesta Clandestina.

Hablamos con Álvaro “Apagón” Albino, vocalista de la banda.

“Revela tu verdad”, el nuevo disco de Congo

Álvaro, ¿cómo estás? En primer lugar decirte que es un placer tenerte en este espacio. Me gustaría que me cuentes un poco desde el principio: ¿Cómo y cuándo fueron los principios de esta ya legendaria banda de reggae Uruguaya?
Hola, Vicky, ¡Bárbaro! Bueno, mira, arranca con la ida de nuestro querido amigo Alfredo Giannotti (actual vocalista y guitarrista de Abuela Coca), que de alguna manera fue productor de tres discos para nosotros muy básicos que fueron: “Verde Verdad”, “Amar y llorar” y “Rojo”, que además compartía escena conmigo y tocaba la guitarra. Se fue también el bajista y percusionista, y era decidir seguir o terminar…

Y al tecladista Martin Paladino se le ocurrió seguir porque le parecía que las bases estaban, y bueno, se nos dio la posibilidad de seguir para adelante con lo que nos gusta hacer, y hoy estamos presentando lo que sería el séptimo disco, una gran realidad para el sello MMG (Montevideo Music Groove).

¿Cuáles han sido sus influencias desde el comienzo hasta hoy?
¡Uf! Te puedo hablar de reggae roots, del candombe, de algo de jazz, algo de rock, por ahí va la cosa.

¿Por qué el cambio de nombre?
Bueno, porque de alguna manera quisimos dar el paso hacia adelante allá por el 2000, con el “Verde Verdad”.

Se nos ocurrió porque la gente cuando nos iba a ver decía “vamos a ver al Congo” y abreviaba ese “Kongo Bongo” que era como nombre y apellido, y nos pareció bárbaro. Además, para presentar esa nueva era del Siglo XXI de Reggae acá en Uruguay, una banda con tantos años, tan referente en el medio, en el estilo. En fin, nos pareció bueno.

En el 2000, cuando Chole Giannotti (fundador de Kongo Bongo, actual guitarrista y voz de “Abuela Coca”) te contacta para llevar a cabo la trilogía de “Verde verdad” “Amar y llorar” y “Rojo”, ¿dónde estabas? ¿Qué hacías musicalmente en ese tiempo? ¿Y cuál fue tu reacción ante esta propuesta?
Mira, yo estuve desde 1996 hasta el 2000 fuera del país. Estuve prácticamente 3 años en Suecia, y después estuve en chile medio año prácticamente. Ahí en Chile es cuando se contactan conmigo los chiquilines.

En Suecia yo había tenido una banda: “Apagón and the universal men” y hacíamos temas del Congo, de Kongo Bongo.

O sea, a los suecos les había gustado mucho la música que estábamos haciendo, le mostraron a unos amigos daneses “Ministry of Harmony”, que era otra banda que estaba por ahí, y nos dieron una mano, y arrancamos a trabajar con esta banda, y así estuve esos dos años ahí, con “The Universal Men”.

Luego me fui para Chile porque hubo un problema con el tema de la visa, así que volví para América del sur, y ahí me contacté con gente amiga, y bueno, empecé a armar una banda con unos uruguayos que vivían ahí, se llamaba “El Candom”, y hacíamos candombe…

Me acuerdo que estábamos en el apartamento, y tenía una entrevista con los chicos de Gondwana, con el bajista que arma toda la movida de ahí, del grupo.

Yo quería ya establecerme en Chile. Y en ese momento me llega un fax (porque no había ni celular, ni internet, nada), y me proponen para encarar esto del “Verde Verdad”, “Amar y Llorar” y “Rojo”, y me encantó, y hasta hoy estoy acá.

congo

Foto: Roberto Medina

Desde la vuelta de Congo hasta ahora han tocado con varios artistas de primer nivel. ¿Con quién recuerdas haber compartido escenario? ¿Alguna anécdota para contar?
Bueno, mira, cuando estuvieron The Wailers acá en Uruguay en el 2003, o 2004, la primera vez que vinieron, tocaron con Abuela Coca y la segunda vez con el Congo. Me invitaron a participar, a subir al escenario…

¡Imagínate lo que era yo! Una emoción a pleno, y canté el tema WAR, en español, que la verdad que muy lindo, la gente se reenganchó y bueno, ni más ni menos que con los Wailers. Eso fue una cosa muy linda.
Después, bueno, yo que sé…

Las veces que hemos tocado por ahí con el Congo, hemos tocado en Argentina, hemos tocado con gente como GONDWANA , Nonpalidece, cruzamos el charco varias veces.

Hemos tenido buena inclusión, más que nada a nivel nacional, una muy buena aceptación de la gente, y me parece que eso es una muy buena anécdota.

Se nota la amistad de la banda y la buena energía que transmiten en el escenario, se siente al Congo como una gran familia, y creo que es por eso que en varias ocasiones mencionas ser un “transportador” del arte. Explícame en detalle esta conexión que se siente desde el escenario al público.
Mira, es una cosa que lo tienes que sentir, es muy difícil explicarlo con palabras. De alguna manera sentís como que esto es más allá del oficio, más allá del trabajo de músico.

