En Árbol Difunto, una banda sólida y con talento

En Árbol Difunto: “La típica frase de ‘apoyen el rock nacional’ es mendigar que la gente te escuche”

Había escuchado buenas críticas de En Árbol Difunto desde el año pasado. No fue hasta hace pocos meses, cuando asistí a las fases clasificatorias de los Premios Chuquiago Rock n Roll en la ciudad de La Paz, que presencié un concierto suyo.

En Árbol Difunto es de las pocas bandas por las que puedo poner mis manos al fuego y dar fe de su calidad y trabajo. Aquí ya no hablamos de potencial, sino de hechos: es una banda sólida y talentosa. Me apresuré a pedirles una entrevista y no me queda más que agradecerles por el tiempo y dedicación a ella.

Rock progresivo, una esencia acústica y una evocación a la literatura nacional desde el propio nombre. En Árbol Difunto se arriesga en el escenario, se arroja al escrutinio del público mostrándose tal cual es, y ésa es la clave de su genialidad.

en árbol difunto

En Árbol Difunto, una banda sólida y talentosa

¿Cuándo nace En Árbol Difunto y con qué integrantes?
(Adrián) En árbol difunto nace el año 2014 al reunirnos Gabriel y yo a improvisar canciones con lo que teníamos: dos guitarras acústicas.

Así no más, nos gustó bastante la química a la hora de improvisar melodías y acordes, que decidimos tomar el formato de banda de rock para empezar a consolidar las ideas que teníamos para crear canciones.

(Gabriel) Poco antes de iniciar la banda yo venía de cantar en otra llamada Maple con la que hacíamos rock alternativo, que terminó rompiendo por algunas diferencias creativas.

De ahí jalé a Jorge Villaseca para tocar el bajo y a Omar Jiménez para la batería. Ellos, Adrián (guitarra y voz) y yo (también guitarra y voz) fuimos con quienes inició la banda.

De esa formación original actualmente quedamos Adrián, Omar y yo. Completando lo que es la formación actual están Vicente Contreras (bajo) y Adriana De La Rocha (violoncello).

¿Con qué género e influencias nació la banda? ¿En la actualidad ha cambiado algo al respecto?
(Adrián) Iniciamos la banda con la idea de hacer música que nos gustara a nosotros, y con cosas que (en ese entonces) nos interesaban explorar y trabajar: ritmos complejos orientados hacia lo que es el rock progresivo (un género que pisó fuerte en la vida de todos los miembros de la banda), disonancias y música instrumental, pero también queríamos que nuestra música tuviera mucha energía y se pudiera disfrutar de ambas maneras.

(Gabriel) Creo que tanto el paso de distintos miembros por la banda, como el cambio en nuestros gustos a través del tiempo ha dado como resultado ciertos cambios de carácter entre canción y canción, pero me parece que en cuanto a género nos hemos mantenido constantes. Entre las cosas que escuchábamos cuando empezamos están The Mars Volta, Toe y Violeta Parra.

¿Por qué escogieron En Árbol Difunto como nombre de banda?
(Gabriel) Nos costó bastante encontrar un nombre con el cual nos sintiéramos cómodos, pues no queríamos que fuera cualquier cosa, sino algo que realmente reflejara lo que somos como banda. Si bien comenzamos a ensayar en 2014, no fue hasta un año después cuando encontramos una respuesta.

A mí me gusta bastante la poesía, y por ese tiempo había leído “Madera viva y árbol difunto”, que es un poemario de la poeta boliviana Blanca Wiethüchter.

Como nosotros habíamos empezado la banda con la intención de hacer música acústica, con ese timbre característico de las maderas de las guitarras, nos pareció que la idea detrás del título de este poemario encajaba con lo que nosotros estábamos haciendo.

El árbol muere, pero de cierta forma pervive en los objetos en los que se usa la madera, como en los instrumentos. Se puede decir que producimos nuestras canciones en árboles difuntos, pero con ellos hacemos música, y no hay nada más lleno de vitalidad que la música.

