EDU QUINDÓS – Parquesonoro

Desde tus comienzos en la música hasta llegar a la actualidad has pasado por varias bandas, hasta que finalmente decides comenzar tu andadura como Edu Quindós. ¿Fue una decisión meditada o surgió de forma espontánea?
Lo primero… Hola muy buenas, encantado de estar escribiéndoos estas líneas. Un placer que dediquéis un espacio a mis niñas y por supuesto a [email protected] [email protected], gracias por tomaros un rato en leerme. Dicho esto… pues la verdad es que… si hago recuento han sido dos bandas de temas “propios” y versiones: Freeriders y Plebeya, alguna de versiones “El retorno de la familia Swing”, alguna orquesta (sí… también…), coros, y algún intento de arrancar antes de salir como Edu Quindós (Flick y SxYnZ). Premeditado… no del todo. Tras grabar Plebeya con Plebeya (el único disco que lanzamos), nos planteamos sacar un segundo. Pero… se enfriaron las cosas, se tensaron otras y decidimos que ya era suficiente. Eso, no fue premeditado. Pero yo seguí componiendo, sin una idea clara, y no fue hasta casi 3 años después que me tiré a la piscina acompañado de mis ahorros y me decidí a grabar “Stay With Me”, con la idea de que fuera y así sigue siendo, totalmente gratis para quien quisiera entrar en mi web.

Hello es el título de tu segundo disco y ha sido totalmente autoproducido. ¿Cuál es la peor y la mejor parte de una autoproducción?
Tanto “Hello” como “Stay With Me”, como mi próximo disco han sido, son y serán autoproducidos. La decisión tiene que ver con llevar el proyecto en solitario y ver que era capaz de hacer mis propios arreglos y bueno… que el hecho de no tener familia, no tener vicios caros (ni baratos), tener pocos gastos y un coche viejo que aún aguanta me permitió tirar de ahorros. Autoproducir a todos los niveles, tanto musical como económicamente es… un follón de tres pares de narices. Tengo que decir, que en la parte musical he tenido el apoyo incondicional de Luis y Tomàs Robisco (guitarra/co-arreglista e ingeniero de sonido en Bucbonera Records respectivamente) así como de los otros músicos que han participado en ambos álbumes, Toni Mateos (batería) Jordi Vericat (bajo en “Stay With Me”) y José Robisco (bajo en “Hello”) y eso  ha sido BÁSICO para tirar adelante. Saber que respetaban mis decisiones, mi manera de pensar, mi manera de componer era importantísimo. No he trabajado nunca con un productor externo, pero me temo… que sería complicado para mí. En lo económico, es TERRIBLE. Es un enorme agujero. Hay que decir que no me lo he montado bien. Posiblemente, en lugar de grabar “Hello” tenía que haber destinado la pasta a promocionar “Stay With Me” para conseguir llegar a mucha gente. Como decía antes SWM está gratis en mi web (se puede comprar en tiendas digitales si se quiere, pero vaya, estoy allí más por hacer hueco) y al ser gratis está claro que no voy a recuperar dinero pero podía conseguir llegar a más gente que más adelante quisiera tener más música mía. Pero… pero… pero… las ansias de grabar me pudieron… y allí estaban esas 17 niñitas que me miraban con ojos de “queremos que nos oigan” y… no me pude resistir. Otra vez, una grandísima inversión. Hay que pensar que yo financio toda la grabación, los conciertos (los pocos), la publicidad, la colaboración en comunicación (ahora con Cristina Martín), y por suerte, trabajo en una empresa que me apoya también mucho: Bamf Producciones, una productora de la que soy director de producción y que ha sido la responsable de mis videoclips y directos. De hecho, una tremenda ayuda. Pero bueno, dejo para el final lo bueno de todo esto: HE PODIDO HACER LO QUE ME HA DADO LA GANA, y eso… eso… mola mucho!

Ya vemos que has contado con buenos músicos y con algunas colaboraciones. Cuéntanos qué te han aportado musical y personalmente. Para estos casos ¿es importante tener buenas relaciones con otros músicos?
Tengo la suerte de haber conocido a los hermanos Robisco (Tomás, Luis y Jose) en una de las bandas de versiones. Mantuvimos algún contacto pero muy ligero durante años, pero bueno, cuando tocas con ellos o, en el caso de Tomás, sabes cómo trabaja con la mesa, hay que tenerlo en cuenta y así lo hice. De hecho, con Jose no conté hasta Hello. Para SWM, al hablar con Tomàs y Luis del proyecto me dijeron que no pensara más para la base rítmica, que tenían el batería y el bajo perfectos, que además tocaban juntos. Yo, hasta entonces no los conocía. De hecho estoy bastante out de la escena musical. Y bueno, Toni y Kako (Jordi Vericat) se pulieron los temas en 2 días. Cosas buenas de tocar con grandes músicos, pues que puedes pasarles tus maquetas, con tus arreglos. Sacan sus instrumentos en poco tiempo, le dan el rollo que propones y se hace en un plis. La verdad es que me gustaría algún día grabar tras haber ensayado juntos durante algunas sesiones, pero de momento nuestra manera de grabar es muy independiente. Cada músico graba su parte por separado. Primero batería, luego bajo y por último nos liamos con las guitarras y la voz. Pero las garantías de una base sólida son indiscutibles. Con Jose en “Hello” fue exactamente lo mismo, confianza 100% y resultado perfecto. Pero insisto, tengo muy pocos amigos músicos. Aquellos con los que he tocado alguna vez y algún otro. Lamentablemente, de momento, por mi falta de capacidad para reunir audiencias, puedo hacer pocos o ningún concierto y bueno, de momento, el buen rollo que eso genera queda, en mi caso, limitado al concierto de presentación. Salvo con Luis que es con quien suelo hacer los acústicos o Víctor Pescador (un tremendo guitarrista madrileño) con quien toco cuando he hecho algo por Madrid.