Es como que tú eres un nexo entre el público y el artista. Y eso es algo muy sagrado, es algo que se siente en cada recital del Congo, y la gente lo recibe y lo acepta y trata de que la cosa siga. Y justamente es el pie que nos da a nosotros para poder escribir y componer.

¿Puede tener que ver también en parte con vos como persona? ¿Dónde viviste? ¿Cómo empezaste a escuchar esta música? ¿Y a cantarla?
Bueno, mira, muy joven cuando tuve la posibilidad de escuchar al Congo en vivo en Villa Biarritz, en “Arte Verde”. Fue hace mucho tiempo, era el primer concierto de Kongo Bongo, en el ’87.

Bueno, quedé encantado con toda la fuerza y la energía de los chicos en el escenario. Me invitan a participar de un ensayo, y yo ya estaba en una banda, que se llamaba EL PUTICLUB, que hacían Ska. Que el reggae proviene de ahí. Primero el Ska, y luego el Reggae.

El ska aparece por allá en el ’67, en un plan de fervor de la gente, del pueblo. Por poder tener independencia de la corona inglesa, en el 67. Y bueno, como que se oficializa la música jamaicana, porque era una música muy salvaje…

Y con el paso del tiempo trata la música de domesticarse un poco, de que las letras sean un poco más explicitas, y no tan largas, para poder comprender qué era lo que sentía el jamaicano. Y bueno, esas cosas a mí me encantaron, me interioricé mucho con todo lo que es la filosofía del Reggae, y noté que lo podía plasmar en el Congo

Entonces no perdí oportunidad cuando ellos me invitan a ensayar y a poder incursionar en esto tan hermoso.

Desde “Kongo bongo” a “Congo” hay un abismo, ¿Qué fue lo que cambió?
Yo creo que el tiempo fue cambiando a la banda, o sea tuvo que, para lo que es el medio uruguayo, mimetizarse con la movida del rock nacional, y bueno, después el tema de los integrantes.

A veces unos se iban, otros volvían, y había que acomodar y adaptar la banda a como el tiempo acompasara.

¿Qué es lo que se viene del Congo en este nuevo disco?
Bueno, cosas muy buenas. Invitados internacionales, y nacionales.

Te puedo nombrar internacionales por ejemplo a Gary “Nesta” Pine. Los chiquilines de la banda están chochos con él, es como una especie de ídolo, y que ojalá pueda venir a tocar en vivo acá. Él participa en un tema que se llama “Love”.

Y nacionales te puedo decir Julio Cobelli, que ya lo hemos invitado antes. Estuvo en el Disco “Rojo”, y para otro tema en este disco nuevo.

Otro invitado es nuestro amigo Nico Mora, y muchos más, gente que tocó el chelo, el tambor, que aportaron lo suyo, que también fueron parte de darle ese aire y ese estilo del Río de la Plata a este género que nos gusta mucho y nos apasiona, el Reggae.

¿Qué es lo que buscan transmitir esta vez?
Esta vez queremos transmitir toda la escancia que venimos cultivando desde hace 30 años, y tratar de volcarlo a los medios que hay hoy por hoy, la posibilidad de internet, y también el trabajo, el seguir trabajando en esto y no quedarnos.

¿Qué has aprendido personalmente en estos 30 años de carrera? ¿Y qué sentís que han aprendido como banda?
Bueno, mira, yo como persona me enriquezco muchísimo con los músicos que van, que vienen, que dejan su gargajee de cultura. Aprendo muchísimo de eso. Sin duda, de la gente también.

Aprendo a ser cada vez más humilde, cada vez más yo. Tratar de que cosas que no tienen que ver con la música me tiren abajo, voy a tratar siempre de seguir haciendo lo que hago, y lo hago con mucha dignidad, porque lo hago para la gente, y es así lo que siento.

Después, ni que hablar de mis compañeros, que tengo la suerte de tener a Camila Sapin, que es profesora, docente de canto y no pierdo oportunidad de aprender, de ir a sus clases como oyente, de superarme como cantante y como frontman.

Y bueno, está Pedro Alemany en la producción, que también aprendo mucho, un sinfín de cosas que tienen que ver con estar arriba del escenario y con el respeto hacia la gente, ni que hablar.

Álvaro, has estado en varios lugares del mundo. Me gustaría saber cómo ves el ambiente musical en otros países, y cómo lo ves en Uruguay.
Yo creo que bien, bastante bien. Lamentablemente acá en Uruguay estamos siempre un poco más retrasados que en otros lados.

No sé si tiene que ver con que estamos al lado de dos grandes gigantes como son Argentina y Brasil, que bueno, tienen lo suyo, no es por desmerecer.

Yo creo que toda la movida hoy por hoy está en el mundo, en Europa más que nada, en Estado Unidos.
Y nosotros tratamos de estar prestando un poquito la oreja a eso, y hoy por hoy están apareciendo nuevas bandas, y tratamos de estar al pie del cañón en eso, para poder crecer.

Bueno, muchas gracias por la buena onda como siempre. ¡One love!
Claro que sí ¡One love! (Álvaro ríe)
Quiero agradecer también a la gente de LaCarne Magazine, a Musictime Uruguay, a ustedes, y bueno ¡Muchas gracias!

¡Gracias a vos, querido!

Más información sobre Congo en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Instagram

Encontrarás más música y grupos de Reggae AQUÍ y más entrevistas AQUÍ.

facultad de música

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 6 =