¿La banda empezó con covers o directamente composiciones?
(Adrián) La banda existe y sigue existiendo gracias a esta necesidad que hay de hacer y componer canciones. Entonces, interpretar canciones de otros artistas nunca fue parte de la ecuación.

Las únicas canciones que tocamos de otros artistas en estos cuatros años fueron “Heima”, de la banda islandesa “Sigur Rós”, e “In my time of need”, de la banda sueca Opeth.

Esto por tener que cumplir un tiempo de set, ya que aún no teníamos suficientes composiciones en ese entonces. Estamos hablando de nuestras primeras presentaciones, allá por finales de 2015, inicios de 2016.

(Gabriel) También tocamos una vez una de The Velvet Underground, pero ya no me acuerdo cuál era.

¿Podrían hablarnos de su experiencia tocando estos últimos años? ¿Qué nos falta como sociedad, como escena musical para apoyar al género que hacen y a las bandas jóvenes en general?
(Adrián) Creo que es importante arriesgarse a quedar en ridículo, no temer a tus propias ideas, ni tampoco de plasmar en tus composiciones quién eres y lo que quieres decir, tanto en palabras como en notas y ritmos.

Estar en el escenario y disfrutar de tocar tu propia canción, que es un acto de mucha vulnerabilidad ante el público, ya que muestras tu goce al estar ahí con tu instrumento, mostrándote y transmitiendo lo que quieres decir.

Ahora, esto va de la mano a la siguiente parte de la pregunta. Muchas veces nos dicen, y nosotros mismos nos creemos esa idea de que el “feeling” es el ingrediente principal, y si demuestras tenerlo tu música está bien hecha.

Pienso que ese tipo de ideas son parte del problema con nuestra escena musical. La música no debe ser solo liberación y goce. También es frustración y rabia. Y no solo tiene que ver con emociones. También es disciplina, constancia y sobre todo estudio. El “feeling” viene solo una vez que se tiene la convicción de lo que se hace y de lo que se dice.

Por otro lado, la típica frase de “apoyen el rock nacional” en mi opinión es mendigar que la gente te escuche. Si tu producto es bueno, caminará por sí solo.

No necesitas pedir el apoyo de personas que no conoces, y que no tienen ninguna obligación de apoyarte solo por ser bolivianos como tú. Trabaja tu música, dale el tiempo que realmente se merece y respétala, así como respetas tu título profesional, a tu familia o a ti mismo. Trabaja tu música y dale la dedicación que se merece.

en árbol difunto¿Qué material musical tienen lanzado hasta ahora?
(Adrián) Hasta ahora hemos lanzado un EP con cuatro composiciones, y actualmente nos encontramos en la etapa de post producción de unas sesiones en vivo de otras varias composiciones que realizamos a finales del año pasado. Esperamos sacar todos los videos en los siguientes meses.

¿De qué tratan los temas de En Árbol Difunto?
(Gabriel) Como había mencionado antes, yo tengo mis idas y vueltas con la poesía. Antes consumía mucha poesía boliviana y latinoamericana, y me dejaba influenciar por el trabajo de Wiethüchter, o el de Edmundo Camargo (otro gran poeta nacional), o el de Octavio Paz.

En esos primeros tiempos era yo quien escribía la mayor parte de las letras, pero las canciones más nuevas son un trabajo más colaborativo entre Adrián y yo, e intentamos incorporar ideas ya no solo de la poesía, sino de otras cosas que nos gustan, como películas, novelas, o hasta cómics y videojuegos, no haciendo referencia directa a estos trabajos (a excepción de una canción llamada “Jaibo”, en donde nos referimos directamente al personaje de una película de Luis Buñuel), sino en cuanto a las sensaciones e ideas que estos trabajos que nos gustan nos dejan flotando en la cabeza.

Algo que me llama la atención de la banda es la interpretación en vivo y lo acústico de ella. Quisiera que me hablen sobre estos elementos y cuán importantes o no son para ustedes.
(Adrián) Como mencionamos anteriormente, la banda nació bajo la primicia de el “árbol difunto”, es decir, hacer música manejando ese comportamiento en sonido de las guitarras acústicas, y desde luego también del cello. Este punto de partida nos ha dado grandes oportunidades creativas como también varias complicaciones.

