Enforcer y su esperado quinto disco Zenith

Enforcer finalmente ha lanzado su esperado quinto disco titulado Zenith (2019), una explícita declaración de intenciones en el que la agrupación sueca insinúa que se encuentra en el punto más alto de su carrera.

Después de dos años tocando poco más de 200 conciertos alrededor del mundo, Olof Wikstrand (guitarrista, vocalista y fundador de Enforcer) decidió que era momento de ponerse a escribir nuevas canciones y dejar de tocar el mismo repertorio.

Desde 2017 se puso a trabajar de la mano de su hermano, Jonas Wikstrand (baterista), para dar forma a uno de los discos de heavy metal más esperados desde el año pasado.

Había trascendido que el disco vería la luz en 2018, sin embargo, por cuestiones ajenas a la agrupación, fue hasta finales de abril de 2019 que el mundo pudo escuchar el álbum.

enforcer

Enforcer y su nuevo trabajo Zenith, ¿un disco aburrido o variado?

Zenith es el disco más variado de Enforcer hasta la fecha. Su discurso más recurrente es que han intentado poner la vara más alta en relación con sus anteriores trabajos.

De acuerdo con el vocalista, From beyond (2015) y Death by fire (2013) significaron un paso adelante en el sonido de la banda, pero ambos fueron un mismo escalón.

En esta quinta entrega, Olof tuvo mucho cuidado de ampliar el espectro de inspiración llegando a temas tan disímiles como Sail On, y la muy comentada balada Regrets, que en realidad es un cover de la canción Zadnji Izlet (“último viaje”, en esloveno) de Terminal (el proyecto alterno de Tobias Lindqvist, bajista de Enforcer).

De hecho, ésta no es la primera ocasión en la que Enforcer toma una canción de esa banda: From Beyond (la canción) es un cover de Slovo.

Para tratar de balancear el álbum, la agrupación metió piezas que beben de la vieja vena de sus primeros discos, canciones directas y veloces con armonizaciones hipnóticas, como Thunder and Hell y Searching for You, en lo que claramente se antoja como un intento de mantener satisfechos a los fanáticos que siguen a la banda desde sus inicios.

Esto no hace desmerecer a sus otras piezas. Hay un enorme trabajo de producción en temas como One Thousand Years of Darkness y Forever We Worship the Dark, donde Olof tuvo la grandilocuencia de armonizar su propia voz en coros que acompañan la melodía de las canciones, obteniendo un resultado verdaderamente sublime.

¿Por qué lanzar una versión en español del disco?

enforcer

Un interesante añadido a este álbum es que Enforcer decidió lanzar una versión alterna enteramente cantada en español, misma que merece su propio análisis, sobre todo desde dos aristas: las letras y el impacto.

La intención de Olof fue hacer un disco que pudieran entender los fanáticos latinoamericanos, que a su juicio es uno de los mercados más importantes para la banda.

Contrario a lo que todas las agrupaciones hacen (de pensar que con el inglés basta para darse a tender en el planeta), Olof prefirió reescribir todas las canciones del álbum en español.

Aunque la intención es por demás plausible, el resultado se queda muy corto, pues se sacrificó la cadencia natural de las líneas vocales en aras de hacer embonar el todavía muy incipiente vocabulario de Olof.

Un claro ejemplo es la canción Zenith del sol negro, donde el verso del estribillo es obligado a decir: “sol negro”, rompiendo por completo la cadencia de la pieza original.

Esto no tiene nada que ver con traducir la letra, tiene que ver con respetar el sonido de los fonemas y sus tiempos de duración. Al decir “sol negro” está utilizando tres sílabas, cuando en la canción original bastan dos para decir “black sun”.

Otro ejemplo es la canción Voy a encontrarte: el estribillo homónimo utiliza cinco sílabas, mientras que en la versión original necesita cuatro para decir: “searching for you”. Tal vez “voy tras de ti” habría funcionado mejor.

De este tipo de variaciones está plagado Zenith en su versión en español.

Más allá de estos detalles fonético/idiomáticos, lo que en realidad debemos resaltar es aquel mito de que “el metal sólo debe ser cantado en inglés”.

Enforcer nos ha demostrado dos cosas: así de mal se escuchan las bandas que cantan en un idioma que no hablan y, al mismo tiempo, comprueban que es posible cantar en un idioma diferente al inglés.

enforcer

Que una banda sueca decida cantar en español para darse a entender a los fanáticos latinoamericanos, debería poner a pensar a todas esas bandas hispanoparlantes que por una mera tendencia (imperialista, mercadotécnica, malinchista o por simple y llana ignorancia) han decidido hacer sus canciones en inglés sin saber hablar inglés.

Zenith es un disco que ya está dividiendo la opinión de los fanáticos. Sin embargo, ha funcionado como una gran prueba de congruencia para la banda, que siempre se ha mostrado convencida de sus canciones.

Con esa honestidad no es de extrañar que estemos ante un álbum que se añejará como todo un clásico del heavy metal de esta década que ya agoniza.

Más información sobre Enforcer en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más Reseñas de discos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 2 =