Disfonía, pasión, garra y entrega

Formados hace ya diez años, con un sonido donde hay variedad de estilos, con varios discos publicados, y con un vocalista que en el escenario realiza un performance que hace más atractivos los shows de Disfonía.

Así se nos presenta Disfonía, banda procedente de Chile. Esta agrupación ha realizado gira fuera de su país, y sus discos han tenido críticas positivas en muchos países.

Esta entrevista fue respondida por Kevin Leiva (vocalista) y Leo Cifuentes (guitarrista).

disfonía

Disfonía, pasión, garra y entrega

Bien, para ya ir conociendo algo de Disfonía, ¿cuéntennos cuándo se forma la banda y bajo qué circunstancias?
Corría el año 2007 en Santiago. Keving Leiva (voz) y yo (Leo, guitarra) tocábamos en un tributo a la banda norteamericana Tool.

Frustrados frente a la insatisfacción de participar en un proyecto sin ideas nuevas, y detestando día a día la palabra TRIBUTO (y todo lo que esa palabra conlleva a nivel histórico), invité a Keving a sumarse a un proyecto con tintes post-grunge de garaje.

El encuentro fue lúdico, fresco y proactivo. En pocas semanas teníamos 7 canciones listas, con letras y pasos musicales poco habituales. No sé si estaba frente a un genio o a un idiota.

Así la historia de Disfonía comenzó en los bares más insignificantes de la capital, con unas 10 personas por fecha, pero con un entusiasmo y perseverancia que nos acompañan hasta hoy.

Disfonía es una banda que en su propuesta incursiona por otras propuestas del metal, como el heavy, el thrash, glam, hard rock… Entonces, ¿cómo definirían su propuesta musical? ¿Hacia qué estilo están más encaminados?
Como un conglomerado de rock y metal: un proyecto revisionista, que sintetiza la historia del rock y del metal en todas sus variantes.

Esto a partir de la incansable oreja de la banda, que en su ociosa pubertad no cesó de escuchar una y otra vez un centenar de CDs auspiciados por MTV, y toda la mierda merchandising norteamericana de los 90s. Una especie de accidente auditivo con posteriores deformaciones compositivas, que serían sin quererlo el sello indiscutido de Disfonía.

Respecto al tema “estilo”, siempre ha sido un problema para nosotros catalogarnos, por muy cliché que suene. Es que es en serio. Escucha a Disfonía y trata de clasificarlo en un estilo.

Hemos probado con Multi-Rock, Multi-Metal, y ahora último con Metal Alternativo. Sin embargo, esto no es nada definitivo.

Me imagino que con su gran trayectoria deben de contar con varias producciones discográficas. ¿Podrías hablarnos sobre su discografía? Su impresión de cada uno de sus discos, tanto en las letras como en la composición de la música.
Tenemos cerca de 6 discos, pero nos referiremos a los que encontramos hoy más relevantes. Para quienes no nos conocen, nuestro recorrido sonoro es un viaje de curvas, enredos e interesantes giros sorpresivos (un coitus psicodellicus), por lo que podría ser interesante para algún huevón lateado (aburrido) – que no deben ser pocos.

“Histérico” (2009) es un gran grito de hard rock, donde transitamos del post-grunge al hard rock. Destacan sus canciones de duración media, con temáticas sociales y absurdas, tintes agresivos y sus coros pegajosos y vigentes.

“Daño Estructural” (2011) es un disco que se articuló tras el terremoto más grande del último tiempo en Chile. Es un constante vaivén musical, que transita del hard rock al progresivo, manteniendo una letra social con importantes quejas patético-existenciales, pero con los primeros atisbos de una poesía profunda conciliadora, con algún oculto pedazo de nuestra humanidad.

“Disfoneishon” (2012). Éste es el manifiesto de Disfonía en relación a su placer culpable llamado glam: nos reapropiamos de la identidad de proyectos comerciales como Guns n’ Roses, y le dimos un giro más oscuro, hiperactivo, cambiante y tremendamente explosivo.

disfoníaEste disco es el primero que cuenta con una balada rock, una producción magnánima y una gran difusión en medios. Fue el primer paso serio de la banda a lo que muchos llaman profesionalismo.

