Doña Francisquita, obra maestra de la música lírica

Se está representando actualmente en el Teatro de la Zarzuela en Madrid la obra de Amadeo Vives, “DOÑA FRANCISQUITA”.

Es una versión no literal de la obra en la que se ha optado por hacer importantes cambios en el guión, sobre todo en eliminar las partes habladas y resaltar las partes musicales y cantadas.

Como sabréis, una de las diferencias entre Ópera y Zarzuela es que en la Ópera solamente hay partes musicales y cantadas, mientras que en la Zarzuela, además, hay partes habladas en las que hay que “actuar” (de ahí que hay quien considera que es más difícil interpretar zarzuela que ópera, pues hay que estar bien dotado no sólo de voz, sino también ser buen actor).

doña francisquita

En esta versión de Doña Francisquita los tres actos de la obra se sitúan en momentos históricos diferentes:

El primer acto se sitúa en un estudio de grabación de los años treinta del siglo XX, con sus ropajes correspondientes a la época.

El segundo acto se sitúa en un plató de TV de los años setenta del mismo siglo, y se recrean los atuendos propios del siglo XIX, que es donde se sitúa la acción en el libreto original de la obra.

El tercer y último acto se sitúa en una representación en directo en la actualidad con los atuendos correspondientes actuales.

En todos los actos de Doña Francisquita hay un personaje, que se supone que es el productor de la obra, que explica el porqué de la eliminación de las partes habladas (para que no haya problemas de entendimiento si se representa en otros países de Europa).

En todos los casos hay protestas de los personajes de la obra, que piensan que no se va a entender la historia de la ficción, a lo que el productor aduce que él hará de narrador para unir los números musicales.

doña francisquita

Creo que esta versión de Doña Francisquita está muy bien pensada, y el hecho de eliminar las partes habladas no me parece mal, pues la verdad es que la música de esta obra es magnífica, pero no así el libreto hablado, que es un poco cursi y bastante obsoleto y caduco.

Las voces son espléndidas en todos los casos. A resaltar el tenor Ismael Jordi y su interpretación de la difícil romanza “Por el Humo…”, que fue soberbia y mereció un fuerte y larguísimo aplauso, poco frecuente en este exigente Teatro.

También estuvieron poderosas las voces de la soprano Sabina Puértolas y los restantes intérpretes y coro.

Además, se incluye un espléndido cuerpo de baile que hacen el famoso “fandango” y los demás números bailables de carnavales y demás, con la sorpresa inesperada de la aparición en el escenario de Lucero Tena y sus gloriosas castañuelas en la representación del día 31, en la que se encontraba entre el público espectador.

Los aplausos finales y el ambiente entre los espectadores que llenaban por completo el aforo del teatro eran de entusiasmo general, y justifican sobradamente estos montajes zarzueleros que desmienten la pretendida idea de que éste es un género amortizado y sin futuro.

En fin, que esta representación de “DOÑA FRANCISQUITA” en el TEATRO DE LA ZARZUELA será de referencia, y debería tomarse como ejemplo de por dónde debe transitar el mundo de la zarzuela en la actualidad.

Podríamos añadir, fuera ya de crítica lírica y al hilo de la tonta actualidad del llamado “proces” catalán, la falsificación histórica que pretenden los independentistas de la desafección del pueblo catalán con el resto del país.

Éste es un magnífico ejemplo de cómo un autor catalán (Amadeo Vives) sabe captar la idiosincrasia del pueblo madrileño y plasmarlo en esta obra maestra de la música lírica.

Encontrarás más artículos de Opinión AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − catorce =