Para los que no han escuchado tu disco Hello, ¿qué estilo y temática se van a encontrar?
Suelo decir que hago rock o pop rock clásicos, cantados en inglés y pasados o fuera de modas. Lo cierto es que es muy genérica esa definición pero, al fin y al cabo, con 17 canciones creo que es acertada. En Hello hay desde rock rock (Hello, Hero, Shooter, Go Away), baladas (All Your Thoughts Are His), una nana (My Sweet Heart), algo más folk (Long Time o Magical Life), sensualidad (My Last Sin) y… bueno, creo que solo he nombrado 9, quedan 8 más. Están las canciones que me salen, que me apetece hacer. No me ciño, y aquí se entiende lo de no tener productor, a un estilo marcado. Me gustaría conseguir que mi música gustara tal y como la hago, que suene a mí, no intentar parecerme a eso que suena o ha sonado en el pasado y que funcionó muy bien. Posiblemente podría hacerlo, incluso podría hacerlo bien pero… ¿y si no me gusta? Yo hago música porque me sale hacerla y ojalá pudiera ganarme la vida con ella, pero con la mía, con mis canciones, con mi estilo o no estilo. Y eso, muy posiblemente, hará que no consiga llegar a mucha gente, pero… qué le vamos a hacer. Para empezar canto en inglés y, ya sabemos cómo funciona eso por aquí, así que… Lo más importante, que se escuchen dos o tres temas y que vean si le gusta, si gusta, hay 29 de momento, alguna más habrá. Pero lo que está claro es que te tiene que gustar el rock. Hay muchas guitarras, intento jugar con melodías interesantes y todo con un sonido de un estudio de grandísimo nivel.

Dentro de este disco, el tema “Hello” forma parte de la BSO de la película “Nick”. ¿Cómo te llegó la propuesta? ¿Qué tiene que hacer un músico para que uno de sus temas forme parte de una BSO?
Hace unos meses, Juan González, el director de fotografía con el que trabajamos normalmente en Bamf (en la productora), nos comentó que iba a trabajar en un proyecto de una peli andorrana low cost pero muy interesante dirigida por Josep Pozo (lleva unos años en el cine). Nos pusimos en contacto porque buscaban co-productores, nos caímos bien, llegamos a un acuerdo de colaboración y, como suelo hacer en estos casos, le comenté que era músico y le dije que se escuchara los dos discos. Él estaba muy liado con el proyecto y supongo que escuchó por encima, es normal, por otro lado. Pero cuando leímos el guión (resumiendo, la peli es un thriller dramático de un adolescente que tiene que ir a vivir con su hermana mayor (a la que apenas conoce) a un pueblo perdido. Él presencia un crimen, la hermana que es la sheriff no le hace ni puñetero caso y bueno, es la mezcla entre su investigación de lo que ha visto y el drama interno del adolescente que es). Bien, “Hello” tiene que ver con esa parte. Esa necesidad de decir “Hola, estoy aquí” pero a la vez, “déjame hacer mi vida”. Le pasé a Josep la canción con la letra y me temo que tanto él como su equipo más cercano se enamoraron del tema (lógico por otra parte…). Así que decidimos que había que hacer algo. El tema es el cierre de créditos de la peli (se estrena el año que viene aunque hay una premiere en Andorra el próximo 28 de noviembre) y además aprovechamos para hacer un videoclip promocional de “Nick” y “Hello”, con escenas de la misma y algunas tomas extra en las que el protagonista, Cooper Grafar y yo compartimos pantalla. Otra de esas cosas que molan todo.

Te deseamos mucha suerte Edu! Un placer charlar contigo y conocerte un poco más.  Te seguiremos la pista muy de cerca 😉
Bueno, pues si alguien ha llegado hasta aquí estoy seguro de que al menos intentará escuchar algo. Lo primero gracias por tu tiempo, como ves, soy un tipo normal y corriente al que le gusta hacer música. No soy alternativo, ni rompedor, ni antitodo, ni estoy peleado con la vida, ni un romántico empedernido, soy… normal, quizás demasiado y todo, pero mis niñas no, ellas son especiales, échales un tiento.
Y para saber más de mí, me encontráis en:
www.eduquindos.com   (aquí además se puede descargar “Stay With Me” gratis)
www.facebook.com/EduQuindosFP (mi FB como músico)
www.youtube.com/EduQuindosBand (conciertos acústicos, eléctricos, videoclips y alguna chorrez)
www.twitter.com/EduQuindosMusic (lo reconozco, soy más de FB)
www.instagram.com/eduquindos (esto es más personal, pero de cuando en vez suelto algo de mi música)
Y por supuesto podéis comprar mi música en iTunes, Google Play, Amazon entre otros. Y también ando por Spotify.
Me encanta recibir mensajes, quede dicho
Besos, abrazos y achuchones varios.

Deja tu opinión!

diez + dos =