“Histeria Estructural” (2013). DVD y disco en vivo en estudio, que recopiló grandes éxitos de los primeros 2 discos de la banda. Una especie de documental con imágenes de la imparable agenda en vivo en los antros capitalinos durante los primeros 5 años de historia de la agrupación. Cuenta con interesantes entrevistas, y un notable trabajo audiovisual con más de 10 cámaras en uno de los estudios más renombrados de Chile.

“The Sound of the Collusion Pt. 1 & Pt. 2” (2015). Es el proyecto más ambicioso de la banda desde el punto de vista creativo. Teniendo como inspiración los “Use Your Illusion” de Guns n’ Roses y “The Sound of Perseverance” de Death a nivel conceptual. La colusión como un hito inevitable económico y musical.

Un disco doble, que tiene una parte en inglés y otra en español. El inglés, cantado de modo “chileno”, apropiándonos de la personalidad y desfachatez de cantar en un idioma ajeno, como lo han hecho muchas bandas de habla inglesa (Bon Jovi, Faith No More, Pixies), sin ánimos de sonar perfectos ni pulcros. Este disco nos disparó al mundo, sin embargo, nos ha hecho chocar contra él…

En los 5 años que van de su lanzamiento, tal vez hoy recién ha sido entendido. Cabe mencionar que este disco fue postulante a los PREMIOS PULSAR (una especie de Grammy Chileno) en la categoría de “Mejor Álbum Metal” el año 2016.

En este disco asumimos nuestras influencias anglo, y al mismo tiempo atentamos contra ellas de forma desmesurada.

Su tercer álbum fue el “Disfoneishonˮ del 2012, con el que obtuvieron excelentes críticas y reseñas. No solo de medios de Chile, sino de otros países. ¿Qué dicen al respecto?
Creo que los resultados que tuvo ese disco se condicen con la claridad que tuvimos como equipo en ese momento. Ciertos hitos, como la contratación de Sergio Carlini en la batería, la seriedad en los procesos de producción del disco y su posterior difusión, estallaron en una respuesta positiva en los medios y en la gente.

A nivel técnico, musical, creativo, de performance y anímico, el cuarteto estaba en forma, vigoroso y concentrado. El hecho de sonar en radios FM por primera vez fue algo que nunca habríamos sospechado que sucedería, por ejemplo.

¿Ha sido muy difícil abrirse espacio en la escena chilena?
¿Qué escena chilena? Por Dios, no. Realmente ha sido una mierda: entre el compadrazgo, el malinchismo (palabra que aprendimos en nuestra reciente gira a México), y las frases cliché del pseudo apoyo y pseudo aguante para disfrazar una pobreza conceptual y valórica muy profunda en la sociedad chilena, la escena chilena de rock refleja muy bien lo que es nuestro país, como un lugar que aparenta ser un Edén, pero que es una verdadera cloaca de aspiraciones.

Sin ir más lejos, la entrada más barata para Roger Waters esta semana en Chile tenía un valor de 67 dólares, mientras nosotros ya no producimos eventos por falta de interés, y mucho menos disposición a pagar una entrada mínima de 3 dólares para un show que la prensa internacional ha descrito como “energética” y capaz de hacer bailar a toda una audiencia.

¿De qué sueles hablar en las canciones? ¿Cuáles son sus principales influencias?
Las letras son variadas, pero siempre responden a una necesidad de invitar a la reflexión, construir una metáfora de capas, profundas, lúdicas, marcadas con un poderoso sello absurdo. Aquello que se muestra como simple, devela un profundo abismo de oscuridad, hostilidad e insensibilidad.

Al mismo tiempo, con una poesía y contenido que concilian y proponen, sin quedarse en una mera crítica: mucho menos explícita.

En cuanto a la alineación de Disfonía, ¿quienes integran en la actualidad la banda?
Actualmente somos Keving Leiva (letrista, compositor y voz) y Leonardo Cifuentes (guitarra/coros y compositor). La formación cuenta con bajo y batería en vivo.

disfonía“Histeria Estructuralˮ es un DVD donde se recogen trabajos de la banda de sus primeros 5 años, hay entrevistas y más… Así que me gustaría hablaran algo sobre este trabajo.
“Histeria Estructural” se forjó en un escenario de inspiración y creatividad, con una formación que mostró lo mejor de nosotros, y por lo mismo, fue una producción generada de forma estratégica.