Nuestro principal problema siempre fue lograr una buena microfonía de los instrumentos para las presentaciones en vivo.

Pero también una de las cosas que más nos hizo pensar fue esta idea de tener un formato “híbrido” entre una banda de rock (bajo y batería) y un ensamble de cámara (guitarras acústicas y cello), y qué hacer con esto. Creemos que el “color” particular que tiene la banda es gracias a esta mezcla de timbres y a estas limitantes técnicas.

Así que sí, cada uno de los instrumentos es muy importante para nosotros.

Asimismo, este año han participado del concurso Chuquiago Rock n Roll, llevando el primer lugar y demostrando ser una de las bandas que representa la nueva generación de música del país. ¿Cómo fue tocar en este concurso?
(Adriana) Ha sido una experiencia interesante. Al inicio, la motivación fue tener plazos fijos para trabajar en composiciones nuevas, y de paso probar suerte.

En el lapso del concurso hemos visto la necesidad de jalar público, cosa que antes no era una prioridad. Igualmente nos ha movido a trabajar en el plano escénico. Pienso que nos ha ayudado a reforzar esos aspectos que habíamos dejado un poco de lado.

¿Qué planes tiene ahora En Árbol Difunto?
(Adrián) Queremos sacar los videos de las sesiones en vivo que realizamos, componer nuevas canciones e incorporar nuevos elementos al sonido de la banda. Nos encontramos experimentando con sonidos electroacústicos, los cuales queremos incorporar sin deshacernos de la esencia acústica de la banda. También nos gustaría ir a tocar a otros departamentos del país.

(Gabriel) Además de eso, hemos estado trabajando en nuestro primer videoclip de manera casera e independiente. Eso también saldrá eventualmente, así como el maxi single que, gracias a que ganamos los Premios Chuquiago, vamos a entrar a grabar pronto.

¿Qué bandas bolivianas escuchan y cuáles nuevas recomiendan?
(Gabriel) Tenemos una relación muy cercana con Azorella, quienes han empezado casi paralelamente a nosotros, y con quienes compartimos bajista y baterista. También me gusta el trabajo que hace el colectivo El Otro Baile, especialmente con el rock experimental de Enfant, y la interesantísima exploración de la música latinoamericana a la que se dedican los Mellizos Gonzales.

(Adrián) Quizá mirar un poco más atrás en la historia musical de Bolivia, y un poco más allá de los límites de las ciudades. Escuchen de todo. Salsa, música brasilera, rock de cualquier parte del mundo, cumbia, valses, huayños, música académica o de tradición escrita, música tradicional del mundo. Así, realmente de todo, puede ayudar a tener un panorama mucho más amplio de todo esto de hacer y componer música.

¿Qué le dirían a alguien para invitarle a escucharlos?
(Adriana) Los invitaría a que nos busquen por Spotify, Bandcamp o YouTube, y que se pasen por nuestra página de Facebook para poder estar atentos a nuestros próximos conciertos y lanzamientos. También nos gustaría animarlos a que exploren y escuchen nueva música constantemente. Aquí en La Paz tenemos propuestas musicales nuevas muy interesantes como las que mencionó Gabriel, como también las hay en el resto de Bolivia, en el resto de Latinoamérica y en el resto del mundo.

(Gabriel) Siguiendo con eso último que decía Adriana. Yo creo que, así como es responsabilidad de los músicos el ocuparse en hacer la mejor música que puedan, es también responsabilidad del público el salir de esa zona de confort de lo ya conocido. La música es un mundo y al no explorarlo no hacemos otra cosa que perdernos de sus incontables facetas y limitar nuestros propios horizontes. Escúchennos, sí, pero no sólo a nosotros. El mundo entero resuena.

Más información sobre En Árbol Difunto en el siguiente enlace:
Ver Facebook

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

facultad de música
One Comment
  1. Yuyas
    septiembre 11, 2018 | Responder

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 10 =