Por un lado, rescatamos material antiguo que fue grabado en un contexto de amateurismo, e hicimos material audiovisual que mostrara nuestra performance en vivo de forma directa y artística.

Por ello fue que la alianza con el cineasta Giovanni Longo marcó un antes y un después en la forma de percibir el trabajo en equipo multidisciplinario.

En el 2015 lanzan un Disco Demo algo distinto a lo que realiza la banda, con elementos de otros estilos ajenos al metal. ¿Por qué decidieron lanzar este material “Amplagˮ?
El disco “Disfonía AMPLAG” fue otra reinvención de la banda. Una alternativa para hacer de DISFONÍA un proyecto sustentable.

En ese entonces no teníamos dónde tocar, ni contábamos con los recursos para grabar material nuevo, o para producir eventos, los locales eran escasos, y la disposición a trabajar con nosotros muy mala. Es por ello que pusimos en crisis el formato eléctrico de la banda, y nos volcamos a las calles y a escenarios no convencionales con un formato acústico, barato y transportable.

El resultado nos sorprendió hasta el día de hoy, ya que siempre es un as bajo la manga en las distintas giras que hemos hecho, permitiéndonos tocar en lugares tan poco usuales como una escuela de Ballet o una sala de teatro.

Actualmente estamos trabajando en nuevo material en este formato, y vamos a insistir en esta dualidad creativa, que creemos ya es parte de nuestra propuesta y personalidad.

Su disco del 2016 “The Sound of the Collusion Pt. 1 & Pt. 2ˮ estuvo nominado a los Premios Pulsar 2016. Un disco donde ya hay temas en inglés. Quisiera que me hablaran sobre este álbum doble.
Para no repetir, podemos agregar que cantar en inglés fue inicialmente un “hueveo” (joda, broma) que se fue transformando en una propuesta fonética llamativa, innovadora y tremendamente gratificante en vivo, dándonos cuenta que el público muchas veces escucha poco y nada de las letras, y eso es parte de nuestra realidad.

En términos artísticos, este disco es un disco entrador, prepotente y que no deja indiferente a nadie: por un lado tenemos una balada pop como es “Cosa Igual”, y por otro lado un progresivo fusión como es “The Sound of The Collusion”.

En el 2016 fueron ganadores del “Ventanilla Abierta 2016”. ¿Sobre qué es este premio? ¿Cómo se sintieron y qué representó para la banda este premio obtenido?
“Ventanilla Abierta” es un concurso que financia el Estado de Chile, desde su Ministerio de Cultura y Artes, para girar y difundir la música nacional dentro y fuera del país.

El adjudicarnos este fondo fue un respiro para la banda, luego de trabajar e invertir de manera independiente e ininterrumpida durante 8 años.

Gracias a esto pudimos tocar en el norte de Chile, y asociarnos con entidades culturales locales (ABRA, asociación de músicos de Rock, y Centro MB2, para la experimentación de la Artes). Una especie de tanque de oxígeno, una morfina, o un buen porro para seguir nuestra ruta.

disfoníaDisfonía fue semifinalistas al Festival Viva Rock Latino 2017. Coméntanos.
Eso fue un ERROR EN LA MATRIX. Con un jurado de mierda, travestido como rockero, y que parecía estar más atento a sus celulares que a cualquier cosa que ocurriera en el escenario, nos sentimos totalmente fuera de lugar.

Si bien para muchos esto puede sonar a algún tipo de reconocimiento, la verdad es que solo se trató de una estrategia comercial sin ánimos de hacer crecer una escena o de expandir los horizontes de este Arte. Más bien, se trató de un concilio de plasticidad y aburrimiento en un contexto de Mall en el barrio alto de la ciudad.

Confirmamos que nuestro camino va en otra dirección: lejano a cualquier tipo de competición. Igual agradecemos a quien nos seleccionó, pues suponemos que fue despedido tras nuestro show.

Algo que destacan algunos medios es el performance en vivo de su vocalista, como que es el sello de la banda en sus presentaciones. ¿Qué pueden decir sobre esto?
Se trata de una instancia de improvisación bien entrenada a través de ensayo sistemático, donde el sonido y las atmósferas posibilitan un despliegue plástico expresivo que intenta destruir y fisurar la figura del rockero como una estrella o como un ser importante.

Los elementos coyunturales y la contundencia del set ayudan a golpear de forma frontal-sagital y horizontal a un público pasivo, que en el recorrido del show se va compenetrando a la dinámica bizarra, festiva y profunda del performance y la música.

Lo típico de nuestro público, y lo mismo que pensé en un principio: en un comienzo detesté a este huevón, me pareció un excéntrico, ególatra y destemplado, pero con el tiempo me generó respeto y admiración por su perseverancia, honestidad y claridad en su discurso de performance y poético.

¿Cómo ha sido, en todos estos años, la percepción del medio (revistas, radio, TV) hacia Disfonía? ¿Es lo que esperaban?
Jamás. En realidad esperábamos ser una banda reconocida por nuestra entrega y proactividad, pero nos hemos dado cuenta que el contexto no nos ayuda.

La prensa es mañosa, amante de los amigos y tremendamente conservadora. Eso repercute en que nuestra propuesta no pueda tener una amplia difusión, ni pueda ser vista siquiera.

De todas formas, siempre hemos agradecido públicamente a los contados medios que sí han valorado nuestro trabajo y que dedican espacios a nuestro material. ¡Gracias a todos ellos! En otras palabras, los medios no nos conocen, no nos han visto, y a pesar de nuestros intentos en acercarnos, ha resultado en vano. Un puto vacío.

Creo que en Chile normalmente el trabajo a los medios artísticos hay que hacérselo. Es decir, lo que llaman “industria” del espectáculo en este país no es más que un cultivo de inactividad e inercia: lo que hace ruido afuera, es contenido aquí, porque ya el trabajo se lo hicieron. Pura mediocridad.

disfoníaHan compartido escenario con varias bandas de varios estilos. ¿Qué ha significado esto para la banda? ¿Qué experiencias y aprendizajes han obtenido en cada concierto?
El recibimiento de nuestro show siempre ha sido positivo. Sea en contextos de Metal, de rock pesado o compartiendo escenario con los más diversos estilos musicales.

Nunca dejamos indiferente a nadie. Muchas veces se nos han acercado personas que reconocen no gustarle el rock, sin embargo, quedan satisfechos y felices con nuestro trabajo. Eso reafirma nuestra postura e identidad multi-género, multi-estilo, multifacética…

Nos han hecho ver no como rockeros, sino como músicos, como artistas. Y nos han enseñado que los límites que genera el conservadurismo no tienen asidero y no son más que un invento mercantil que no identifica a la gente y que la divide.

Nos gustaría conocer cuáles son los planes de Disfonía para lo que queda del 2019.
Queremos lanzar un nuevo disco y promocionarlo con una nueva gira a México (y ojalá a Estados Unidos) el 2019. Tenemos en mente hacer un lanzamiento doble: un disco en formato eléctrico y otro acústico, en aras de reafirmar de forma definitiva nuestra dualidad y concepto.

¿Cuál ha sido la fórmula para satisfacer el gusto de sus fans durante tanto tiempo?
Si existiese algún fan nuestro, sabría perfectamente que nunca trabajaremos en pos de su gusto. Y al mismo tiempo, sabría que no dejaremos de trabajar.

Su satisfacción finalmente existe en base a nuestra actividad incesante y apasionada.

Muchas gracias por responder a esta entrevista. Si tienes algún mensaje o comentario final para los lectores de la revista, pues aquí tienes el espacio.
Un saludo fraterno y cariñoso de parte de Disfonía. Pasión, garra y entrega por siempre. Nuestro camino no dista del tuyo, hacemos lo mismo y pensamos lo mismo: no creas lo contrario. UP THE DFNs.

¡Si te gustó esto, sé un espectador activo y ponle LIKE a nuestra Fan Page de Facebook, síguenos en Instagram y en nuestras Redes Sociales!!!!

Más información sobre Disfonía en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =